Escrito por Tendenzias

El sistema inmunitario: definición, funciones y enfermedades

Nuestro organismo se defiende a través de un mecanismo llamado sistema inmunitario , el cual nos protege de manera natural de posibles enfermedades o infecciones (los antígenos).

Definición del sistema inmunitario

Al igual que cualquier ejército, trabajar en equipo puede suponer una victoria, pues para el cuerpo humano el sistema inmunitario trabaja básicamente igual.

El equipo del sistema inmunitario está formado por tejidos (proteínas) que protegen a nuestros órganos.

Estos tejidos se encuentran en varias partes de nuestro cuerpo, en las amígdalas, la médula ósea,

en el tubo digestivo, en algunas partes del bazo,  en los ganglios linfáticos y en la glándula timo.

Cuando el sistema inmunológico percibe a los invasores (antígenos), éstos fabrican proteínas (los anticuerpos), los cuales se encargan de destruir a los indeseados.

Funciones del sistema inmunitario

Las principales funciones del sistema inmunitario, son las proteger y defender nuestro cuerpo de cualquier intruso indeseado que desea penetrar en nuestro organismo, gérmenes, bacterias, hongos, virus…

Hay dos tipos de sistemas inmunitarios, el innato y el adquirido.

El sistema inmunitario innato, es un sistema inmunitario que está presente en cualquier ser vivo incluido las plantas, los insectos, etc. Para que lo entendáis, el sistema inmunitario innato es el modelo predeterminado de cualquier ser viviente.

Los leucocitos (seguro que ya os suenan) son células sanguíneas blancas que forman parte del sistema inmunitario innato, están se dividen en varios grupos de células: los fagocitos (células devoradoras de patógenos), células asesinas (matan las células contaminadas) entre otros.

Este sistema inmunitario también se encarga de dar señales al sistema inmunitario adquirido cuando éste poco puede hacer con su medio defensa, ya que este no evoluciona como el sistema inmunológico adquirido.

El sistema inmunológico adquirido, este es un sistema inmunitario que se ha ido adaptando con los tiempos.  Las enfermedades van mutando y el cuerpo se va adaptando gracias al este sistema inmunológico adquirido. Para que lo entendáis de una manera que seguro no se os olvida, vamos a comparar el sistema inmunitario adquirido (que se adapta) con el sistema “operativo” de cualquier aparato tecnológico, Android o Apple. A medida que pasa el tiempo van cambiando las versiones porque se van renovando y adaptando a las necesidades del hombre, ¿no?

Pues con este sistema inmunitario pasa lo mismo, el cual también dispone de su propio antivirus y éste está compuesto por células ubicadas en todas las partes de nuestro cuerpo. ¿Sabíais que nuestro cuerpo contiene hasta 50.000 millones de células?

Por supuesto hay diferentes tipos de células, cada órgano y partes del cuerpo tienen sus propios tejidos y células.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En la médula ósea están las células especializadas en el sistema inmune: monocitos, mastocitos, neutrófilos, macrófagos, células dendríticas…

Enfermedades del sistema inmunológico

Una deficiencia en el sistema inmunológico puede ocasionar multitud de enfermedades, dejando pasar a los intrusos para apoderarse de nuestro organismo e infectarlo.

Cuando el sistema inmunológico es atacado, los síntomas pueden ser los que todos hemos sufrido en algún momento típico del catarro: fiebre, malestar, dificultad al respirar, tos…

Es por eso que es muy importante mantener una dieta saludable y variada, para así, proveer a nuestros organismos de nutrientes que ayudan a mantener los niveles necesarios para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Para combatir las enfermedades que ocasionan estas infecciones, es importante ir al médico para que valore nuestro estado de salud y decida si hay que tomar algún antibiótico o algún otro tratamiento que haga el trabajo que nuestro sistema inmunológico no consigue por sus propios medios, y es imprescindible seguir sus instrucciones.

Las enfermedades causadas por un déficit en el sistema inmunitario, pueden atacar a personas de cualquier edad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Otras enfermedades por déficit en el sistema inmunológico serían las alergias, el asma, erupciones, urticaria, neumonía…

Vamos a halaros de los distintos grupos de trastornos que nos puede suponer tener un sistema inmunológico deficiente.

  • Trastornos alérgicos:

Las alergias son causadas por un virus que es inmune a ciertas medicaciones, y aunque no hay cura para este tipo de enfermedades, algunos tratamientos y cuidados especiales pueden dar alivio al enfermo haciendo una vida mucho más llevadera.

Hay alergias que se desarrollan en una edad temprana y con el tiempo pueden ir disminuyendo los efectos, y también hay alergias que se desarrollan en edades maduras, pueden ser pasajeras o definitivas. Esto ocurre cuando nuestro sistema inmune actúa de una manera exagerada ante los antígenos (invasores).

  • Trastornos por inmunodeficiencia:

Estos trastornos son producidos por un déficit en el sistema inmunitario o una parte de él no funciona correctamente.

Las personas con inmunodeficiencia son mucho más vulnerables, enferman a menudo y también son más propensas a las alergias.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

La buena nutrición en estos casos es un factor importante para proporcionar al sistema inmune lo necesario para suplir su carencia. Lavarse las manos y protegerse de lugares y personas que pueden estar infectados es vital para intentar esquivar futuras enfermedades.

Ante enfermedades víricas, puede suponer un serio problema si no se tratan a tiempo y adecuadamente.

  • Trastornos autoinmunitarios:

Este trastorno es provocado por el propio sistema inmunitario, parece una locura ¿verdad? Nuestro sistema inmune también se puede equivocar y atacar a nuestros propios órganos y tejidos pensando que son invasores.

La artritis reumatoide juvenil, el lupus, la esclerodermia… Estos son algunos ejemplos de enfermedades autoinmune que pueden atacar a nuestros órganos, músculos, articulaciones, etc.

Para algunas enfermedades de este grupo existe la cura, para otras existen tratamientos que dan alivio al enfermo.

  • Cáncer del sistema inmunitario:

Cuando las células se multiplican de una manera exagerada afectando a los tejidos y a los órganos ocurre el cáncer.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Algunos tipos de cáncer son muy severos y por la elevada rapidez en que se multiplican las células, en algunas ocasiones no da tiempo a buscar un tratamiento adecuado.

Afortunadamente la medicina ha desarrollado tratamientos y muchos tipos de cáncer tienen cura.

A medida que las personas se hacen mayores, el sistema inmunológico se vuelve más lento, siendo éstas más propensas a enfermar con mayor facilidad. Por lo que es importante prestar especial atención.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos