¿Se pueden comer algas marinas? ¿Son comestibles? ¿Cuáles?

Si bien es cierto que las algas marinas, algunas de ellas -dicho sea de paso- han desempeñado un papel importante como ingrediente destacable en las cocinas del este del Asia, aún no han terminado por ponerse de moda como parte de las dietas occidentales. Pero con la demanda de alimentos bajos en calorías y ricos […]

Si bien es cierto que las algas marinas, algunas de ellas -dicho sea de paso- han desempeñado un papel importante como ingrediente destacable en las cocinas del este del Asia, aún no han terminado por ponerse de moda como parte de las dietas occidentales. Pero con la demanda de alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes, a lo que se le une la publicación en los últimos años de una buena cantidad de libros en los que se recoge información extensa y cualificada sobre este tipo de alimentos, es probable que esto pueda cambiar pronto.

Comer algas marinas

Lo cierto es que se convierten en un alimento sumamente nutritivo, a la par que delicioso, aunque es cierto que en un primer momento su potente sabor a mar puede chocarnos un poco. No obstante, bien cocinadas, se convierte en una opción maravillosamente versátil en una amplia diversidad de recetas. De manera que no solo son útiles en la elaboración de ensaladas frías o templadas, sino que por ejemplo son un ingrediente imprescindible en la preparación del sushi, uno de los platos más conocidos de la cocina japonesa.

Las principales algas marinas comestibles

Wakame

Es posible que, en alguna ocasión, especialmente si has visitado algún restaurante japonés ya hayas probado sopa de miso. También es probable que te hayas aventurado a probar una exquisita ensalada de algas, la cual se caracteriza por tener un sabor dulce y ligeramente saldo a la vez.

Lo cierto es que el wakame es el vegetal marino comestible más versátil que existe hasta estos momentos, gracias a su sabor sutilmente dulce y su textura sedosa, lo que se traduce en que se combina a la perfección en una amplia diversidad de recetas.

Desde un punto de vista nutritivo posee una cantidad relativamente alta en vitaminas y minerales, y además es bajo en calorías.

Kombu

El kombu es otra alga marina que se consume ampliamente en el este de Asia. Podamos encontrarla envasada en seco, a menudo en forma de tiras anchas y cuadradas. Y destaca por formar parte de uno de los tres ingredientes principales  utilizados tradicionalmente para la elaboración del caldo japonés ‘dashi’.

En Japón, por ejemplo, se utiliza tradicionalmente en la elaboración de un exquisito condimento para el arroz de sushi, o incluso puede ser cocinado a fuego lento en salsa de soja y mirin. Mientras que su forma en polvo puede ser utilizado para preparar el té kombucha.

Desde un punto de vista nutritivo contiene altos niveles de yodo y se convierte en una fuente interesante de fibra dietética.

Comiendo algas

Nori

Destaca posiblemente por ser una de las más conocidas y populares, ya que es la alga marina utilizada habitualmente con el fin de enrollar tanto el sushi como en ‘onigiri’. Además, también se usa en la elaboración de diferentes sopas (concretamente como guarnición), como ocurre con el clásico ramen.

Precisamente por su enorme popularidad, es una variedad de alga marina que puede encontrarse más fácilmente, habitualmente en herbolarios y tiendas de dietética.

Dulse

Algunos expertos que la han probado señalan que esta alga de color rojiza-púrpura- tiene un sabor similar al tocino, de ahí que sea utilizada habitualmente como condimento. De hecho, investigadores de la Universidad Estatal de Oregón han desarrollado -y patentado- una nueva variedad de dulce que, según dicen, sabe a tocino cuando se fríe. Si así fuera, no hay duda que se convierte en una opción excelente para veganos y vegetarianos…

Es habitual que esta alga se seque y se venda en forma de hojas enteras, en copos o en polvos. También es posible encontrarla en medio de una maravillosa mezcla de condimentos.

Desde un punto de vista nutritivo, contiene todos los oligoelementos que necesitan los humanos, en especial cobre, hierro y zinc, además de un elevado contenido de proteínas.

Hijiki

Aunque menos conocida en Occidente, la realidad es que el hijiki es una alga que ha formado parte de la dieta japonesa durante siglos. Aunque naturalmente tiene un color marrón, cuando es hervido y secado en el momento de la recolección tiende a volverse negro.

Desde un punto de vista nutritivo destaca por su riqueza en minerales como el hierro, calcio, magnesio y fibra dietética.

¿Se pueden comer algas marinas? ¿Son comestibles? ¿Cuáles?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar