Escrito por

Tipos y funciones de reproducción en los vegetales

La mayoría de los vegetales se reproducen de manera sexual, como cualquiera de los seres pluricelulares. Existen plantas que también van variando su tipo de reproducción a lo largo de su vida.

Reproducción de los vegetales

Los descendientes pueden tener una serie de características distintas a la de sus progenitores por tres motivos:

Formación de gametos. Células transportadoras de información genética. Se constituyen a partir de la división reduccional llamada meiosis, por lo tanto, son haploides.

Formación del cigoto. Cuando se juntan los gametos y se fusionan sus núcleos, se crea una una célula diploide igual a la de los dos progenitores.

Desarrollo del cigoto. Éste es dividido a través de mitosis sucesivas con nuevas indicaciones genéticas y nuevo núcleo.

Los gametos que interceden en la fecundación pueden ser iguales o diferentes. Los que son iguales son isogamias y los que son distintos son anisogamia. En las plantas lo habitual es que sean anisogamia, existen gametos femeninos, que son grandes e inmóviles y se llaman óvulo. Los masculinos son pequeños y se llaman anterozoide, que serían los espermatozoides en los mamíferos.

Tanto los gametos femeninos con masculinos se desarrollan en los gametangios, una estructura u órgano que se dedica a la producción de éstos.

Las especies vegetales también pueden ser unisexuales o dioicas, o hermafrodita, al igual que los animales.

En las unisexuales o dioicas, viven dos tipos de sujetos distintos, cada uno de un sexo distinto.

En las hermafroditas, el mismo sujeto se constituye de ambos sexos y genera los dos tipos de gametos. Normalmente no suele darse la autofecundación y los órganos maduran en distintos momentos. Normalmente suele producirse la fecundación cruzada, en la que los dos sujetos hermafroditas se fecundan mutuamente.

Planta hermafrodita pimientos 594463076

Ciclos biológicos

Dependiendo el instante en que se produzca a cabo la meiosis se pueden distinguir tres ciclos biológicos distintos:

Ciclo haplonte. Este ciclo se presenta en las algas unicelulares. Estos seres vivos muestran una dotación cromosómica haploide. En este ciclo, la meiosis se lleva a cabo inmediatamente después de la fecundación.

Ciclo diplonte. Éste se encuentra en las algas pluricelulares propias de organismos diploides. En este ciclo la meiosis se constituye tras formarse los gametos, tanto el cigoto como el adulto son diploides los dos.

Ciclo diplohaplonte. Ese se encuentra en plantas como el musgo, helechos o plantas dispuestas de semillas. El ciclo lo presentan con alternancia de generaciones o de fases. Existen individuos haploides y otros que son diploides. En este ciclo la meiosis se lleva a cabo tras la formación de esporas, las cuales constituyen a un adulto haploide que se llamará gametofito. En éste se formarán los gametos haploides.

El reino de las plantas incluye plantas con semillas (espermatófitos), las cuales se consideran las más evolucionadas. Los pteridófitos, que son plantas como los helechos y los briófitas, como los musgos, por ejemplo, son considerados los vegetales más antiguos.

Las plantas que han ido evolucionando preservan una estrecha relación con la evolución de los ciclos diplohaplontes. Se ha podido observar que en esos ciclos existe una progresiva y continua regresión de fases gametofíticas haploides y que desaparecen en las espermatofitas para beneficiar la fase diploide.

La asignación cromosómica diploide aumenta la estabilidad genética de los organismos, ya que cada carácter dispondrá de dos genes que lo preserven. La evolución seleccionada es la fase diploide, ésta va siendo más larga y más importante.

La reproducción en espermafitas

Las plantas con semilla o espermafitas disponen de órganos reproductores localizados en a flor. Tras la fecundación se crea una semilla dentro de ella. Esa estructura diploide ha sido la causante del enorme éxito evolutivo de las plantas que lo tienen, los espermatofitos.

IStock 662048782

En las angiospermas, la organización reproductora de las plantas espermatofitas, son las flores. Éstas pueden disponer de los siguientes verticilos florales:

El pedúnculo floral que une la flor al tallo. En su extremidad se ensancha originando el receptáculo en el que van insertados los pétalos de la flor y nectarios, que son las glándulas que generan el néctar.

IStock 661083830

Polinización

El perianto es el conjunto de hojas o pétalos que constituyen la envoltura de la flor, con ella se forma la corola. Ésta sirve para atraer y facilitar a través de los insectos el proceso de la polinización.

IStock 509533158

Los órganos sexuales están resguardados por el perianto. Se constituyen los órganos sexuales masculinos o los estambres, que están desarrollados por el filamento y la antera. Este conjunto representa el androceo y los órganos sexuales femeninos o también llamados carpelos, que está formados por ovario, estigma y el estilo. Este conjunto constituye el gineceo.

Para que pueda producirse la fecundación, deben unirse los granos de polen producidos en las anteras de los estambres. Ahí se mezclarán con los óvulos comprendidos en los ovarios de los carpelos femeninos. Cada grano de polen dispone de dos núcleos espermáticos. Estos granos llegarán el estigma del carpelo y cruzará el estilo hasta desembocar a óvulo.

Dependiendo de donde proceda el polen, éste podrá auto polinizarse, aunque no es un proceso frecuente y la polinización es cruzada, ya que el óvulo y el polen se encuentran en diferente pie de planta.

IStock 590256416

La llegada del polen al estigma de la zona femenina de la planta dependerá de la clase de polinización y características del propio grano de polen. Su medio de transporte puede llevare a cabo o bien a través del viento o a través de algún insecto.

Tras el proceso de la fecundación aparece la semilla que guarda en su interior el embrión. En angiospermas, esta semilla queda contenida en el fruto que se crea con la transformación del ovario del carpelo.

Cuando germina de la semilla surgirá un vegetal pequeño con un tallo verde del que podrán sobresalir unas hojitas verdes que empezarán a llevar a cabo el proceso de la fotosíntesis.

También te puede interesar:

Ciclos biológicos: la semilla, el fruto y adaptaciones al medio

Las hormona vegetales: tropismos y nastias

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos