Rocas magmáticas: función, características y tipos

Como planeta de consistencia mayoritariamente sólida, la Tierra se constituye por una serie de materiales de distinta procedencia y localización que conforman las diferentes capas terrestres. Entre los materiales que configuran el planeta podemos encontrar sustancias en estado gaseoso (como nitrógeno, hidrógeno, oxígeno), así como numerosos metales, los cuales se encuentran en su mayor concentración […]
EspacioCiencia.com

Como planeta de consistencia mayoritariamente sólida, la Tierra se constituye por una serie de materiales de distinta procedencia y localización que conforman las diferentes capas terrestres.

Entre los materiales que configuran el planeta podemos encontrar sustancias en estado gaseoso (como nitrógeno, hidrógeno, oxígeno), así como numerosos metales, los cuales se encuentran en su mayor concentración conforme profundizamos en él.

Pero uno de los factores que es esencial en la constitución terrestre y que le da a la tierra esa dureza superficial que tanto precisa para el desarrollo de la vida, es nada más y nada menos que la roca.

Este material crea principalmente la litosfera, de la cual anteriormente se reveló su importancia.

Se define como una piedra dura y sólida. Según la rama de la ciencia llamada geología, una roca es un sólido cohesionado que se constituye por uno o más minerales. Los minerales principales de una roca son los minerales esenciales, mientras que los que se hallan en menor porcentaje se denominan minerales accesorios.

Las distintas condiciones ambientales que la tierra puede albergar hacen que existan distintos tipos de rocas, como las que analizaremos a continuación.

Las rocas magmáticas

Las rocas ígneas son rocas que proceden del enfriamiento y la compactación de la lava o magma. Cabe destacar que el término ígneo tiene su origen en todo aquello que guarde una relación con el fuego. El material, formado por rocas en estado semilíquido y otras sustancias, se halla en el interior de la Tierra.

Esto significa que las rocas magmáticas vienen de la masa fundida que encontramos en el seno terrestre. En el momento en que la lava o magma se enfría por procedimientos naturales, el material se solidifica y es entonces cuando se forman las denominadas rocas ígneas.

Por qué el magna se precipita al exterior

El magma se forma cuando se produce progresivamente la fundición de la sustancia rocosa que conforma nuestro planeta. La mayor parte de las rocas basan su composición en minerales, cada cual diferente y con unas características y composición determinadas. La presión a niveles altísimos que hay dentro de la Tierra reblandece la materia sólida.

La temperatura del magma puede oscilar entre los 700 a 1300 grados Celsius. Habitualmente, la composición de esta sustancia va acompañada de diferentes condiciones ambientales, que comprenden las zonas de subducción, es decir, áreas continentales, dorsales oceánicas y distintos puntos calientes del planeta. Esta sustancia solo se forma en estas zonas específicas.

Las razones por las que un volcán entra en erupción son varias, tales como los gases, las altas temperaturas y otros factores producidos bajo la superficie que repercuten directamente, provocando dicha “explosión” a la que llamamos erupción volcánica.

Características de las rocas magmáticas

Las rocas magmáticas cuentan con una serie de características particulares:

Advertisement
  • Este tipo de roca suele presentar una estructura cristalina.
  • Debemos tener en cuenta, al hablar de la textura de la roca, tanto el tamaño del cristal como el grado de cristalización.

En lo que al tamaño del cristal se refiere:

  • Roca fanerítica. Cuentan con cristales reconocibles a simple vista. El tamaño del cristal puede clasificarse en muy grueso, grueso, medio y fino.
  • Roca fanítica. Este tipo de rocas presentan cristales que no se pueden distinguir a simple vista. Podemos diferenciar en ellas los siguientes tipos de cristales: microcristalinos (si los cristales no se pueden apreciar sin la ayuda de un microscopio) y criptocristalinos (rocas con cristales tan sumamente diminutos que son invisibles).

Con respecto al grado de cristalización:

  • Holohialina. Comprenden más del 90% en volumen de vidrio, por lo que no se es capaz de observar fenocristales. Un ejemplo podría ser la obsidiana.
  • Hialocristalinas. Se componen de vidrio y fenocristales. Esta textura suele ser propia de las rocas volcánicas y filonianas, como pueden ser los pórfidos.
  • Holocristalina. El 90% de su volumen lo conforman cristales. Esta composición es propia de rocas como el granito. Su aspecto microscópicamente hablando es de tipo mosaico debido a su cierto grado de simetría.

Emplazamiento: Puede ser de tipo intrusivo o extrusivo (los cuales explicaremos posteriormente), aunque estas últimas también se clasifican como volcánicas.

Tipos de rocas magmáticas

Rocas plutónicas o intrusivas

Las rocas plutónicas o intrusivas tienen su origen en el magma solidificado de las grandes masas en el interior de la corteza terrestre. El magma, rodeado de rocas preexistentes (o dicho de otra manera rocas caja), se enfría de forma lenta, lo que hace a su vez que los minerales formen cristales de gran tamaño, diferenciables fácilmente, por lo que son rocas de «grano grande».

Las intrusiones magmáticas de las que parten las rocas plutónicas se denominan plutones. Un ejemplo de este tipo de rocas serían los batolitos, los lacolitos, los sills y los diques.

Advertisement

El granito se trata de la roca plutónica más común.

Rocas volcánicas o extrusivas

Las rocas volcánicas o extrusivas se forman por el enfriamiento de la lava en la superficie, normalmente tras una erupción volcánica. Esta es el tipo de roca magmática más conocida, y dado que el enfriamiento es mucho más rápido que en el caso de las rocas intrusivas, a los iones minerales no les da tiempo a organizarse en grandes cristales, de ahí su carácter de grano fino, como el basalto o la obsidiana. En muchas de estas rocas se puede observar un aspecto esponjoso por el escape de gas durante la solidificación.

La masa rocosa extrusiva que ha sido expulsada gracias a la acción de los volcanes depende del tipo de actividad de tipo tectónica.

El basalto se trata de la roca magmática más común.

Advertisement

Rocas Subvolcánicas (filonianas)

Este tipo de roca ígnea aparece cuando el magma asciende a la superficie, pero en lugar de salir al exterior directamente este tiende a introducirse en grietas o fisuras y allí se atasca, se enfría y como consiguiente acaba por solidificarse en ese mismo lugar o hueco, en contacto con rocas de la corteza, más frías que el mismo magma (lo que obviamente va a favorecer una rápida solidificación). En estas rocas encontramos un tipo de cristal grande que se encuentra rodeado de otros de tamaño más pequeño. Se dice que el aspecto de estas rocas es el porfídico.

También te puede interesar:

Rocas magmáticas: función, características y tipos
4.42 / 5
4.42 - 36 Votos

También te puede interesar