Escrito por

Ventajas y desventajas del reciclaje y la reutilización de recursos materiales

A lo largo de estas líneas veremos como contribuye el reciclaje a una mejor gestión económica y sobre todo mediambiental. El reciclaje en sí puede parecer que únicamente ofrece ventajas, y lo cierto es que son muchas las ventajas que ofrece. No obstante también observaremos una serie de impedimentos que dificultan los procesos de reciclaje.

Qué es el reciclaje

Conseguir un nuevo producto de otro desechado, o bien transformar un producto que ha agotado su vida para obtener otro tipo de materia es lo que se define como reciclaje.

El reciclaje puede darse mediante varias opciones.

Reutilización

Consiste en recuperar el producto en sí para darle un nuevo uso. Por ejemplo, la reutilización de material informático de oficina, obsoleto en cuanto a prestaciones, para trabajos de docencia.

En general, la reutilización es la forma que menor impacto produce en el medio ambiente.

Reparación y restauración

Implican un reacondicionamiento y mejoras en la calidad del producto. En principio, la reparación supone un menor esfuerzo que la restauración. También es posible la recuperación de determinados componentes para ser incorporados a otros productos. Este proceso tiene el nombre de canibalización. Un ejemplo de canibalización puede ser la recuperación de piezas de automóvil en un desguace.

Reciclaje

Comúnmente se denomina reciclaje el reaprovechamiento de materiales, es decir, la recuperación de materiales para ser de nuevo utilizados como materia prima en un nuevo proceso de fabricación.

Recuperación de energía

Esta alternativa consiste en extraer, por combustión, el contenido energético de determinadas partes de algún producto.

Vertido

Realmente el vertido no supone una alternativa válida de reciclaje. Podría significar el último recurso que se dispone para la eliminación de los productos al final de su vida. Supone la puesta a disposición del producto en un vertedero legalmente controlado. 

Esta opción sólo es válida cuando el producto, sus partes o sus componentes no pueden ser reacondicionados de ningún modo. Puede ser causa de la baja calidad, implicaciones legales, restricciones medioambientales o inviabilidad técnico-económica.

Cómo se puede reciclar

En un principio el reciclaje nace en la propia fabricación del producto, un diseño apto para el reciclaje resulta fundamental para un nuevo producto.

El hecho de incluir elementos no contaminantes, materiales reciclables, así como nuevos productos más ecológicos (cómo por ejemplo el coche eléctrico) presenta la primera alternativa, el punto de inicio del reciclaje.

Para un correcto reciclaje es fundamental un diseño medioambiental por parte de las empresas que comprenda:

La simplificación y estandarización de los materiales

Aspectos tales como la reducción del volumen de materiales utilizados, la reducción en la variedad y la reducción de materiales con aleaciones y composiciones que provoquen dificultades a la hora de reciclar (por ejemplo el plástico y el aluminio).

El debido reconocimiento de los materiales

Los materiales deben ser fácilmente reconocibles y fácilmente clasificados para el posterior proceso de reciclaje. Existen productos en los cuales el único camino factible para ésto es el marcaje de las piezas con códigos identificativos.

La facilidad de desmontaje

Muchas tecnologías orientadas a la fabricación no cumplen este requisito y cada vez producen más tipos de uniones entre componentes de un equipo que no son desmontables. Las consideraciones en materia de reciclaje se orientan en sentido contrario.

Además de los puntos tratados podríamos añadir la necesidad de un mercado de recambios fuerte y una mayor estandarización de los componentes de un equipo.

Beneficios del reciclaje

Dejando a un lado el vertido, puesto que esta opción es la menos mala dentro de lo que sería no reciclar. El hecho de poder reutilizar, ya sea como materia prima, energía o el propio producto, hace que el almacenamiento en estos vertederos se vea aminorado. Esto también tiene como efecto secundario una mejor gestión de los materiales alojados en vertederos, al no verse desbordados.

Bueno, no podemos pasar por alto el impacto medioambiental que suponen los residuos. En este aspecto el reciclaje contribuye de forma positiva, evitando mediante un ahorro energético la emisión de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. También se evita la desaparición de especies tanto animales, como vegetales por los vertidos contaminantes en las aguas.

Siguiendo con el hilo medioambiental, el cual supone una ventaja sumamente importante a la hora de hablar de reciclaje, tampoco podemos dejar de lado la ventaja energética de la extracción de materias primas para construir nuevos materiales. El ahorro, tanto de materias primas, como de la energía necesaria para su extracción y transformación es una de las principales ventajas que presenta el reciclaje.

El ahorro económico de poder reutilizar un mismo material, aunque en todos los casos el reciclaje no es viable económicamente debido a factores técnicos, generalmente el hecho de adquirir componentes para un equipo, los cuales han llegado al final de su vida útil, puede dar mucho más de sí.

Desventajas del reciclaje

Más que desventajas propiamente dicho, el reciclaje presenta una serie de inconvenientes o impedimentos, por así decirlo. Podríamos citar los siguientes:

  • Las limitaciones de la reutilización a determinados tipos de productos, es difícil su aplicación de forma generalizada. En gran parte por la rápida obsolescencia de los mismos.
  • El reciclaje de materiales produce una cierta pérdida a causa de la mezcla de los mismos o la degradación de las propiedades de éstos. Esto dificulta la creación de un mercado de reciclaje.
  • Existe la creencia de que los materiales reciclados son de menor calidad que los no reciclados.
  • La recuperación de energía no es muy recomendable puesto que, en realidad, no se aprovecha de manera óptima la fuente de materias primas que ofrecen los residuos. Algunos procesos de reciclaje arrojan residuos contaminantes.
  • El proceso de combustión en la recuperación de energía provoca una nueva fuente de emisiones contaminantes. Debe ser una actividad con una serie de fuertes controles.
  • Los crecientes requerimientos, dificultades legales y costes que suponen los vertederos para el vertido de productos.

En sí, se puede observar que las dificultades son más bien de tipo técnico o económico que dificultan los procesos. En definitiva podríamos citar al reciclaje como algo verdaderamente positivo y mucho más cuando todos estos inconvenientes lleguen a superarse, bien sea mediante una nueva legislación o bien mediante ayudas con cargo público.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos