Tipos de articulaciones: sinoviales y sólidas

Las articulaciones son esenciales para que nuestro cuerpo pueda moverse con naturalidad y desempeñarse en sus funciones. Hay distintos tipos de articulaciones. Te contamos sobre los Tipos de articulaciones: sinoviales y sólidas para que conozcas mejor tu cuerpo. Tipos de articulaciones Antes que nada tienes que tener muy claro qué son las articulaciones. Una articulación […]
EspacioCiencia.com

Las articulaciones son esenciales para que nuestro cuerpo pueda moverse con naturalidad y desempeñarse en sus funciones. Hay distintos tipos de articulaciones. Te contamos sobre los Tipos de articulaciones: sinoviales y sólidas para que conozcas mejor tu cuerpo.

Tipos de articulaciones

tipos-de-articulaciones-rodilla-istock

Antes que nada tienes que tener muy claro qué son las articulaciones. Una articulación es el punto donde confluyen dos huesos y los conecta entre sí, a veces quedando una cavidad que los separa a estos huesos unos de otros, dando paso a lo que se denomina como articulación sinovial, y otras veces sin cavidad separatoria, de modo que los huesos quedan unidos mediante un tejido conjuntivo. Estas últimas se denominan articulaciones sólidas.

A las articulaciones las complementan los vasos sanguíneos que se encargan la sangre y de los nervios que tienen como función inervar los músculos que trabajan sobre las articulaciones, dándoles ramas articulares.

tipos-de-articulaciones-huesos-istock

Aprende más sobre tu organismo:

Ahora veamos con más detalles estos dos tipos de articulaciones por separado: las articulaciones sinoviales y las articulaciones sólidas.

Articulaciones sinoviales

tipos-de-articulaciones-huesos-mano-istock

Podemos entender las articulaciones como elementos que conectan otros elementos esqueléticos, es decir, huesos, entre sí. En el caso de las articulaciones sinoviales se deja un espacio entre los huesos, llamado cavidad articular y la cual es estrecha. A su vez, existen distintos tipos de articulaciones sinoviales. Pero aprendamos más sobre las características que presentan las articulaciones sinoviales.

Ya hemos visto lo que son estas articulaciones y su diferencia con respecto a las articulaciones fijas. Hay otras características, como por ejemplo la existencia de una capa de cartílago denominado hialino que cubre las articulaciones en su superficie evitando que los huesos se rocen entre sí al unirse. La unión de huesos se hace por medio de este cartílago. ¿No has visto que en las radiografías los huesos se ven como flotando en medio de la nada? Esto es así porque en las radiografías no se ve el cartílago sino tan solo los huesos, pero ahí se encuentra ese tejido cartilaginoso.

tipos-de-articulaciones-huesos-mano2-istock

También hay una cápsula articular compuesta por una membrana sinovial interna y otra fibrosa externa. La primera de ellas, la membrana sinovial interna se sitúa entre el cartílago y el hueso para envolver la cavidad de la articulación. Es una membrana muy vascularizada que produce un líquido llamado sinovial, que llena la cavidad haciendo que las articulaciones permanezcan lubricadas.

Fuera de las articulaciones también hay sacos de membrana sinovial que aparecen cerrados que forman vainas tendinosas o denominadas bolsas sinoviales. Estas bolsas se interponen entre los tendones y el hueso, o entre los tendones y las articulaciones, o entre los tendones y la piel o los huesos. Tienen la misión de evitar que haya fricciones entre unos y otros elementos, protegiendo así mediante la lubricación los tendones y los huesos.

Por otro lado, la membrana fibrosa es un tejido denso que está rodeando la articulación para darle estabilidad. En algunos puntos esta membrana se engrosa formando ligamentos que darán todavía más estabilidad a las articulaciones. Como vemos, el cuerpo se encarga bien de reforzar las articulaciones pues son una parte del esqueleto que tendrá mucho movimiento.

Aprende sobre los animales vertebrados:

En las articulaciones sinoviales encontramos otro elemento más que son los discos articulares. Suelen estar compuestos por fibrocartílagos. Se encargan de absorber las fuerzas de compresión, permitiendo que se ajusten los cambios en las superficies articulares para que se produzca el movimiento con fluidez. También hay almohadillas, hechas de grasa se sitúan entre la membrana sinovial y la cápsula para amortiguar la fricción durante el movimiento. Sin olvidarnos de otro elemento básico, los tendones.

Las articulaciones sinoviales se clasifican en 7 tipos que son los siguientes:

  1. Articulaciones planas: hacen que un hueso se pueda deslizar sobre otro en los movimientos.
  2. Articulaciones en bisagra: regulan los movimientos de flexión y extensión haciendo que los huesos se muevan en posición transversal. Un ejemplo es el codo.
  3. Articulaciones en pivote: permiten la rotación.
  4. Articulaciones bicondíleas: para el movimiento en torno a un eje. Por ejemplo, la rodilla.
  5. Articulaciones condíleas: para el movimiento en torno a dos ejes. Por ejemplo, la muñeca.
  6. Articulaciones en silla de montar: por ejemplo, la articulación carpometacarpiana del dedo pulgar.
  7. Articulaciones esféricas: para el movimiento en múltiples ejes. Por ejemplo, las caderas.

Articulaciones sólidas

tipos-de-articulaciones-radiografia-istock

Advertisement

A diferencia de las articulaciones sinoviales, en las articulaciones sólidas no hay cavidad ni separación entre huesos. Los huesos están unidos entre sí por tejidos fibrosos y cartílagos o fibrocartílagos. Debido a ello, los movimientos que generan estas articulaciones son mucho más limitados.

Las partes que componen las articulaciones sólidas fibrosas son las siguientes:

  1. Suturas: están exclusivamente en el cráneo. Hay un tejido conjuntivo muy fino llamado ligamento sutural que es el encargado de unir los huesos.
  2. Gonfosis: forman el ligamento periodontal mediante fibras cortas de colágeno que se sitúan entre la raíz del diente y la cavidad ósea. Solamente la encontramos en la boca, concretamente en los dientes y huesos que los rodean.
  3. Sindesmosis: dos huesos se unen por medio de un ligamento o de una membrana interósea. Por ejemplo, la articulación que une el radio y el cúbito en la zona del antebrazo.

Ahora dentro de las articulaciones sólidas cartilaginosas están:

tipos-de-articulaciones-radiografia-boca-istock

  1. Sincondrosis: la encontramos en huesos que están en desarrollo, es la articulación que se encuentra entre dos huesos separados que aún tienen que crecer y que se encuentran rodeados por cartílagos.
  2. Sínfisis: es el punto donde dos huesos que están separados se conectan entre ellos por medio de un cartílago. Por ejemplo, la sínfisis del pubis.

Con esta explicación esperamos que ahora tengas más claro qué son las articulaciones, cuántos tipos de articulaciones hay y cómo se clasifican dentro de sus diferentes tipos. Además, ahora conoces también los elementos de los cuales están compuestas las articulaciones y sus correspondientes funciones. Sobre todo las articulaciones sinoviales y las articulaciones sólidas.

Te puede interesar:

Advertisement

Tejidos animales y vegetales: estructura y función

Galería de imágenes: Tipos de articulaciones: sinoviales y sólidas

EspacioCiencia.com
Tipos de articulaciones: sinoviales y sólidas
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar