Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas

Las garrapatas son comunes en nuestro país, las cuales tienden a vivir al aire libre, fundamentalmente en la hierba, en los árboles, en los arbustos y en las hojas. Suelen sentirse “atraídas” tanto por las personas como por sus mascotas, pudiendo moverse fácilmente entre ambos. De hecho, son tan comunes o habituales que si en […]

Las garrapatas son comunes en nuestro país, las cuales tienden a vivir al aire libre, fundamentalmente en la hierba, en los árboles, en los arbustos y en las hojas. Suelen sentirse “atraídas” tanto por las personas como por sus mascotas, pudiendo moverse fácilmente entre ambos. De hecho, son tan comunes o habituales que si en algún momento has pasado un tiempo al aire libre (por ejemplo en el campo), es probable que ya te hayas encontrado con ellas en algún momento. Y es que si bien es cierto que las picaduras de garrapata tienden a ser, a menudo, inofensivas, no causando en la mayoría de las ocasiones ningún tipo de síntoma peligroso, en ocasiones pueden transmitir enfermedades a humanos cuando muerden, o incluso causar reacciones alérgicas, pudiendo volverse peligrosos (e incluso mortales).

Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas

Lo cierto es que identificar una garrapata es relativamente sencillo, ya que aunque pueden variar en tamaño (desde ser tan pequeñas como la cabeza de un alfiler hasta tan grandes como la punta de borrar de un lápiz), tienen ocho patas y una apariencia bastante característica. Además, dependiendo del tipo de garrapata que sea, sus colores pueden variar desde tonos marrones a marrón rojizo y negro.

¿Donde es más común que las garrapatas muerdan a las personas?

Como te comentábamos al comienzo de esta nota, por lo general no es tan común que la picadura de una garrapata se torne peligrosa. De hecho, en la mayoría de los casos sus picaduras suelen ser inofensivas, no llegando a producir incluso ningún tipo de síntoma. No obstante, si somos alérgicos a las picaduras de estos arácnidos (sí, las garrapatas están emparentadas con las arañas), entonces es posible que surjan algunos síntomas, como:

  • Dolor o hinchazón en el lugar donde la garrapata nos ha picado.
  • Una erupción cutánea.
  • Ampollas.
  • Sensación de ardor.
  • Si es grave, dificultad para respirar.

Enfermedades transmitidas por garrapatas

Por otro lado, además de la propia picadura en sí misma (y la supuesta reacción que puede surgir si somos alérgicos a la mordedura de este insecto), lo cierto es que algunas garrapatas pueden ser perfectamente capaces de transmitir enfermedades, lo que puede ocurrir justo en el momento en el que muerden.

Una vez producida la picadura, si transmiten algún tipo de enfermedad, los síntomas generalmente suelen desarrollarse entre varios días a algunas semanas posteriores. Y aunque los síntomas que surjan dependerá de la enfermedad transmitida, a continuación podemos hacer un resumen de algunos de los principales:

  • Mancha roja o sarpullido, que aparece cerca del lugar de la picadura.
  • Una erupción cutánea que se extiende por todo el cuerpo.
  • Dolor de cabeza.
  • Rigidez en el cuello.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor articular o muscular.
  • Náuseas.
  • Fiebre.
  • Resfriado.

Si sospechas que te ha podido picar una garrapata y presentas alguno de estos síntomas, lo más adecuado es buscar la debida atención médica. Aunque la realidad es que las picaduras de garrapatas son por lo general fáciles de identificar, puesto que después de la primera picadura, este insecto puede permanecer adherido a la piel durante un máximo de 10 días.

Picaduras de garrapata

Enfermedad de Lyme

¿Y qué enfermedades pueden transmitir algunas garrapatas?. En Estados Unidos, por ejemplo, es muy común la transmisión de la conocida como enfermedad de Lyme, una enfermedad infecciosa causada por la bacteria ‘Borrelia burgdorferi B.’, que se transmite a través de la picadura de una garrapata de venado (o de patas negras) infectada. Esta debe estar presente en la piel durante al menos 36 horas para transmitir la infección, aunque la realidad es que muchas de las personas afectadas con esta enfermedad no recuerdan, en realidad, una picadura de garrapata.

Los síntomas de esta enfermedad pueden variar de una persona a otra, aunque los más comunes suelen ser: erupción plana y circular en cualquier parte del cuerpo, hinchazón y dolor en las articulares y dolores musculares, fatiga, dolor de cabeza, ganglios linfáticos inflamados y fiebre.

No te pierdas: Qué enfermedades pueden transmitir las pulgas

Fiebre manchada de las montañas rocosas

También debemos mencionar la fiebre manchada de las montañas rocosas, la cual se diferencia de la anterior en que debe tratarse rápidamente tan pronto como se sospeche que la persona pueda tener la enfermedad, especialmente si luego de una picadura de garrapata se experimentan síntomas inusuales, como: fiebre, dolor en las articulaciones o sarpullido.

Consiste en una infección bacteriana que causa fiebre alta repentina, vómitos, dolor abdominal, erupción cutánea, dolor de cabeza y dolores musculares. Aunque puede tratarse con antibióticos con bastante éxito, si no se trata de inmediato puede acabar causando daños graves a los órganos internos, o incluso la muerte.

Fiebre por garrapatas de Colorado

La conocida como fiebre por garrapatas de Colorado es una infección viral transmitida a través de la picadura de la garrapata ‘Dermacentor andersoni’ infectada, la cual es muy común en las Montañas Rocosas (Colorado, Estados Unidos), de manera que en nuestro país la enfermedad es casi prácticamente inexistente.

Es más, esta enfermedad se limita únicamente a Canadá y al oeste de los Estados Unidos, pudiendo causar fiebre alta, escalofríos y dolor de cabeza. La mayoría de las personas tienden a recuperarse por completo sin complicaciones. Es más, rara vez se necesita tratamiento médico.

También te puede interesar