Tipos de lentes y cómo se forma una imagen

Muchas personas utilizan gafas o lentes pero, ¿son todas las lentes iguales? ¿cuántos tipos de lentes hay? Y, otra curiosidad que nos surge es, ¿cómo se forma una imagen a través de las lentes? Si tú también tienes un espíritu curioso y te estás haciendo todas estas preguntas y alguna que otra cuestión más relacionada […]

Muchas personas utilizan gafas o lentes pero, ¿son todas las lentes iguales? ¿cuántos tipos de lentes hay? Y, otra curiosidad que nos surge es, ¿cómo se forma una imagen a través de las lentes? Si tú también tienes un espíritu curioso y te estás haciendo todas estas preguntas y alguna que otra cuestión más relacionada con las lentes, este post es ideal para ti, porque vamos a explicar todo lo relacionado con los Tipos de lentes y cómo se forma una imagen.

Tipos de lentes

Tipos de lentes

Comenzaremos aclarándote que podemos encontrar dos tipos de lentes. Por un lado tenemos las lentes convergentes, mientras que por otro lado, podemos hacer uso también de unas lentes distintas como son las lentes divergentes. La aplicación de una u otra lente dependerá de las necesidades de cada persona. Porque cada uno de estos tipos de lentes tiene unos usos y existen diferencias entre unas y otras. Pero veamos con más detalle cada tipo de lente.

Lentes convergentes

La incidencia de la luz sobre la lente es diferente dependiendo de cómo sea la forma que tenga el cristal. En el caso de las lentes convergentes (que también se llaman «lentes positivas»), podemos observar que pueden ser bi-convexas, plano-convexas o cóncavo-convexas, pero en cualquier caso siempre tendrá al menos una de sus superficies convexas. Además, otra característica es que el centro de la lente es más espeso que sus bordes.

Gafas

Estas lentes convergentes funcionan haciendo que el rayo de luz se acerque lo máximo a la retina, para que así la persona pueda mejorar su visión en distancias cortas, es decir, solucionan el problema de visión en problemas que tienen dificultades para ver bien de cerca.

Las lentes convergentes unen los rayos de luz que inciden sobre la lente. Y al converger la luz en el foco, forma la imagen del objeto.

Esta clase de lentes convergentes se utilizan para personas que padecen hipermetropía, presbicia o algunos tipos de astigmatismo. Y es que en estos casos, la luz que entra al ojo no converge en un punto central, impidiendo ver bien, sino que lo hace por delante de la retina, por detrás, o se dividen en varios puntos. Por lo que no es posible ver con nitidez.

Sigue aprendiendo acerca de los órganos de los sentidos:

Lentes divergentes

A diferencia de las lentes convergentes, las lentes divergentes son más gruesas en los bordes que en el centro y su superficie, al menos una de ella, es cóncava. Así los rayos de luz no se unen, sino que se separan para permitir ver el objeto.

Estas lentes divergentes o lentes negativas, se utilizan en tratamientos para la miopía o ciertos tipos de astigmatismo. Los problemas que tienen estos pacientes miopes es que los rayos de luz no convergen en la retina, sino que se quedan por detrás de la misma. Mientras que en el caso del astigmatismo, los rayos de luz se separan en focos distintos, desenfocando la imagen.

Mira este post sobre los colores:

Cómo se forma una imagen

Bien, hemos visto cómo son las lentes, los diferentes tipos que hay y las características de ambos tipos. También hemos visto cómo funcionan estas lentes y a qué trastornos de visión son a los que se aplican. Pero, ¿cómo se forma una imagen? Es un tema muy interesante que pasamos a explicarte a continuación.

Gafas

Es algo tan cotidiano y tan normal que rara vez nos paramos a pensar en cómo es posible que veamos los objetos de nuestros alrededor y que nuestros ojos nos permitan ver. Tan solo cuando nos falla la vista es que nos cuestionamos esto y nos preocupamos por ello. Pero es muy curioso el proceso que tiene lugar para que podamos ver nuestro entorno.

Todo comienza con la luz. La luz de un objeto entra en el ojo a través de la córnea y, a partir de aquí, comienzan un recorrido de los rayos luminosos por las diferentes estructuras del ojo para que se forme la imagen. Una vez atraviesa la córnea, también debe hacer lo propio en la pupila. Posteriormente, estos rayos de luz son enfocados en el cristalino y finalizan sobre la retina. Aquí debería de formarse una imagen, que lo hará en modo invertido. Será el cerebro quien entonces interprete esa imagen, ya en su posición natural o derecha.

Cabe destacar algunos detalles sobre este proceso que acabamos de ver como, por ejemplo, que la retina es de color anaranjado o incluso rojizo, debido a que contiene muchos vasos sanguíneos detrás. O que la retina se encarga de transformar la imagen en señales eléctricas que son las que luego llegan al cerebro a través del nervio óptico para ser interpretadas por éste.

Aunque el órgano de la vista es el ojo, en verdad es el cerebro el responsable último de que podamos ver, ya que es él quien actúa haciendo una interpretación de las vibraciones electromagnéticas de la luz que le llega mediante impulsos nerviosos.

Galería de imágenes Tipos de lentes y cómo se forma una imagen

EspacioCiencia.com

También te puede interesar