Escrito por

Una turbina eólica gana el concurso internacional James Dyson Award

Se ha celebrado por fin la nueva edición de los James Dyson Award, premios organizados por  la Fundación James Dyson para premiar los mejores diseños e inventos.- Este año el proyecto ganador ha sido una turbina capaz de transformar el viento en energía de un modo sorprendente.

 O-Wind Turbine , así es como se llama el proyecto ganador del James Dyson Award, el cuál consiste en un aerogenerador completamente omnidireccional de un solo eje, diseñado especialmente para que pueda ser utilizado en edificios de apartamentos que se enfrentan a vientos caóticos en entornos urbanos.

Gracias a poder utilizar los vientos horizontales y verticales sin necesidad de una dirección, la turbina haría capaz que aquellos que viven en casas o apartamentos donde se producen grandes vientos, puedan transformar estos en electricidad de manera efectiva y sostenible, logrando así  hacer uso independiente de las tarifas de alimentación en casi 80 países.

Inspirándose en los aerogeneradores que la NASA ha utilizado para explorar Marte, donde se enfrentaban a vientos multidireccionales, y tras estudiar además el funcionamiento de las cometas alveolares, esta turbina tiene el diseño de una forma esférica atravesada por un solo eje. Gracias a esa forma y a una dimensión pequeña, la turbina puede ser de gran utilidad a aquellos que viven en pequeñas casas. Con solo colocar la turbina en su balcón o terraza, podrían convertir en energía el viento que recoge.

Cómo funciona la  O-Wind Turbine 

Para crear su movimiento mecánico, la turbina utiliza el principio de Bernoulli de modo que su estructura está alineada con ventilaciones que cuentan entradas grandes y salidas más pequeñas para el aire. Cuando se produce viento allí donde se encuentra la turbina, se genera una diferencia de presión entre los dos terminales que hacen que la turbina se mueva. Las rejillas de ventilación que tiene en toda la esfera, hace que sea receptiva al viento desde todas las direcciones, tanto en los planos vertical como horizontal. La turbina gira entonces en el mismo sentido alrededor de un eje fijo independientemente de la dirección del viento. Esta rotación de la turbina se utiliza para alimentar un generador que hace que pueda puede producir electricidad.

La turbina ha logrado así proclamarse ganador del concurso que desde hace 14 años organiza James Dyson con el fin de premiar a los ingenieros y diseñadores ingeniosos que desafían el orden establecido y son capaces de crear más con menos recursos. Inventos como este, que ha ganado el gran premio de casi 40.000 euros del concurso, nos hacen la vida mejor y en este caso, mucho más sostenible.

Este es el primer concurso al que se presenta esta tecnología, y ha resultado ganador en los James Dyson Awards 2019, aunque al líder del equipo que lo ha creado, Nicolas Gonzalo Orellana ha ganado entre otros además el Premio Santander (Chile 2009), el Premio Iberoamericano de Innovación y Emprendimiento (Argentina 2010) y el Desafío de Diseño Global de Biomimicry (EE.UU. 2015).

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos