Escrito por Tendenzias

Técnicas de reproducción asistida

Existen distintos tratamientos para que una mujer pueda quedar embarazada. Todo depende del estado y características de cada una de ellas. La reproducción asistida es un conjunto de técnicas y tratamientos médicos cuya finalidad es inducir el embarazo en caso de problemas de fertilidad en una pareja. También se utiliza en el caso de mujeres que deciden ser madres solteras y al no tener pareja del sexo opuesto, estas recurren a los bancos de espermas o algún donante para proceder a una inseminación artificial.

Técnicas de reproducción asistida

A continuación, os vamos a explicar las distintas técnicas que existen para llevar a cabo un embarazo asistido y algunas técnicas complementarias. Además de querer gestar un hijo, la mujer puede decidir sobre otras técnicas relacionadas con la genética.

Inseminación Artificial (IA)

La inseminación artificial es una técnica que sustituye a la reproducción natural. Ésta facilita a los espermatozoides llegar al lugar adecuado en el momento de la ovulación. Se recurre a la inseminación artificial cuando los espermatozoides tienen algún tipo de problema para llegar hasta el útero y ahí fecundar el óvulo. El fallo puede ser debido por un obstáculo, por falta de cantidad de esperma o falta de calidad o velocidad del mismo.

reproducción asistida

Cuando la inseminación artificial se hace con el semen de la pareja, se llama Inseminación Artificial Conyugal o IAC. Cuando no se pueden recuperar los suficientes espermatozoides de la pareja, se busca un donante anónimo, a esto se le llama Inseminación Artificial de Donante o IAD. A este proceso también se suman las mujeres que deciden ser madres solteras.

Esta técnica es bastante sencilla y hoy en día ofrece muy buenos resultados, aunque en ocasiones las cosas no resultan tan fáciles y hay que recurrir a la fecundación in vitro.

Fecundación in vitro (FIV)

La fecundación in vitro es una técnica que consiste en unir el espermatozoide al óvulo. Ésta se lleva a cabo en un laboratorio fuera del cuerpo de la mujer. Se extraen los óvulos de la mujer que se encuentran en buen estado con una aguja especial muy fina. En cada uno de ellos se introduce un esperma para fecundarlo.

Cuando se logra obtener embriones fecundados, se hace una estricta selección de éstos, se eligen los que están morfológicamente sanos y se depositan en el útero de la mujer.

El esperma introducido en el óvulo, puede ser de la pareja (si es fértil), en caso contrario puede llevarse a cabo accediendo a espermatozoides procedentes de un banco de espermas o donación.

También se puede dar el caso en que la mujer no pueda producir óvulos, o si lo hace, éstos no son aptos para ser fecundados. Entonces se recurre a la donación de óvulos por parte de una persona anónima. Éstos a su vez pueden ser fecundados por los espermatozoides de la pareja o bien por los de un varón anónimo.

Actualmente la fecundación in vitro es una de las técnicas más utilizadas por las parejas que no pueden fecundar por sus propios medios. Generalmente se lleva a cabo por problemas de fertilidad. Este proceso podría decirse que es la base de los tratamientos en reproducción asistida.

Las estadísticas apuntan a que 6 de cada 10 mujeres sometidas a este tratamiento consiguen ser madres.

Preservación de la fertilidad

La preservación de la fertilidad consiste en recaudar ovocitos y vitrificarlos (congelación en seco que no forma cristales). Con la vitrificación los ovocitos no se alteran, pueden permanecer congelados indefinidamente y están intactos cuando se descongelan. Antes de llevar a cabo este proceso, se hace una estricta selección de los embriones que hayan fecundado de forma correcta. De ahí se seleccionan los candidatos para la vitrificación y se reservan.

Con esta técnica se puede posponer la fecundación del óvulo para guardarlo e implantarlo en el útero de la mujer cuando ésta decida el momento oportuno. La vitrificación también se utiliza para donar los ovocitos a otras mujeres que desean someterse a este proceso.

Esta técnica se suele utilizar en casos de cáncer u otras enfermedades. Cuando el embarazo está contraindicado (en caso de tratamientos agresivos), la mujer puede optar por este proceso. Antes de proceder a cualquier tratamiento de la enfermedad, la mujer toma la decisión de preservar su fertilidad en caso de no poder quedar embarazada posteriormente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También se dan casos en los que la mujer tiene bien claro que quiere ser madre. Sin embargo, no saben exactamente cuándo serlo y quiere pos ponerlo por circunstancias, trabajo, edad o cualquier otro factor. Entonces recurre a esta técnica para asegurar su futura descendencia en caso de tomar una decisión tardía.

Ovodonación

Esta técnica consiste en donar óvulos a otras mujeres o parejas. Pueden beneficiarse mujeres con menopausia precoz o cuyos óvulos no pueden ser fecundados. En estos casos, la mujer recurre a la implantación de óvulos de otra mujer. Si el proceso tiene éxito, lo cual tiene un 78% de probabilidades de que así sea, la mujer puede gestar su hijo en su vientre.

Técnicas de reproducción asistida complementarias

La evolución en este campo va más allá de crear vida. Actualmente se puede optar por otras técnicas complementarias que pueden ayudar a futuras descendencias. Cada vez nos preocupa más el futuro bienestar de nuestros hijos. Queremos que estén fuera de peligro de futuras enfermedades genéticas que hemos sufrido, o bien nosotros, o bien algún pariente.

Los avances en este campo hacen que sea posible llevar a cabo procedimientos que pueden evitar que esas enfermedades genéticas se reproduzcan o muten. Os lo contamos.

DGP

Hay una técnica que selecciona embriones con una genética normal y descartan los embriones con alguna alteración genética o alteraciones en los cromosomas. Estamos hablando del DGP o Diagnóstico Genético Preimplantacional.

Con esta técnica se logra evitar descendencia con mutaciones genéticas o enfermedades. También sirve para disminuir riesgos de aborto por causas genéticas. La intención en la evolución de este campo, es dar cada vez mayor calidad en las técnicas de reproducción asistida llevadas a cabo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Matching

El matching genético, o también llamado emparejamiento genético, va dirigido a esas personas con antecedentes de riesgo. Éstas pueden optar por comprobar si comparten algún tipo de mutación en los mismos genes, enfermedades hereditarias o con riesgo en la descendencia. Para llevar a cabo este procedimiento, se cruzan datos genéticos y se valoran los cromosomas X.

El objetivo de esta misión es dar lugar a niños sanos y libres de futuras enfermedades genéticas.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos