La función de relación Sistema Nervioso y Sistema Endocrino

Las semejanzas existentes entre el sistema nervioso y el sistema endocrino son muy evidentes. A continuación las veremos de una forma muy clara e ilustrada con un ejemplo. Ambos son sistemas de regulación y se encuentran estrechamente relacionados, tanto que en ocasiones se hace referencia a un mecanismo de regulación “neuroendocrino”. Qué es el sistema […]
EspacioCiencia.com

Las semejanzas existentes entre el sistema nervioso y el sistema endocrino son muy evidentes. A continuación las veremos de una forma muy clara e ilustrada con un ejemplo. Ambos son sistemas de regulación y se encuentran estrechamente relacionados, tanto que en ocasiones se hace referencia a un mecanismo de regulación “neuroendocrino”.

Qué es el sistema nervioso

Es un conjunto de órganos y estructuras formados por células muy especializadas. Constituidas por neuronas, pero con una serie de ramificaciones. Con el cerebro al frente de todo el sistema nervioso central. Su función es recibir información de estímulos por los receptores (sentidos), las interpreta, elabora las respuestas y las transmite para dar una respuesta rápida, inmediata y adaptada a las circunstancias.

Que es el sistema nervioso

Cualquier cambio que haya en el ambiente genera respuestas, las variaciones ambientales son los estímulos.

De esta forma el sistema nervioso selecciona el tipo de respuesta a adoptar ante un determinado estímulo. Las reacciones que tiene el sistema nervioso son de distinta forma, desde un simple parpadeo, un susto, o correr.

Pero el sistema nervioso no solo selecciona respuestas ante estímulos externos; tiene otra función que es controlar nuestro sistema digestivo y circulatorio entre otros. Estos estímulos son internos.

Qué es el sistema endocrino

El sistema endocrino está formado por el conjunto de glándulas secretadas internamente o glándulas endocrinas. Estos no tienen conducto excretor, pero están equipados con una rica red de vasos sanguíneos, en los que vierten las sustancias que ellos mismos producen, las hormonas.La estructura íntima de las glándulas endocrinas y las características de las hormonas guardan una semejanza extraordinaria en todos los vertebrados. Las diferencias se refieren principalmente a la forma, la ubicación anatómica, la ausencia o presencia de algunas de estas glándulas y la función que pueden realizar hormonas casi idénticas en diferentes organismos.A través de las hormonas, el sistema endocrino cumple las funciones reguladoras del metabolismo, sobre los procesos del crecimiento y la reproducción.

Las glándulas endocrinas que forman el sistema endocrino son las siguientes:

  • Hipófisis: en las hembras estimula el desarrollo del folículo (adhesión de estrógenos y posiblemente ovulación; en machos estimula la espermatogénesis.
  • Epífisis: regula el reloj biológico; puede regular el inicio de la pubertad
  • Tiroides: aumenta la tasa metabólica en la mayoría de las células del cuerpo, aumenta la temperatura corporal, regula el crecimiento y el desarrollo
  • Paratiroides: estimula la liberación de calcio de los huesos; promueve la absorción de calcio por el intestino; promueve la reabsorción de calcio por los riñones
  • Suprarrenales: aumentan los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre; aumentan la tasa metabólica; aumentan la frecuencia e intensidad de las contracciones cardíacas; causar una constricción de los vasos sanguíneos
  • Páncreas: disminuye los niveles de glucosa en sangre, aumentando su absorción por las células y transformándola en glucógeno; regula el metabolismo de las grasas
  • Gónadas: Glándula genital, masculina o femenina, encargada del desarrollo de las células reproductoras.

Que es el sistema endocrino

La función de estas glándulas es producir unas sustancias, llamadas “hormonas”, que se vierten en la sangre, modificando y regulando así la acción de otros órganos del cuerpo. Para ello disponen de receptores especializados que identifican la hormona correspondiente.

Por ejemplo la secreción de insulina según el sistema haya captado una determinada concentración de glucosa en sangre.

Ahora la pregunta es: ¿quién da órdenes a las glándulas hormonales para controlar la secreción de hormonas?

La respuesta es simple: el cerebro, canalizando sus órdenes a través del sistema nervioso. El control del sistema nervioso sobre las glándulas endocrinas puede ser directo o indirecto.

Cuáles son las semejanzas entre el sistema endocrino y el sistema nervioso

Las funciones de las glándulas endocrinas están estrechamente integradas entre sí y también existen conexiones anatómicas y funcionales entre el sistema endocrino y el sistema nervioso central y periférico: esto ocurre tanto a través de la médula de las glándulas suprarrenales, que secretan hormonas (adrenalina y noradrenalina) que son también neurotransmisores, ambos a través del hipotálamo; de esta última estructura cerebral, cuyas funciones son fundamentales para la homeostasis y para la adaptación del organismo al medio, se secretan sustancias especiales que tienen la propiedad de estimular o inhibir la actividad de la glándula pituitaria, gónadas, tiroides y corteza suprarrenal.

De este modo, podemos que aunque ambos sistemas tienen una función distinta, ambos presentan una cosa en común, regulan el funcionamiento. Las respuestas del organismo a las hormonas están controladas y reguladas por el cerebro. En este caso el sistema nervioso actúa como un capitán de barco, permitiendo que el organismo actúe coordinadamente ante los cambios tanto internos como externo.

Como funciona el sistema nervioso y el sistema endocrino

La diferencia más significativa quizá sea que mientras el sistema nervioso utiliza neuronas, el sistema endocrino funciona a través de estas sustancias químicas llamadas hormonas. Las hormonas no tienen salida hacia el exterior, como puede ocurrir con las respuestas del sistema nervioso. Estás glándulas son vertidas en el torrente sanguíneo y son distribuidas por el organismo.

También se ha dicho que las respuestas del sistema nervioso son rápidas, mientras que las del sistema endocrino suelen ser más lentas y duraderas.

Sin embargo ambos sistemas se retroalimentan, es decir, que uno depende del otro para un funcionamiento correcto.

La adrenalina

Supongamos que estamos ante una situación de tensión producida por un examen. En esos momentos recibimos estímulos tanto internos como externos.

Los estímulos son la información que proviene tanto externa (del medio), como interna (nuestro propio organismo).

Percibimos la tensión, al entrar en el aula, al sentarnos, al escuchar las indicaciones del examinador, al tocar la hoja de papel que representa al examen, al leer las preguntas.

Lo normal en este caso es que ante esta tensión se acelere nuestro pulso, aumenten nuestras respiraciones por minuto, es posible que se comience a sudar.

Como funciona el sistema endocrino

Estas reacciones que tiene el cuerpo son causadas por la adrenalina. La adrenalina, aunque es llamada la “hormona del miedo”, en realidad es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo. Hace que nos pongamos alerta ante la tensión para poder ofrecer una respuesta mejor. Nuestros músculos tienen más sangre y funcionarán mejor, nuestra concentración se potencia como consecuencia de una mayor cantidad de oxígeno al cerebro, nuestros sentidos se agudizan. Todo esto es causado por la adrenalina.

La sudoración es consecuencia del aumento de presión sanguínea. Nuestro cuerpo está preparado, nuestra mente está preparada. Vamos a realizar ese examen.

Sin embargo para producir esa cantidad de adrenalina que nos prepara y nos deja a punto para realizar el examen ha tenido que ser proporcionada en base a alguna orden dada. El proceso es así, esquemáticamente:

  1. Recibimos estímulos externos e internos. Sabemos que vamos a realizar una dura prueba, lo sentimos en el ambiente, nuestro cerebro lo sabe y nuestro cerebro controla el sistema nervioso y endocrino.
  2. Como reacción natural nuestro cerebro nos prepara. A través de sus canales, que constituyen el sistema nervioso, le ordena a las glándulas suprarrenales que fabriquen adrenalina, la lanzan al torrente sanguíneo y este se encarga de distribuirla.
  3. La adrenalina incrementa nuestra frecuencia cardiaca, contrae los vasos sanguíneos, dilata los conductos de aire. Prepara nuestro cuerpo para una situación de lucha o huida.
  4. Como consecuencia de la acción de la adrenalina, nuestro cuerpo y nuestra mente están más capacitados para dar respuestas a estímulos a través del sistema nervioso. Es decir, la adrenalina actúa como “neurotransmisor”, facilitando la transmisión de información por todo nuestro sistema nervioso. Nuestras capacidades para dar respuesta aumentan.

Como se puede observar es un ciclo, una retroalimentación. Ante estímulos el sistema nervioso interviene en el sistema endocrino y este a su vez facilita la labor del sistema nervioso.

La adrenalina también actúa en otras circunstancias y momentos emocionales. Por ejemplo cuando vemos a alguien que nos atrae y aumentan nuestros latidos del corazón.

Con este ejemplo también se pretende transmitir como la secreción de una hormona puede actuar en nuestro organismo. Las hormonas intervienen en procesos de:

  • Regulación del medio interno
  • Crecimiento y desarrollo de los tejidos
  • Regulación de la conducta o comportamiento

Sin embargo la secreción hormonal está regulada por la acción simultánea del sistema nervioso y el sistema endocrino.

También te puede interesar:

4.06 / 5
4.06 - 56 Votos

También te puede interesar