Escrito por Tendenzias

Las sustancias adictivas: el tabaco, el alcohol y otras drogas – Problemas asociados

Las sustancias adictivas son aquellas que en su composición poseen elementos químicos capaces de desencadenar actividad de placer en el cerebro. Permitiendo así falsas emociones como entusiasmo, alegría, tranquilidad, etc. Tales compuestos pueden estar presentes de forma natural (como el tabaco, el alcohol, el cannabis…) o artificial (fabricados en laboratorios como las anfetaminas u otras drogas). Aunque los problemas asociados que conlleva el consumo de estas sustancias son en la mayoría de los casos letales para la vida.

Caracteristicas de las sustancias adictivas

Por qué generan adicción estas sustancias

Nuestro cerebro libera endorfinas de forma natural, las endorfinas son sustancias que producen la sensación de bienestar, son conocidas como la hormona de la felicidad.

Sustancias adictivas cuales son

Hay ciertos alimentos, como el chocolate, que nos ayudan a liberar endorfinas, también haciendo deporte aumentan nuestros niveles de ellas. Pero este aumento de endorfinas es totalmente natural y controlado.

Sin embargo, es tal la cantidad de endorfinas que estas sustancias nos hacen liberar y es tan poderosa la respuesta de nuestro cerebro que a la vuelta de un estado “normal”, cuando los niveles de endorfinas son los corrientes, a la persona no le parecen suficientes.

Con el tiempo, el cerebro se acostumbra a esta falsa liberación de endorfinas desproporcionada y no se sienten cómodas, su estado de ánimo no es bueno si no las consumen. Es una manipulación del cerebro, aunque algunas sustancias también generan dependencia fisiológica, no únicamente psicológica.

La dependencia fisiológica se manifiesta con dolores físicos e intenso deseo de consumir una determinada sustancia. Aparecen síntomas físicos, es lo que se llama el “síndrome de abstinencia” o comúnmente llamado “mono”. En ocasiones puede causar hasta crisis convulsivas (suele darse en casos de heroína).

Hay otra parte negativa en todo esto. Y es que las sustancias adictivas son muy perjudiciales para la salud, van matando lentamente a aquellos que las consumen. Además suelen costar bastante dinero (muchas son ilegales) y el individuo, en muchas ocasiones, es empujado a la delincuencia para poder obtener su dosis.

Cuáles son las sustancias adictivas y qué problemas generan

Existen muchas clasificaciones de las sustancias adictivas. Una de ellas es por el efecto que generan, pudiendo ser depresores (como el alcohol), o estimulantes (como la cocaína).

Sustancias adictivas efectos

Otra clasificación podría ser entre drogas legales e ilegales. Todas las sustancias que provocan una alteración en el estado de ánimo son consideradas drogas y las drogas, por ser legales, no significan que no sean peligrosas. Todo lo contrario, suelen ser incluso más adictivas que algunas ilegales, la diferencia es que están admitidas por la sociedad. El ejemplo más claro de esto es el tabaco y el alcohol (algunos medicamentos también).

También por su capacidad de producir dependencia y sus efectos pueden clasificarse en drogas duras o drogas blandas.

Tabaco

La sustancia que contiene el tabaco y que crea adicción es la nicotina. Considerada la tercera droga más adictiva de la Tierra. Es absorbida rápidamente por los pulmones, de ahí pasa al torrente sanguíneo y es transportada al cerebro. Es muy fácil convertirse en adicto al tabaco, puesto que es una droga legal.

La nicotina es un estimulante, aumentando la atención, mejora de la memoria y reduce la irritabilidad.

Además de nicotina, el tabaco tiene otras sustancias altamente cancerígenas y perjudiciales para todo el organismo, principalmente el sistema respiratorio. Aumenta el riesgo de infarto y reduce la capacidad pulmonar.

Alcohol

El alcohol etílico o etanol es una droga muy peligrosa, precisamente por ser legal y porque resulta difícil asumir que es una droga.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Se encuentra en bebidas alcohólicas cuyo proceso de fabricación es por fermentación de algún vegetal o grano (como el caso del vino o la cerveza), o bien por destilación (medio artificial para obtener mayor concentración de alcohol) como en el caso de bebidas más duras, whisky, ginebra, vodka, ect.

Es un tóxico circulando por la sangre, afectando a todos los órganos y sistemas. Cuando llega al cerebro actúa como depresor del Sistema Nervioso Central, causando de este modo efectos en la percepción de estímulos externos. Se pierde la coherencia al hablar, al pensar, al moverse, afectando así al equilibrio y la coordinación.

Aunque pueda parecer una droga estimulante por crear una falsa sensación de bienestar y seguridad que aumenta ciertas conductas para favorecer las relaciones sociales, es un depresor que disminuye las capacidades motoras. Y esa falsa sensación puede convertirse en contra del consumidor, pasando de la simpatía a la pesadez por exceso de jocosidad y pérdida del contacto con la realidad.

Su consumo excesivo puede llevar a problemas más graves como:

  • Alucinosis alcohólica.
  • Delirium Tremens.
  • Demencias alcohólicas.
  • Epilepsia alcohólica.
  • Encefalopatías alcohólicas.
  • Delirio de Celos

Cannabis

Entramos en las drogas ilegales. El cannabis es una planta de la familia del cáñamo. La sustancia adictiva o psicoactiva que contiene es el tetrahidrocannabinol (THC), consumido en forma de hachís (también denominado “chocolate” o “costo”) o marihuana (“hierba” o “maría”).

Los efectos que provoca el cannabis son imprevisibles, puesto que el THC tiene muchos factores, como la cantidad consumida, el estado personal del consumidor, la forma de consumir (normalmente se fuma), etc.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Pudiendo así actuar como tranquilizante o dar paso a la apatía o desinterés. Los efectos perjudiciales para el cerebro han sido demostrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El cannabis produce trastornos psiquiátricos graves, además puede producir taquicardias.

Cocaína

La cocaína está considerada una droga dura y no sin razón, puesto que es una droga extremadamente adictiva. Tiene efectos estimulantes que afectan directamente al cerebro, creando una sensación de bienestar y alerta.

Es extraída de la hoja de da la coca, que principalmente crece en Perú y Bolivia. Sin embargo Colombia se convirtió en el país con mayor cultivo de coca.

Se vende en la calle en forma de un polvo blanco, fino y casi cristalino, metido en bolsitas. Tiene muchas denominaciones como “coca”, “nieve”, “dama blanca” o “talco”.

Para ilustrar sus efectos y su toxicidad, se muestran las palabras de un consumidor:

“Los ataques de ansiedad te oprimen el pecho cuando terminas la última bolsa, ya no hay más dinero, pero necesitas más, no sé vivir sin ella”.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Tras su consumo, cuando sus efectos remiten, el consumidor obtiene una sensación opuesta a la vivida, depresión intensa, tensión intensa, ansia por más droga. Además produce trastornos en la alimentación y el sueño.

Heroína

Más adictiva si cabe que la cocaína. Derivada de la planta del opio y denominada en la calle como “caballo”. Tiene efectos analgésicos e hipnóticos pero con graves consecuencias para el consumidor:

  • Alteraciones de la nutrición, provocadas por los desarreglos en la alimentación y adelgazamiento.
  • Alteraciones digestivas; produce estreñimiento.
  • Alteraciones cardiovasculares y de la sangre; entre otros efectos aparece anemia.
  • Aumento del riesgo de aborto, parto prematuro, así como alteraciones en el recién nacido.
  • Alteraciones psicológicas: apatía (falta de interés), depresión, egocentrismo (estar centrado en sí mismo, necesidad de ser el centro de atención).
  • Alteraciones del sistema nervioso: con trastornos de atención, memoria e insomnio.
  • Alteraciones ginecológicas: con trastornos en la menstruación y ovulación.

Literalmente la heroína convierte al consumidor en un cadáver viviente. El síndrome de abstinencia es de los peores. Se manifiesta con, calambres musculares, oleadas de frío y calor;
posteriormente, Insomnio, febrícula, enlentecimiento motor, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, aumento de la frecuencia respiratoria, pulso y tensión arterial. Muchos adictos siguen consumiendo por miedo a los efectos del síndrome de abstinencia.

Sustancias adictivas sintéticas

Para concluir la exposición se hace mención a las principales drogas sintéticas, sin olvidar que este tipo de sustancias adictivas son creadas artificialmente y la química empleada en su fabricación tiene unos efectos muy nocivos para el organismo:

  1. Anfetaminas: estimulante poderoso que disminuye el sueño y el apetito.
  1. Barbitúricos: son drogas sintetizadas utilizadas para deprimir el sistema nervioso central.
  1. Éxtasis: efectos de estimulación, empatía hacia los demás y sensación general de bienestar disminuyendo la ansiedad. Sin embargo, también se producen:
  • Escalofríos
  • Sudoración
  • Contractura involuntaria de los músculos
  • Visión borrosa
  • Hipertensión
  • Ataques de pánico
  • Pérdida del conocimiento
  • Convulsiones

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos