Escrito por

Qué es CO2 y características

¿Es bueno o malo? Los medios de comunicación nos bombardea de manera continuada refiriéndose a esta sustancia y al cambio climático. Pero, ¿qué tiene de cierto esto? Te explicamos Qué es CO2 y características que tiene.

Qué es el CO2

Nos lo venden como un compuesto peligroso para la salud pero la verdad es que se trata de una sustancia natural y que juega un papel esencial en el ciclo biológico de las plantas. De hecho sin el ciclo del carbono, no serían fructíferas las cosechas y la vida en el planeta Tierra sería inviable.

El CO2 es un gas, también llamado anhídrido carbónico y tienen moléculas compuestas por oxígeno (dos moléculas) y carbono (una molécula). Este gas puede volverse líquido y sólido dependiendo de las condiciones a las que es sometido, de manera que en la naturaleza lo encontramos en su forma gaseosa, bajo presión y en temperatura baja se vuelve líquido y puede formar nieve carbónica o hielo seco si se solidifica.

El efecto invernadero, te lo explicamos:

Características del CO2

que-es-el-co2-3

Hemos visto lo que es el dióxido de carbono o co2, pero ¿cuáles son sus características? Veamos cada una de ellas con detalle.

  • Lo componen dos átomos de carbono y uno de oxígeno.
  • A temperatura ambiente, el gas no tiene color ni olor. A temperaturas muy bajas (por debajo de 79 grados), se solidifica. A temperaturas superiores a 2000 grados, se descompone.
  • Es soluble en agua.
  • Se puede formar a través de procesos diferentes como son: la combustión, la fermentación, la respiración y la reacción (esta última, al contacto con medios ácidos).
  • La fotosíntesis de algunas plantas necesitan de CO2.
  • El CO2 acidifica influyendo en el pH.
  • Los seres humanos producimos CO2 cuando respiramos y lo transportamos en nuestro cuerpo por medio de nuestra sangre.
  • Es un buen refrigerante de productos frescos que conserva reduciendo la proliferación de microbios.
  • No conduce la electricidad ni es inflamable. Por esto, se usa en los extintores de los domicilios, pues es muy seguro de utilizar.
  • Se le acusa de ser el principal responsable del efecto invernadero. No obstante, como veremos, esta cuestión es discutible y polémica.

Dónde encontramos CO2

El CO2 o dióxido de carbono está en el aire fundamentalmente. Aunque también podemos encontrarlo en el agua, de manera específica cuando tiene lugar el proceso conocido como ciclo del carbono. También nuestro propio cuerpo genera dióxido de carbono cuando respiramos.

Aparte, la mano del hombre, provoca que el dióxido de carbono se produzca en grandes cantidades en la actividad industrial, mediante por ejemplo la quema de combustibles fósiles y, es en estos casos, en los cuales sí que se pone en serio riesgo la salud de nuestro planeta, incluyendo nuestra propia supervivencia como especie.

Dicho de la manera más gráfica posible, el CO2 es el gas que nuestros pulmones expulsan cuando exhalamos y, en él se contienen todos los desechos que no son tolerados por el organismo. Lo mismo ocurre con los animales, o con los motores u otras máquinas cuando trabajan con energía o combustible fósil. Desechan una sustancia nociva que es el CO2.

Antes de que te alarmes, te diremos que en cantidades bajas no es nocivo, pues al igual que el oxígeno, el dióxido de carbono está presente en nuestros procesos biológicos y los procesos biológicos de la naturaleza. El riesgo aumenta con la concentración de CO2 es alto, como ocurre como consecuencia de la contaminación de las fábricas y otras actividades humanas.

Usos del CO2

Pese a la mala prensa que se gasta el CO2, también tiene su utilidad. Hemos visto su protagonismo en la vida diaria, nuestra respiración y en la fotosíntesis de los vegetales. Pero es que además el dióxido de carbono podría aprovechar de múltiples maneras sin necesidad de contaminar el medioambiente.

¿Sabías que el dióxido de carbono participa en la producción del ácido salicílico? Tal y como lo estás leyendo, así que este compuesto natural contribuye a quitar nuestros dolores de cabeza tan eficazmente cuando tomamos aspirina.

El CO2 también se usa para elaborar cervezas y bebidas carbonatadas. Gracias al CO2 tomamos cerveza bien fría y recién tirada con esa espuma tan deliciosa.

El CO2 puede usarse como sedante en los animales para su sacrificio. Los inmoviliza y lo hacen sin dejar residuos en su carne, algo ideal para cerdos y aves. Inhalar el gas es suficiente.

El CO2 también se emplea en la producción de combustible. Esto algo que aún se encuentra en fase experimental, pero hay diversos estudios y proyectos que intentan lograrlo.

Se dice que inyectar CO2 en la leche cruda refrigerada ayuda a conservarla. De hecho, las ensaladas ya vienen conservadas en aire. Y es que además el CO2 ayudaría incluso a limpiar los alimentos de insectos.

Como dijimos anteriormente, el dióxido de carbono está presente en los extintores para sofocar incendios.

Y podría favorecer al ecosistema permitiendo la fabricación de eco-cemento, y la producción de energía renovable procedente de microalgas.

Peligros del CO2

que-es-el-co2-6

Lo venimos repitiendo desde el inicio de nuestro post, el CO2 es un compuesto natural que está en nuestro entorno, que nosotros mismos producimos y que forma parte del ciclo biológico que hace posible la vida. Algo que es natural no puede ser pernicioso por sí mismo. Ahora bien, es cierto que altas concentraciones de CO2 sí que resultan nocivas para la salud y para el ecosistema. A fin de cuentas, esta sustancia es fruto de los desechos de los organismos y combustibles fósiles que salen hacia el exterior.

Los efectos del cambio climático:

¿Qué es lo que sucede? Altas concentraciones de CO2 afectan al cambio climático y es que desde el siglo XX se está produciendo un aumento muy exagerado de dióxido de carbono. El CO2 es uno de los gases que producen el efecto invernadero, es decir, que hacen que la temperatura del planeta esté aumentando, provocando la desertización y el cambio en la flora y la fauna, con la consiguiente alteración de las especies y el peligro de su extinción.

En cuanto a la salud, respirar altas concentraciones de CO2 puede acarrear problemas respiratorios y perjudicar al sistema nervioso central. También puede causar daños a los ojos si el ambiente está muy cargado de este compuesto. Y si nos exponemos mucho a él, a largo plazo, podría afectar al sistema circulatorio.

Te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos