Escrito por

Qué es la ganadería intensiva: ventajas y desventajas

Podemos consumir carne gracias a la ganadería intensiva. ¿Habías escuchado alguna vez este nombre? ¿Sabes lo que es y cómo funciona? Vamos a explicarte detalles muy interesantes acerca de Qué es la ganadería intensiva: ventajas y desventajas que presenta. Tiene mucha más importancia de la que imaginas.

Qué es la ganadería intensiva

que-es-la-ganaderia-intensiva-cerdos-2-istock

La ganadería intensiva afecta principalmente a vacas, pollos, cabras, ovejas, cerdos y caballos. También es aplicable a otros animales como burros, conejos, mulas e insectos entre los que citamos las abejas. La ganadería intensiva es un concepto que especialmente los ecologistas detestan y es que se refiere a que los animales son considerados como mercancías que hay que producir en masa y, para ello, hay que explotarlos al máximo para obtener los máximos beneficios, también si esto supone reduciendo costes de mantenimiento.

Sacarle beneficio a la ganadería intensiva es complicado, pues exige de importante mano de obra para su cuidado y también de una buena inversión en cuidar a los animales. Cuidar de la ganadería implica cuidados y gastos también en cultivos, ya que los animales han de alimentarse de estos cultivos y tendremos que gastar dinero en cultivar, en aplicar abonos ecológicos y de calidad, fungicidas, riego, etc; para llevar el alimento a la boca del ganado.

que-es-la-ganaderia-intensiva-gallinas-istock

Este post te interesa:

El ganado que forma parte de la ganadería intensiva viven cercadas y, a menudo, recluidas en pequeños espacios, con poca luz y, habitualmente, con humedad. La temperatura se manipula con el objetivo de que la producción sea mayor y más rápida.

También la alimentación de los animales suele ser especial. No en cuanto a calidad por desgracia, sino que se da de lado lo natural y se le administran alimentos enriquecidos para que se desarrollen antes y empiecen a producir en el menor tiempo posible.

La ganadería intensiva se aplica sobre todo en países como Estados Unidos, China, Europa Occidental y Canadá.

Cómo funciona la ganadería intensiva

que-es-la-ganaderia-intensiva-vacas-istock

Ya hemos adelantado gran parte de cómo funciona la ganadería intensiva. Se encierra a los animales en establos y terrenos de escasas dimensiones y habitualmente hacinados donde apenas pueden moverse. Simplemente se les coloca comida a su alcance para que coman sin esfuerzo y engorden lo máximo en el menor tiempo posible por medio de piensos enriquecidos y manipulados. La luz y la temperatura están alteradas para que el animal crezca cuanto antes y sea productivo. Se busca conseguir buenas producciones de carne, leche, piel o cuero, lana y otros productos, o de polen, miel y jalea real en el caso de las abejas.

Ventajas y desventajas de la ganaderí­a intensiva

Sin embargo, y pese a la mala reputación de la cual goza la ganadería intensiva, hay que decir que esta también tiene sus ventajas. No todo iba a ser malo. Por ejemplo, Millones de personas trabajan directa o indirectamente relacionados con el negocio de la ganadería intensiva. Además, gracias al ganado de esta ganadería, se alimentan millones de personas cada día. Porque a la hora de degustar un buen plato de carne, huevos o de comprar una prenda que lleve pelo, rara vez nos paramos a pensar en la ganadería intensiva o en cómo ha sido el proceso productivo de este producto.

que-es-la-ganaderia-intensiva-vacas-2-istock

Pero no solo hay trabajadores que tienen contacto directo con las reses o que trabajan en el campo con los cultivos que darán de comer a los animales, sino que también hay negocios del sector servicio que funcionan gracias a la ganadería intensiva.

Cerca de 1.300 millones de personas subsisten gracias a la ganadería. Así que criar ganado y sacarle rendimiento es importante. Gracias al ganado muchas personas comen, se visten y sobreviven día a día.

La ganadería al ser intensiva permite obtener más producción reduciendo el tiempo y el número de animales que necesita para ello.

Por otro lado, la ganadería intensiva busca satisfacer la demanda del consumidor en el producto. Todos los productos que se van generando serán iguales, de la misma calidad y características.

que-es-la-ganaderia-intensiva-conejos-istock

En la otra cara de la moneda encontramos las desventajas o el lado oscuro de la ganadería intensiva entre las cuales destaca, en primer lugar, que este tipo de sistema exige un alto consumo de energía procedente de combustible fósil. Se trata, por lo tanto, de una producción muy contaminante pues, además, contamina la atmósfera y también el suelo y las aguas al expulsar sustancias como nitrógeno, fosfatos, metales pesados como el cobre o fármacos, entre otras sustancias perjudiciales.

Por otro lado, la ganadería intensiva se aleja bastante de ser sostenible, pues no se basa en el reciclaje ni en el aprovechamiento de recursos.

Tampoco olvidemos que para dedicarse a la ganadería intensiva hace falta invertir mucho dinero y llevar un control muy exhaustivo de los ciclos de producción.

La ganadería intensiva en España

En los últimos años España ha experimentado un aumento de ganaderos que han optado por el modelo de ganadería intensiva. Hay factores que han favorecido este incremento de las instalaciones de macrogranjas, entre los cuales se encuentran el hecho de que es un sistema que recibe ayudas de fondos europeos y, por otro lado, de la necesidad de muchos españoles e inmigrantes por encontrar trabajo que terminan encontrando un empleo con sueldo bajo en este sector. Los ganaderos se aprovechan de esta mano de obra barata para aumentar sus ganancias produciendo alimentos de primera necesidad a un coste muy bajo.

que-es-la-ganaderia-intensiva-cerdos-istock

¿Qué comemos? Mira este post:

El animal preferido para explotar en las macrogranjas españolas es el cerdo. Se calcula que al año son enviados al matadero unos 47 millones de animales y esto convierte a España en el segundo país de la Unión Europea y en una potencia fuerte en la explotación del cerdo.

Tristemente y, aunque hay normativas que pretenden establecer pautas para garantizar un mínimo bienestar animal en las granjas, sin embargo, para los ganaderos conseguir que los animales dispongan de espacio supone un coste productivo alto que la mayoría no están dispuestos a aceptar.

Aparte, este modelo de ganadería industrial está perjudicando a la ganadería tradicional haciendo que muchos pueblos estén quedando sin población, ya que si bien es cierto que las granjas producen un alto volumen de mercancía, resulta que hay pocas granjas. Es decir, el número de granjas se ha reducido, pero las actuales granjas industriales producen a gran escala, quitando el trabajo al ganadero tradicional.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Qué es la ganadería intensiva: ventajas y desventajas

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos