Escrito por

Qué es un retrovirus: características y ejemplos

¿Qué es un retrovirus? Es la pregunta que vamos a contestar, a lo largo de este artículo. Respuesta que, además, vamos a completar con las características y ejemplos. Y es que la relevancia de los retrovirus, además de sus nefastas consecuencias, pasan más por el conocimiento y saber cómo evitarlas.

Qué es un retrovirus

Lo primero es lo primero, ¿qué es un retrovirus? Se trata de unos virus que están directamente emparentados y son causantes, tanto del cáncer como del SIDA. Un retrovirus se diferencia del resto de afecciones por su genoma. En el material genético de cada retrovirus, el ARN ha sido sustituido por ADN, es decir, todo lo contrario que otros virus.

Lo habitual, en todo tipo de células, es que la información genética del ADN de los cromosomas, pase a las proteínas. Para ello, interviene el ARN que hace las veces de recadero. En los retrovirus, al contrario de lo que ocurre, la transcripción es, tal y como se denomina, retrógrada. es decir, del ARN al ADN.

Eso sí, a la hora de atacar a otra célula, el retrovirus tiene que cambiar su ARN por ADN, para así poder insertarlo en el ADN de la célula que va a ser infectada. Son las transcriptasas inversas, las enzimas específicas que realizan este trabajo de infección. Una de las ventajas de los retrovirus es que se pueden manipular y modificar genéticamente. Es más, en la mayoría de los casos, se usa como terapia genética con vectores.

Caracterí­sticas de un retrovirus

Las características de un retrovirus son:

  • Sensibilidad a solventes orgánicos
  • Se destruyen a 56º C durante 30 minutos
  • Son resistentes a luz ultravioleta y Rayos X
  • Las células mueren por Lisis o por Apoptosis
  • Inducen a la formación de tumores
    • Sólidos – Sarcoma o Carcinomas
    • Tejido Hematoopyético o Linfoide – Leucemia
  • Afectan al sistema inmunitario
    • Linfocitos T
    • Linfocitos B
    • Macrófagos

Ejemplos de retrovirus

Los ejemplos de retrovirus, aunque con nombres más complicados, los tenemos a diario en la sociedad. De hecho, son tres los géneros de retrovirus que hay en la actualidad.

  • Oncovirus – Son los virus oncogénicos que atacan directamente a las células, alterando su ciclo habitual. Como su propio nombre indica, son los retrovirus que pueden llegar a provocar cáncer y tumores.
  • Espumavirus – Son virus cuyos síntomas tardan en aparecer porque requieren de un elemento complementario para desarrollarse. Un complemento que puede tardar en llegar más de lo que pensamos.
  • Lentivirus -Básicamente, son los virus que se quedan latentes en el cuerpo, incubando y desarrollándose, para atacar más adelante. Los síntomas de los espumavirus tardan en manifestarse y necesitan de un segundo proceso para ello.

El gran problema de los retrovirus, es que no sólo afectan a los humanos, sino que también pueden infectar a animales, bacterias y plantas. Obviamente, si éstas están infectadas, también pueden contagiar a un ser humano, por lo que debemos ser extremadamente cuidadosos.

El retrovirus del SIDA

El retrovirus del SIDA, aunque cueste creerlo, se descubrió en 1981. Hace nada. Su origen se sitúa en África, a principios del siglo XX, cuando unos primates contagian a los humanos de la zona. Estos, mediante malas praxis médicas y relaciones sexuales de riesgo, lo propagaron por todo el mundo. En la actualidad, el SIDA mata a más de un millón de personas al año.

El VIH es un retrovirus que se cuela en el ADN de las células, haciéndose pasar por un gen. Una vez dentro, ataca directamente al sistema inmunitario, al que va debilitando de forma progresiva, cargándose los glóbulos blancos o leucocitos. Finalmente, este trabajo de desgaste hace que el sistema no funcione, y el cuerpo esté expuesto a todo tipo de infecciones.

El problema con el retrovirus del SIDA es que no es diagnosticable, de forma fiable, hasta casi 3 meses después de la seroconversión. Estas 12 semanas es el tiempo que tarda la infección en manifestarse. En el artículo, Enfermedades y sus efectos en el sistema inmunitario: sida y cáncer, te contamos todo lo que no sabías del SIDA y el Cáncer.

Más tiempo tarda todavía el retrovirus en comenzar a hacer mella en el cuerpo. Hasta 10 años puede estar una persona con SIDA haciendo vida normal. Eso sí, niveles altos de estrés, suelen acelerar este margen sobremanera, de ahí la importancia de descansar y reposar, como mandan los sanitarios. De ahí lla importancia de las vitaminas y su función para prevenir enfermedades

A día de hoy, las farmacéuticas o los laboratorios no tienen una cura para el retrovirus del SIDA. Por tanto, quienes contraen la enfermedad, tienen una media de vida de 11 años, desde el día que se lo diagnostican. Para intentar aumentar ese margen, se usan antirretrovirales, que ralentizan la evolución de la enfermedad, haciendo que algunos seropositivos lleguen a los 90 años.

El lado negativo es que los antirretrovirales son muy fuertes, y suelen acabar afectando las funciones cognitivas, llegando a generar incluso demencia senil. De ahí la importancia de evitar todo tipo de contagios. Para ello, es necesario conocer la forma en la que se transmite este retrovirus del SIDA:

  • Transmisión por herencia – Si una madre ha tenido un bebé, teniendo VIH, es más que probable que se lo haya pegado. A menos que haya tomado antirretrovirales durante el estado de gestación.
  • Transfusión de sangre – En zonas sanitarias de baja calidad, es habitual que la sangre contaminada se mezcle con le del paciente. De hecho, al entrar directamente en el torrente sanguíneo, la infección está garantizada.
  • Compartir objetos que perforan la piel – Hablamos de jeringuillas, agujas para tatuar, incluso una depiladora. Si se da el caso, al estar perforando la piel, el retrovirus entra directamente en la sangre y tenemos un problema grande.
  • Relaciones sexuales de riesgo – Es decir, sin preservativos y permitiendo que los fluidos, ya sea semen, ya sea sangre, entren en contacto con la otra persona, a través de heridas. Independientemente del tipo de sexo que sea.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(44636);