Escrito por

Quién inventó el Teléfono

El teléfono es un dispositivo de comunicación a distancia, creado para transmitir señales sonoras por medio de intervalos eléctricos. Esta es la teoría de lo que es un teléfono, en esto estamos todos de acuerdo. Pero esto no ocurre cuando la pregunta es ¿quién inventó el teléfono? Hasta hace muy pocos años esta era una cuestión indiscutible Alexander Graham Bell, el 7 de marzo de 1876. Pero según los últimos estudios e investigaciones realizadas, parece que esto no es cierto, y hemos atribuido un invento tan importante a la persona equivocada. Vamos a intentar aclarar esta cuestión y descubrir, de quién fue el invento, cuál fue la controversia, cómo se ha resuelto la autoría. Comencemos por el principio: ¿quién inventó el teléfono?

quien-invento-el-telefono

El Inventor del Teléfono

Como hemos comentado en la descripción, hasta el año 2002, nadie había puesto en duda la autoría del invento, era Alexander Graham Bell junto al estadounidense Elisha Gray. Pero la historia cambió cuando el 11 de junio del 2002 el Congreso de los Estados Unidos  y tras una desesperada pugna por la autoría de este aparato, que nos acompaña desde hace 140 años, donde se reconocía que el inventor del teléfono era Antonio Meucci, que lo llamó teletrófono, y no Bell, como fue conocido y patentado.

quien-invento-el-telefono-inventores
Antonio Meucci                                                                                                                         Alexander Graham Bell

Antonio Meucci: el verdadero inventor del teléfono

Sería importante descubrir a este inventor italiano tan desconocido para muchos, pero que nos dejó un legado de inventos como el teléfono neumático, para depurar el agua inventó un sistema de filtros, comenzó a usar la parafina en la fabricación de velas, desarrolló un sistema de electroshocks terapeúticos, etc.

quien-invento-el-telefono-electroshock
Electroshocks aplicado a una oveja

Se instruyó en ingeniería química e industrial en Florencia, en la prestigiosa Academia de Bellas Artes de Florencia. En 1835 fue encarcelado tres meses acusado de conspiración con el Movimiento de Unificación Italiana, para derrocar al gobierno. Tras cumplir condena cruzó el atlántico huyendo de una Italia a la que nunca volvería.

Se estableció en Cuba donde aceptó un trabajo en el Gran Teatro Tacón de la Habana, donde perfeccionó el teléfono neumático, que ya había diseñado cuando todavía se encontraba en Florencia. A día de hoy, ese teléfono continúa funcionando en el Gran Teatro del Tacón.

Teatro Tacón - La Habana
Teatro Tacón – La Habana

Cuando se trasladó a los EE.UU., fijó su residencia en Clifton, Nueva York. Fue una persona muy valorada en la comunidad italiana. Levantó una fábrica de velas, donde cualquier italiano que necesitara un empleo, seria acogido. Se dice que el propio Garibaldi, visitó a Meucci durante un viaje al continente americano.

La Invención del Teléfono

El nacimiento del teléfono como la mayoría de los inventos se los debemos a la necesidad del hombre por progresar y conseguir mayor comodidad. Meucci, se vio en la necesidad de encontrar una forma de poder hablar con su mujer que permanecía inmóvil en la cama a causa de el reumatismo. Mientras Meucci se encontraba en su oficina, localizada en el piso inferior de la casa, su mujer se encontraba en la segunda, tenía que haber una forma de poderse comunicar ambos sin necesidad de desplazarse.

quien-invento-el-telefono-antonio-meucci-invento

En 1854, Meucci construyó su primer teléfono, lo que le permitió establecer comunicación dentro de la casa. Pero la situación económica del inventor no era muy estable ni saneada, careciendo del dinero necesario para patentar este invento, prefiriendo emplear su dinero en otras patentes que creía le reportarían mejores beneficios como fue, el filtro para la depuración de agua o bien utilizar la parafina en la fabricación de velas, que hasta entonces se fabricaban con grasa de animal.

quien-invento-el-telefono-primer-prototipo

Seis años más tarde Meucci presentó en sociedad su invento, al que llamó Teletrófono. La primera audición con el teletrófono, fue la voz de un cantante retransmitida a cierta distancia. Recibiendo grandes muestras de interés que nunca llegaron a materializarse.

Ante el miedo de que su patente fuera robada, Meucci, intentó reunir los 250 dólares que costaba la patente definitiva, al no conseguirlo, optó por conformarse con un cávet de un año, lo que le permitiría conseguir el dinero para la patente.

quien-invento-el-telefono-teletrofono
Teletrófono

Renovó el cávet hasta dos años más, hasta que un terrible accidente, donde Meucci sale mal herido, obliga a su esposa a vender todos los trabajos de Meucci, a un prestamista por una cantidad ridícula. Cuando ya repuesto por Meucci, intenta recuperar sus trabajos, el prestamista los había vendido.

Graham Bell y la Patente de Meucci

Meucci, reinició entonces la presentación de su teléfono o Telégrafo Parlante, alquiló un local donde poder ofrecer demostraciones, llegando incluso ha ofrecer una demostración al empresario y vicepresidente de una filial de la compañía Western Union Telegraph, el Sr. Edward B. Grant. Tras esta demostración, pocas más pudo hacer, ya que siempre estaba ocupado el local y no había sitio para sus demostraciones. Después de dos años Meucci, intento recuperar todo el material que tenía en el local de alquiler, donde recibió una terrible noticia, su material se había perdido.

quien-invento-el-telefono-compania-telegrafos

Cuando Meucci, en 1876 se enteró de que Alexander Graham Bell, había registrado una patente que a pesar de no describir el teléfono, lo mencionaba como tal, reclamó ante el registro de patentes, llevándose la gran sorpresa de que toda la documentación relativa al Telégrafo Parlante, que había estado presentando, se habían perdido.

En 1886, Meucci se encontró con que Bell aparecía demasiadas veces en su camino, tuvo que demandar hasta a su propio abogado, sobornado por el todo poderoso Bell. Meucci, consiguió hacer entender al juez, aportando pruebas más que suficientes, que era Meucci el verdadero inventor del teléfono.

loadInifniteAdd(44636);
Bell en la apertura de la línea de larga distancia desde Nueva York a Chicago en 1892.
Bell en la apertura de la línea de larga distancia desde Nueva York a Chicago en 1892.

Debemos recordar que Graham Bell era escocés, luego perteneciente al Reino Unido, mientras que EE.EE, era una nación floreciente, ni mucho menos lo que es hoy en día. El Gobierno de los Estados Unidos, inició entonces acciones legales acusando a Bell de fraude de patente, donde sucesivos recursos fueron alargando el proceso, hasta que en 1889, Meucci fallece, dándose así por concluido el proceso y dando la autoría a Alexander Graham Bell.

Investigaciones posteriores, pusieron al descubierto un delito de prevaricación de empleados de la oficina de pantentes, de donde se había perdido la documentación, y curiosamente  la compañía de Bell aparecía dentro de las anotaciones, aflorando acuerdos entre Bell y la Western Union, donde durante un periodo de 17 años, Bell tendría que pagar un 20% de los beneficios generados de la comercialización del teléfono a la empresa Western Union Company, casualmente la compañía ante la que Meucci hizo su demostración antes de que se perdiera todo su material.

Hoy en día contamos con teléfonos de última generación gracias al invento de Antonio Meucci
Contamos con teléfonos de última generación gracias al invento del teléfono de Antonio Meucci

Y como hemos dicho al principio de este artículo desde el 11 de junio del 2002 el Congreso de los Estados Unidos se reconoce que el inventor del teléfono era Antonio Meucci, haciendo reescribir la historia y colocando al Italiano Antonio Meucci, en el lugar que merece ocupar, como el inventor de uno de los inventos más importantes de los últimos siglos. Meucci lo llamó Teletrófono, y Bell lo patentó como Bell, hoy es mundialmente conocido como teléfono.

Evolución del teléfono

Todo invento, antes o después, sufre una serie de cambios y modificaciones para adaptarse mejor al contexto del momento y a las necesidades de la sociedad. Esto mismo ha ido sucediendo con el teléfono.

Teléfono fijo

¿Eres capaz de imaginarte un teléfono que no te conecte directamente con la persona con la que quieres hablar? ¿Sabes lo que son las estaciones de comunicación? Pues durante el siglo XX estos conceptos estaban a la orden del día. De hecho, se fue mejorando el sistema para que que esa comunicación a distancia llegase a ser posible. Todo a través de repetidores o amplificadores de señal, los materiales empleados para el cableado (el cobre, el polietileno)… Este intercambio de mensajes instantáneos a través del sonido ayudó a la creación de otro aparato que posteriormente denominaríamos ordenador. Como ya sabemos, dicho aparato serviría para ampliar la comunicación más allá de la voz: imágenes, signos, gráficos, fotografías, etc.

Por mucho que pueda sorprenderle a los niños y adolescentes de hoy en día, muchas generaciones a partir de la generación milenial recuerdan a la perfección lo que era tener un teléfono fijo antiguo en la cocina o el salón. Lo más característico de este teléfono es que, en vez de marcar los números pulsando cada tecla correspondiente, se iba marcando cada número a través de una ruedecita. A día de hoy este tipo de teléfonos de los años cincuenta con la ruedecita se utilizan para decoración.

loadInifniteAdd(44637);

Teléfono inalámbrico

De nuevo, este invento se recicló para convertirse en lo que casi todos conocemos y utilizamos a diario cuando estamos en casa: el teléfono inalámbrico. Las ventajas del teléfono inalámbrico son muchas como, por ejemplo, el hecho de que podemos desplazarnos por la casa sin necesidad de permanecer siempre en el mismo sitio. Al no tener cable de ningún tipo que nos impida movernos, podemos ir de un lado a otro y esto nos da libertad y, sobre todo, privacidad.

Cuando marcamos un número de teléfono en este teléfono inalámbrico que tan bien conocemos, estamos utilizando la marcación por pulsos o la marcación por tonos multifrecuencia. Además, tiene un sistema por el cual la batería se carga cuando lo dejamos en la base del teléfono siempre que esté conectado a un enchufe y disponga de electricidad.

Teléfono móvil

Todos tenemos un móvil, sabemos cómo funciona y, de hecho, se ha convertido en el aparato por deferencia sin el cual no podríamos vivir. Siempre andamos pegados a la pantalla del móvil, pero ¿cuánta gente sabe que este invento nace durante la Segunda Guerra Mundial?

El precursor de lo que hoy conocemos como teléfono móvil se llamaba Handie Talkie H12-16. Se trata de un aparato que utilizaron para establecer un canal de comunicación con las tropas durante la guerra. Este aparato funcionaba mediante ondas de radio. Probablemente emulaba el funcionamiento de un Walkie Talkie, salvo que para distancias mucho mayores. Este invento también tiene origen militar.

Luego, en torno a los años 40 y 50 se empezaron a crear los primeros sistemas de telefonía móvil para los civiles. Los primeros teléfonos móviles se instalaban en vehículos, puesto que eran demasiado grandes y pesados para poder cargar con ellos en cualquier circunstancia. Más adelante, algunas empresas pioneras empezaron a invertir en investigación para hacer los primeros teléfonos móviles portables. El fabricante Ericsson creó y ofertó en 1981 los primeros equipos 1G que, aunque eran más aparatosos que los actuales, fue el primer paso en el camino hacia el sistema AMPS o TACS.

A partir de la década de los 90 aparecen los teléfonos móviles 2G y 2,5G con servicios de mensajería instantánea, entre otras cosas. A partir de ahí en las siguientes décadas hemos avanzado hasta crear los tan conocidos móviles de 3ª y 4ª generación, denominados 3G y 4G. Cabe destacar que con los móviles 3G se consigue aumentar la capacidad transmisión de datos para que el usuario pueda acceder a Internet, servicios de videoconferencias, la descarga de archivos y la televisión; mientras que los móviles 4G se centran en aumentar el ancho de banda para conseguir que los vídeos y la televisión se vean en calidad HD desde el móvil.

loadInifniteAdd(50325);

Lejos quedan los días en que alguien llamaba al teléfono fijo de tu casa y tenías que coger el teléfono y hablar desde la cocina delante de toda tu familia. Ahora tenemos televisión, música, radio, Internet, correo, gps, entre otras muchas cosas, en el móvil. De ahí que no podamos vivir sin este invento.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter