Escrito por Tendenzias

¿Qué es el zodíaco en realidad?

El zodíaco es una franja en el cielo, situada a a cada lado de la eclíptica (la línea o el camino por donde vemos pasar al Sol todos los días).

El ancho del zodíaco (esos 6º de cada lado de la eclíptica) no es una medida azarosa, sino que determina la máxima latitud celeste que alcanza la Luna.

El zodíaco está dividido en 12 signos de 30º, que empiezan en 0º de Aries, el equinoccio de marzo. El cuarto signo, Cáncer, empieza a 90º de distancia del principio del zodíaco. Cuando el Sol alcanza ese punto, ha llegado al solsticio de junio. Del mismo modo, cuando el Sol entra en Capricornio, marca el solsticio de diciembre.

Pero, ¿qué función cumple el zodíaco? El zodíaco es, simplemente, un medio para medir el movimiento del Sol a lo largo del año. Originalmente, los signos del zodíaco se identificaron con las imágenes asociadas a las constelaciones que hay en esa franja de la esfera celeste.

Sin embargo, es importante que distingamos estos 12 signos iguales (funciones del ciclo orbital terrestre-solar) de las constelaciones formadas por las estrellas fijas, cuyas formas son de tamaños irregulares, y de las cuales proceden los nombres y simbolismos asociados a los signos mencionados.

En los últimos siglos antes de nuestra era, el punto equinoccial de marzo estaba situado en los límites de las constelaciones de Aries y Piscis. Los 30º del signo de Aries coincidían más o menos con las estrellas fijas de la constelación de Aries. Sin embargo, el esquema está sometido a una variación pequeña pero acumulativa que recibe el nombre de precesión.

La precesión es producida por la lenta rotación del eje polar de la Tierra alrededor del polo eclíptico (como un giroscopio) a lo largo de 28.868 años. Así, cada año, cuando el Sol vuelve a 0º de Aries, su posición relativa a las estrellas de fondo se habrá desplazado unos 50” de arco, lo que suma 1º en 72 años.

Esto significa, para la astrología que se basa en la lectura del zodíaco como una variable que influye sobre el comportamiento humano o la predestinación, que los signos zodiacales que supuestamente pertenecen a cada persona a partir de su fecha de nacimiento, no son los correctos. Una persona a la que la astrología le adjudica el signo de Escorpio por haber nacido entre el 23 Octubre y el 21 Noviembre, en realidad nació durante el apogeo del signo de Libra, y así sucesivamente.

Fuentes: Bruce McClure: Signs & Constellations of the Zodiac, 2004 / Stellarium / Cornelius, G.: Manual de los cielos y sus mitos, Blume, 1998

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos