Escrito por Tendenzias

Tipos y subtipos de transporte a través de las membranas

El cuerpo humano es una inmensa máquina que se encuentra en continuo funcionamiento, al igual que el resto de los seres vivos, está constituido por células de diferentes tipos que realizan una serie de funciones en particular dependiendo de su localización.

Como eslabón principal en el organismo, la célula se estructura en una serie de elementos cuya presencia es necesaria para que esta sea útil y pragmática.

Entre las numerosas sustancias y orgánulos que la conforman se encuentra la membrana plasmática.

Concepto y características de membrana

Entendemos como membrana plasmática a la fina capa que separa y que aísla el interior de la célula con el exterior, cuya permeabilidad permite un continuo y necesario intercambio de sustancias.

En su composición destaca la existencia de fosfolípidos, colesterol, y proteínas integrales y periféricas.

Como orgánulo celular presenta una serie de características tales como su acuosidad (pese al pensamiento común que se tiene de que esta cubierta es totalmente sólida), permeabilidad selectiva (ya que no deja pasar cualquier sustancia sino que las reconoce y clasifica permitiendo o no el acceso, haciéndose posible por un ambiente estabilizado debido a la regulación del paso de iones, agua y metabolitos. Lo que a su vez se produce por la transmisión de determinadas señales que la membrana recibe. ), protección (en el término general de la palabra), asimetría, acción reguladora… y otras muchas más propiedades.

¿Cuál es su papel en el organismo?

Entre las funciones más importantes que tiene la membrana destacan:

  • Mantener seguro al organismo celular de los agentes patógenos y diversos peligros que puedan existir en el cuerpo actuando y siendo la barrera que delimita medio externo e interno.
  • Esta cubierta celular no permite el libre y total intercambio de sustancias ya que entre las tales pueden hallarse amenazas como hemos mencionado anteriormente, por ello, sigue unos criterios los cuales le permiten saber y conocer cuáles y en qué momento debe “abrir sus puertas” por decirlo de alguna forma. Este comportamiento incluso podría asemejarse al de una discoteca, en la que el “portero” sería la membrana y las personas que pretenden entrar al local se identificarían con las distintas sustancias biológicas, si estas no reúnen unos requisitos necesarios no se les permitiría la entrada.
  • Posee una serie de receptores químicos que le dan la habilidad a la célula de recibir y emitir señales para que diversas actividades como pueden ser el proceso de  división celular, la formación de glucógeno o la capacidad de movimiento celular se lleven a cabo.
  • Actúa como regulador durante el intercambio de sustancias de ambos medios gracias a su llamado gradiente de concentración, que permite que distintos solutos entren a zonas específicas del organismo celular.

Transporte membranal y sus tipos

El transporte membranal es una clase de transporte por el cual tienen lugar el traslado de diferentes sustancias a través de la membrana plasmática de diversas maneras y para un fin en específico.

Los hay de dos tipos

El transporte activo

Se trata de un tipo de transporte que se da a la hora de que ciertas moléculas realicen el intento de penetrar en la membrana pero contra un gradiente de concentración, ¿qué quiere decir esto?, pues que esas moléculas irán de un lugar de baja concentración al lugar contrario (donde la concentración es alta), hablando en términos generales.

El ejemplo por excelencia viene a ser la bomba de sodio-potasio, la de calcio o simplemente el transporte glucosídico.

¿Y cómo hace la membrana para hacer que las macromoléculas como proteínas, virus, ácido nucleico, bacterias y otras pasen?

Esto supondría un problema para la membrana por el tamaño considerable de estas de no ser por el denominado transporte en masa. Las macromoléculas se compactan ejerciendo presión y formando una vesícula que entra en la célula no atravesando la membrana sino por un proceso de endocitosis.

En el proceso contrario se produce una invaginación por parte de la membrana de estas macromoléculas pero en este caso se denomina pinocitosis.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cuando se envuelve a la macromolécula, de forma en que se acerca a la membrana plasmática, y tras fusionarse la envoltura con la misma, la macromolécula es lanzada al exterior de la célula hablamos de exocitosis.

Dentro de este tipo de transporte hay tres modos de movimientos con respecto a la dirección:

  • Uniporte: Un tipo de moléculas se mueven en una única dirección.
  • Contransporte: Dos tipos de solutos se mueven en una dirección.
  • Contratransporte: Dos solutos son transportados en dirección contraria.

Es importante hablar de que se produce un gasto energético en el transporte activo.

El transporte pasivo

El transporte pasivo se trata movimientos fortuitos de las moléculas a través de los “poros” de la membrana o en combinación con moléculas proteicas, debido a que estas moléculas se mueven apoyando el gradiente de concentración o electroquímico, es decir, al contrario que en el activo se mueven desde zonas altamente concentradas a las poco concentradas.

Durante el transporte pasivo no se produce un gasto energético.

Dentro del mismo encontramos:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);
  • La difusión simple: se produce un flujo de moléculas a través de una membrana permeable.

Finaliza al igualarse las concentraciones.

  • Difusión facilitada: La capa lipídica en ocasiones resulta complicada de atravesar para algunas moléculas (sobre todo las de gran tamaño como las macromoléculas) de forma directa, por ello las proteínas transmembrana se encargan de moverlas a través de transportadores o canales iónicos.
  • La osmosis: La ósmosis es el fenómeno que se lleva a cabo en el momento en que dos soluciones cuyas concentraciones son de forma desigual son aisladas la una a la otra por una membrana que no es permeable en su totalidad ni tampoco actúa de aislante (es decir semipermeable) y el solvente difunde a través de ella desde el soluto con la concentración más elevada al de menor hasta “balanzar” las concentraciones. Esta fase celular se produce de forma espontánea.

No se produce ningún tipo de gasto energético ni en la difusión simple, la facilitada ni la ósmosis al tratarse de procesos que no son de naturaleza activa.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos