Escrito por

Un gusano que sale del pie | Dracunculiasis

Después de tratas el tema de otros parásitos en el cuerpo humano, en esta séptima colaboración, el Dr. Jorge Poveda Arias nos conduce al mundo de la dracunculiasis.

¡Tengo un enorme gusano saliéndome del pie!

Imaginemos una situación en la cual comenzamos a sentir ligeros picores en una zona del pie, formándose un ligero abultamiento. Tras un tiempo el bulto revienta y comienza a salir de tu cuerpo un gusano larguísimo y fino. Pues esa es la enfermedad provocada por la lombriz de Guinea.

La dracunculiasis es una parasitosis provocada por el nematodo Dracunculus medinensis en mamíferos. La incidencia de esta enfermedad fue registrada por primera vez en Egipto, 1500 años a.C. Su nombre significa en latín “infección por dragones pequeños”. Se ha predicho que esta enfermedad será la primera en ser erradicar del mundo, dentro de las parasitarias, además, sin el uso de medicamentos ni vacunas.

Síntomas de la Dracunculiasis

Esta enfermedad es provocada por el consumo de agua sin tratar, donde viven pequeños crustáceos denominados copépodos. En el interior de estos microscópicos animales vive la larva de la lombriz de Guinea, a la espera de que un mamífero beba esa agua. La incidencia de la enfermedad en humanos ocurre en países pobres donde el acceso al agua es muy limitado. Una vez en nuestro cuerpo, los jugos estomacales digieren los copépodos y dejan libres las lombrices, las cuales se reproducen en las cavidades grastrointestinales durante unos 3 meses. Posteriormente, el macho muere y la hembra penetra en nuestro tejido conectivo, hacia los huesos largos de las articulaciones.

Un año después del apareamiento, la hembra forma una ampolla en la piel del lugar donde se encuentre (pierna o pie), y 72 horas después revienta la ampolla y comienza a salir al exterior. La sensación en la persona afectada es de ardor intenso, por lo que inmediatamente sumerge la pierna en agua con el fin de reducir la sensación. En ese momento, la hembra sale por la herida y libera cientos de larvas, que serán las que infecten a los copépodos, volviendo la hembra a entrar en el cuerpo de su huésped inmediatamente.

Tratamiento para la dracunculiasis

El único tratamiento eficaz contra la enfermedad no se basa en medicamentos ni vacunas, sino en un proceso totalmente casero y manual. En primer lugar, se sumerge el pie con la herida en una cubeta de agua, para que la hembra salga y libere las larvas, con el fin de evitar que las suelte dentro del cuerpo y produzca una grave infección. Posteriormente, el agua contaminada de larvas de deshecha en un lugar muy alejado de una fuente de agua corriente, y comienza el paso delicado. Cogiendo el pequeño fragmento de la hembra que ha asomado (parecida a un espagueti), se tira ligeramente y se ata a un palo. Ahí comienza el proceso más largo y tedioso: poco a poco se irá tirando del gusano y enrollando en el palo. Esta acción puede durar desde unas cuantas horas hasta varios meses, en los cuales hay que estar continuamente tratando la herida abierta con analgésicos y antibióticos. Es muy importante sacar el gusano entero (hasta 2 metros de largo) y que no se rompa, pues la parte que quede dentro del cuerpo se pudrirá y producirá un problema séptico muy grave.

La prevención en estos países se basa en utilizar filtros de agua que eviten el paso de los copépodos, hervirla y evitar que las personas afectadas entren en contacto con las fuentes de agua corriente. En el año 2017, mediante estas medidas, se había conseguido reducir enormemente el número de casos de la enfermedad a únicamente dos países: Etiopía y Chad.

La ciencia que no es divulgada hacia la sociedad es como si no existiera

Referencias bibliográficas y más información:

  • Al-Awadi, A. R., Al-Kuhlani, A., Breman, J. G., Doumbo, O., Eberhard, M. L., Guiguemde, R. T., … & Nadim, A. (2014). Guinea worm (Dracunculiasis) eradication: update on progress and endgame challenges. Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene108(5), 249-251.
  • Cleveland, C. A., Garrett, K. B., Cozad, R. A., Williams, B. M., Murray, M. H., & Yabsley, M. J. (2018). The wild world of Guinea Worms: A review of the genus Dracunculus in wildlife. International Journal for Parasitology: Parasites and Wildlife.
  • Eberhard, M. L., Cleveland, C. A., Zirimwabagabo, H., Yabsley, M. J., Ouakou, P. T., & Ruiz-Tiben, E. (2016). Guinea worm (Dracunculus medinensis) infection in a wild-caught frog, Chad. Emerging infectious diseases22(11), 1961.
  • Molyneux, D., & Sankara, D. P. (2017). Guinea worm eradication: Progress and challenges—should we beware of the dog? PLoS neglected tropical diseases11(4), e0005495.
  • Tayeh, A., Cairncross, S., & Cox, F. E. (2017). Guinea worm: from Robert Leiper to eradication. Parasitology144(12), 1643-1648.