Escrito por

Cómo hacer un molino de viento para el colegio

como-hacer-un-molino-de-viento-dibujo-molino

Cuando pensamos en un molino de viento generalmente nuestra imagen mental nos lleva a un paisaje campestre, rudimentario, de lugares o países lejanos en los que la tecnología no es precisamente la más moderna, o más aun, pensamos en épocas lejanas, de antes de la revolución industrial o las clásicas postales evocadoras de Don Quijote de la Mancha y sus andanzas medievales.

Lo cierto es que en aquellos tiempos, los molinos de viento tenían una función procesadora de grano, es decir el movimiento que provoca la energía eólica era aprovechada como energía mecánica para triturar los granos, principalmente el maíz, de manera continua con el fin de transformarlo en harina para su almacenaje y la elaboración de pan; por otro lado su uso también se popularizó como mecanismos para extraer agua.

como-hacer-un-molino-de-viento-molino-en-el-campo

Actualmente, los molinos de viento aún son muy útiles pero su uso se ha enfocado en la generación de energía eléctrica de manera eólica. Aunque su funcionamiento sigue básicamente los mismos principios de la antigüedad, es decir una estructura fija en forma de pirámide o cilindro con una punta en la que se encuentran unas aspas móviles que se orientan para aprovechar los vientos, la modernidad y la tecnología han modificado los diseños para mejorarlos.

como-hacer-un-molino-de-viento-dibujo-en-blanco-y-negro-molino

Cómo hacer un molino de viento para el colegio

Hacer un molino de viento en el colegio como proyecto de ciencias o tecnología, es una excelente manera de enseñar a los jóvenes y niños el funcionamiento de diversos principios mecánicos así como parte de una educación en energías renovables y no contaminantes. Hacer un molino de viento además es una manualidad muy divertida y que fomenta la colaboración y el trabajo en equipo.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-imagen-dibujo-ninos

Para hacer un molino de viento fácil y sin complicaciones, lo primero es seleccionar los materiales con que lo elaboraremos. Deberás considerar materiales ligeros ya que lo ideal es que sea un proyecto funcional y entre más ligero el material de las aspas, más sencillo será que se muevan con las ráfagas de viento aunque sean ligeras como un simple soplido. En este primer ejemplo por su facilidad y lo sencillo de los materiales te diremos cómo hacer un molino de viento de lata.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-latas

Cómo hacer un molino de viento en maqueta

Primero lava bien tu lata, puede ser de cualquier líquido siempre que se encuentre en buen estado sin abolladuras ni rajaduras. Corta la parte de arriba de la lata y déjala como un vaso. A continuación, para hacer un molino de viento has ocho rajaduras a lo largo de toda la lata y hasta aproximadamente dos centímetros de su base, procurando que cada segmento quede del mismo tamaño. Cada uno de esos segmentos será un aspa del molino.

Utilizando guantes de seguridad, aplana los segmentos cortados hacia la base de tal manera que quede como una flor de largos y cuadrados pétalos, con la base como centro y los segmentos como los pétalos. Para reducir el riesgo de alguna cortadura accidental con las aspas al hacer un molino de viento, es buena idea pasar una lija por los bordes y sobre la lámina, ayudando de esa manera también a que si decides pintarlo la tintura fije de manera más permanente.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-latas-colores

Si decides pintar las aspas del molino de viento, este sería el momento ideal. Puedes hacer gala de tu creatividad creando diseños de color que se mezclen al girarlo y creen todo un espectro de colores o bien puedes simplemente pintarlo de un solo tono de manera sencilla o bien realizarle motivos o dibujos alusivos al proyecto. Para fijar la pintura, puedes aplicar una capa de poliuretano al secarse la pintura.

Con las aspas listas, procede a tomar un palo de madera de aproximadamente 30 centímetros de largo y fija las aspas con un clavo grueso al palo de madera. Asegúrate de que el agujero en el centro de las aspas no quede exacto al clavo, sino más bien que sea ligeramente más ancho, esto para permitir que al momento de que se encuentre en contacto con el viento, el molino de viento pueda girar.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-molino-campo-de-flores

Cómo hacer un molino de viento de papel

Hacer un molino de viento de papel es quizá la manera más simple de realizar el proyecto de hacer un molino de viento para el colegio. Solo necesitarás un popote o pajilla, una cartulina delgada o una hoja de papel, algo de pegamento y una tachuela. Corta tu hoja de papel o cartulina delgada en forma de un cuadrado perfecto, si te es posible el tamaño recomendado es de quince centímetros por lado.

Corta el cuadrado por cada orilla, realizando un corte diagonal de cada orilla hacia centro pero dejando un espacio de aproximadamente un centímetro y medio en el centro sin cortar. Toma una orilla de las resultantes con los cortes y dóblala hacia el centro, perforándola con la tachuela. Repite este procedimiento con la mitad de las orillas, en un patrón alternando, es decir una orilla si y una orilla no.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-de-papel-molino-azul

Una vez hecho esto, coloca cada orilla perforada doblada al centro una sobre la otra y al final para sellar la forma del molino aplástalo con la tachuela uniendo fijamente asi las aspas del molino de viento de papel. Por detrás, coloca el popote o pajilla y en la orilla superior de este, pínchala con la orilla de la tachuela que tiene las aspas de papel y fija la estructura con un poco de pegamento o una gota de silicona detrás en la punta de la tachuela que sobresale de la pajilla o popote.

como-hacer-un-molino-de-viento-para-el-colegio-de-papel-molino-flecha

Deja secar el pegamento o silicona y listo, tendrás en tus manos un molino de viento de papel. Realiza pruebas de su funcionamiento colocando el molino en alguna ventana o balcón donde corra un poco de viento o bien sopla ligeramente sobre las aspas para verlas girar. Si observas algo de resistencia, mueve un poco la tachuela sobre las aspas para generar un poco más de espacio que permita un movimiento más libre del molino. Juega con diseños y materiales, con un poco de color puedes tener un molino de viento para el colegio totalmente original.

Cómo hacer molinos de viento para el jardín

Ya hemos visto cómo puedes hacer un sencillo molino de viento en maqueta o de papel, pero también podemos hacer uno qué colocar luego en el jardín. Un molino de viento con su estructura y un diseño destacado pero que no sea demasiado complicado de hacer.

Como hacer molino de viento jardin

Así, utilizando chapa, clavijas de madera, pintura, algunos sujetadores y herramientas de mano simples, puedes hacer un molino de viento liviano y duradero para agregar un toque de fantasía a tu jardín o césped. Montado, este molino de viento puede llegar a superar el metro de altura, de modo que corta las piezas en función de como lo quieras de alto, o si por ejemplo, deseas que el molino de viento sirva  como veleta, y se mueva realmente cada vez que sople el viento.

Veamos todos los pasos a seguir (son bastantes) para hacer tu molino de viento para el jardín.

Paso 1

Corta una hoja de metal de calibre 28 o más pesada en un cuadrado que mida un medio metro o más usando tijeras de estaño. Taladra un agujero en el centro exacto de la hoja de metal con una broca de ¼ de pulgada.

Paso 2

Ata un extremo de una pieza de cuerda de aproximadamente de 300 cm de largo a un lápiz de grasa. Lleva el otro extremo de la cuerda a través del agujero en el centro de la chapa hasta que queden unos 200 cm de cuerda entre la chapa y el lápiz. Pega el extremo libre de la cuerda en la parte posterior de la chapa.

Paso 3

Soste el lápiz en posición vertical y, con la cuerda que sobra, dibuja un círculo alrededor del agujero perforado en la chapa. Esto te dará un círculo de unos 400 centímetros de ancho. Retira la cinta y la cuerda. Corta el círculo con tijeras de estaño.

Paso 4

Dibuja una línea a través del centro del círculo metálico que divida el círculo por la mitad, usando un lápiz de grasa y una regla. Dibuja otra línea para dividir el círculo en cuartos. Dibuja dos líneas más a través del centro del círculo metálico para dividir cada cuarto por la mitad. Corta a lo largo de cada línea con tijeras de hojalata, deteniendo el corte a 6,5 centímetros del centro del círculo. Debería terminar con un círculo con 8 hojas de tamaño similar a un abanico, cada una mide aproximadamente unos 15 centímetros.

Paso 5

Dibuja un octágono de unos 12 centímetros de ancho en el centro del círculo de metal con el lápiz de grasa conectando los extremos interiores de las líneas de corte de cada hoja con las líneas de corte al lado de ellos. Anota el metal a lo largo del octógono con un cuchillo de uso general. Da la vuelta al círculo metálico. Mide y marca un punto a lo largo del borde izquierdo de cada hoja del ventilador que está a 12 centímetros del borde exterior de la hoja. Desde este punto, dibuja una línea que se incline hacia atrás hacia la esquina interior derecha de cada cuchilla. Marca el metal a lo largo de las líneas en ángulo con un cuchillo de uso general.

Paso 6

Levanta cada cuchilla hacia ti, doblándola suavemente a lo largo del primer conjunto de líneas que anotaste. Identifica estas líneas de puntuación por la forma de octágono que forman en el círculo metálico. Deten cada doblez aproximadamente a un ángulo de 45 grados desde su posición original. Voltea el círculo con cuidado. Doble cada hoja hacia atrás a lo largo del segundo conjunto de líneas de puntuación. Identifica estas líneas de puntuación por la línea en el ángulo que haga en cada cuchilla. Deten los pliegues aproximadamente a 45 grados de tu posición original. La doble curva en las cuchillas crea un efecto de molinete para ayudar a atrapar el viento.

Paso 7

Corta una espiga de madera de 2,5 cm de diámetro con 1,5 m con una sierra manual. Corta un extremo de la espiga hasta un punto con una sierra manual. Corta una segunda pieza de madera de 2,5 cm de diámetro con una longitud de 1,5 m. Dibuja una línea en una de las caras del extremo de la clavija de 30 cm que divide la clavija circular por la mitad. Asegura la espiga en un tornillo de banco y corta en la línea marcada con una sierra de mano, creando una ranura de 5 cm de profundidad en el extremo de la espiga.

Paso 8

Corta una forma trapezoidal de la chapa con dos lados paralelos de 17 y 7 cm y dos lados angulados de aproximadamente 20 cm. Desliza el extremo corto de la aleta metálica con forma de trapecio en la ranura de 5 cmlargo en la espiga de 30 cm. Taladra dos orificios espaciados uniformemente por el lado de la espiga, a través de la aleta y retira por el otro lado de la espiga, usando una broca ligeramente más ancha que el diámetro de un perno de 1¼ de pulgada de largo. Asegure la aleta a la espiga usando dos pernos de 1¼ pulgada.

Paso 9

Cubre todas las piezas de madera con pintura de látex exterior y todas las piezas de metal con pintura metálica, utilizando un pincel. Deja que la pintura se seque.

Paso 10

Sujeta la espiga de 30 cm con la aleta atada, ubica la cara final de la espiga con nada unido a ella y marca un punto en el centro de la cara final. Taladra un agujero piloto en la marca, usando una broca ligeramente más estrecha que el diámetro de un tornillo de 2 pulgadas. Enrosca una arandela en un tornillo de 2 pulgadas, luego enrosca el círculo metálico con las cuchillas en el tornillo y luego enroscauna segunda arandela en el tornillo. Lleva el tornillo en el orificio piloto, pero no con tanta fuerza que detenga las cuchillas metálicas para girar libremente.

Paso 11

Conduce el extremo puntiagudo de la clavija con un martillo de goma. Verifica el nivel usando el nivel de carpintero. Taladra un agujero piloto hacia abajo a través del extremo superior de la espiga, utilizando una broca ligeramente más estrecha que el diámetro de un tornillo de 2½ pulgadas.

Paso 12

Encuentra el centro de gravedad del molino de viento balanceando el lado de la clavija de 12 pulgadas en tu dedo. Marca el centro de gravedad con un lápiz. Taladra a través de la espiga en la marca usando una broca un poco más ancha que un tornillo de 2½ pulgadas. Asegúrate de que la aleta esté orientada perpendicularmente al suelo al taladrar. Desliza el tornillo a través de la espiga de 30 cm y atorníllalo en el orificio piloto en la parte superior de la espiga de 150 cm, pero evita atornillarlo tan fuertemente que detenga la rotación del molino de viento libremente.

Cómo hacer molinos de viento con botellas de plástico

Hemos visto como hacer un molino de viento para el jardín, pero es algo quizás demasiado elaborado (aunque para nada complicado), de modo que os explicamos a continuación un diseño más sencillo y además realizado con un material reciclable como son las botellas de plástico.

Para hacer este molinillo, necesitas varias botellas de plástico (una de ellas que sea completamente transparente), un alambre rígido, y una mariposa que habremos hecho con papel y que nos va a servir de plantilla así como un cuter y un rotulador y unas bolitas para usar como rodamiento.

Lo primero que tenemos que hacer es coger una de las mariposas y utilizarla a modo de plantilla sobre las botellas de plástico, menos la que es transparente. Necesitaré al menos cuatro mariposas y hemos de estar seguros de que el cuerpo de estas sobresale a las alas.

Ahora coge la botella transparente que será en realidad nuestro molinillo, y donde vamos a pegar las mariposas recién cortadas. Para ello debes dibujar una línea por la mitad de la botella. Sigue esa línea para dibujar un círculo alrededor de la botella y ahora este divídelo en cuatro partes, marcando cuatro puntos.

Ahora en cada punto, dibuja una pequeñas líneas transversales que luego vas a cortar para que las mariposas nos queden ligeramente inclinadas una vez las coloquemos en la botella. Cortamos ahora esas líneas inclinadas para introducir las cabezas de las mariposas.

Una vez introducidas todas las cabezas de las mariposas en los agujeros que hicimos en la botella, marcamos otra línea debajo para introducir la cola. Así nuestras mariposas, quedan sujetas sin cola alguna y ligeramente inclinadas, algo que irá bien para aprovechar mejor la fuerza del viento.

Saca las mariposas, borra cualquier línea de rotulador marcada, y vuelve a colocarlas. Verás como ahora queda con un resultado mucho mejor.

A continuación, debes hacer un agujero en el tapón y base de la botella transparente y pasamos un alambre. Cogemos lo que nos ha quedado de las botellas que hemos usado para hacer las mariposas y recortamos trozos para decorar nuestro molinillo. Podemos coger y recortar las bases en forma de flor.

Coge un trozo de madera no muy grande y tampoco no muy ancho, y haz un agujero en el extremo, pasa el alambre, y a continuación, coloca dos bolitas con agujero. Ahora coloca el molinillo. Coloca las flores que hemos cortado en el extremo sobrante del alambre y listo, ya tendrás tu molinillo hecho con botellas de plástico.

Si deseas ver cómo hacer este molinillo a continuación, no te pierdas este vídeo:

Si te gustan las manualidades, te enseñamos también cómo hacer un globo aerostático.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos