Escrito por

Propiedades generales y características de la materia

En física, materia se define como todo aquello que comprende cierta región del espacio-tiempo, que tiene una cierta cantidad de energía y a la par puede experimentar cambios en el tiempo e interacciones con aparatos de medida específicos. Se podría decir que es lo que conforma la parte sensible de los objetos perceptibles o detectables por los medios físicos.

Qué es la materia

Entrando de cabeza en el origen y proveniencia de la materia deberíamos remontarnos millones de años atrás, cuando el big bang se produjo.

Cómo y por qué se formó la materia

Esta cuestión puede tener mil y una lecturas, en función del nivel de complejidad con que se la pretenda responder. En principio podemos decir que se forma por pequeñas partículas concretando bastante.

Estas pequeñas partículas reciben el nombre de átomos. Sin embargo, al hablar de ciertas sustancias específicas, y no de la materia en funciones generales, es requerido conocer el tipo de sustancia de la que se trata para especificar con exactitud qué clase de partículas la constituyen.

La mayoría de los átomos son de tipo inestable, de manera aislada, por lo cual tienden a unirse unos con otros por inercia. El resultado de estas uniones es la fomación otros tipos de partículas: los iones y las moléculas.

Las cuales paralelamente al combinarse forman lo que hoy por hoy conocemos como materia.

Propiedades generales de la materia

Estas propiedades son aquellas que en sí mismas tienen una gran presencia de cuerpos que no tienen distinción y por lo que distinguimos a un cuerpo de otro. Pueden llamarse extensivas, ya que su valorarción depende sobre todo de su cantidad de materia contenida, a continuación las expondremos:

  • La masa: En el ámbito físico se entiende por masa la cantidad de materia contenida en un cuerpo u objeto en cuestión. En una magnitud física, que gracias a ella se puede expresar una determinada cantidad de materia, que es la que se encuentra en dicho cuerpo. Se expresa en kilogramos según el sistema internacional y aunque a veces pueda ser objeto de error esta unidad de medida no es la misma que el peso. La masa de un cuerpo es constante y no depende de su localización, es decir, es la misma en cualquier parte del planeta.
  • El peso:  Nos referimos al peso como la fuerza ejercida por un cuerpo sobre su punto de apoyo, es debido a la llamada gravedad por la aceleración existente. Se produce cuando actúa sobre la masa que presenta un objeto. Su unidad de medida en el sistema internacional son los newtons. A diferencia de la masa el peso es capaz de variar si por ejemplo llevamos un cuerpo de una determinada masa fuera de nuestro planeta para llevarlo a otro. Debido a que el peso es directamente proporcional a la gravedad de un lugar este cambiará o será modificado en función de este fenómeno.
  • El volumen: El volumen se resume a a una cierta cantidad de espacio que dicho cuerpo ocupa, se trata de una magnitud física derivada. Su unidad de medida según el sistema internacional son los metros cúbicos, los cuales hacen referencia al espacio ubicado en el interior de un objeto cúbico de 1 metro de lado.
  • La inercia: La inercia, según la física, es una propiedad que poseen todos los cuerpos para permanecer en un estado físico cinemático, siempre que no se vean influenciados por alguna fuerza externa. Como consecuencia de ello, un objeto sería capaz de mantener su estado de reposo o movimiento que sea uniforme si no hay fuerza que se aplique a él.
  • La energía: Propiedad que tiene la materia de producir trabajo en forma de movimiento, luz, calor, etc.
  • Impenetrabilidad: Es la oposición de un cuerpo hacia otro que pretende penetrar y ocupar el lugar que posee. Es lógicamente imposible que un cuerpo ocupe el mismo lugar que otro en el espacio y en el mismo tiempo.
  • Porosidad: Llamamos porosidad a la habilidad de un material determinado para absorber gases o líquidos, o bien nos referimos al volumen que está ocupando los espacios vacíos.
  • Divisibilidad: La divisibilidad se trata de la tendencia de la materia a seguir dividiéndose hasta llegar a niveles atómicos, el cual supondría el límite de la misma.

Propiedades específicas de la materia

Al contrario que las generales las propiedades específicas de la materia no dependen de la cantidad de materia de un cuerpo.

  • Elasticidad: Es una propiedad de tipo mecánico que tienen unos determinados materiales de padecer una deformación reversible si se encuentran sometidos por la acción de unas determinadas fuerzas exteriores y posteriormente, cuando las fuerzas cesan, recuperar la forma que tenían previamente a la hora de que cese la acción de dichas fuerzas. Esta propiedad tiene un límite que si sobrepasamos daría lugar a una deformación permanente del cuerpo o a su rotura. Hay cuerpos especiales en los cuales destaca esta capacidad, como en una liga elástica, en la hoja de un cuchillo; en otros, la elasticidad está poco presente, como pueden ser materiales como el vidrio o la porcelana.
  • La maleabilidad: La habilidad material que permite obtener a partir de un determinado objeto, finas láminas del mismo, eso sí, sin provocar su rotura. Un ejemplo sería el papel de aluminio.
  • La dureza: Es la resistencia que opone un cuerpo a ser marcado o rayado. La dureza de un cuerpo se mide en varios niveles gracias a la escala de MOHS. El material más duro conocido es el “diamante” y más blando el “talco” que resulta rayado por el más mínimo roce.
  • La tenacidad: Se trata de la resistencia de un cuerpo a ser fraccionado o en simples palabras a romperse.
  • La ductilidad: Propiedad por la que los objetos metálicos son capaces de usarse con la finalidad de convertirse en hilo o alambre. Tiene un parecido razonable con la maleabilidad.
  • El brillo: Se trata de la propiedad por la que la luz es reflejada en mayor o menor grado por un cuerpo.
  • La viscosidad: Se trata de la oposición de desplazamiento de fluidos determinados. La dificultad de movimiento se ve favorecida en condiciones ambientales de baja temperatura, sin embargo disminuye si exponemos al fluido a altas temperaturas pues se vuelve sustancialmente más líquido.

Aunque hay muchas más como: el estado físico (solido, liquido, gaseoso), los conceptos organolépticos (color, olor, sabor), la temperatura de ebullición, de fusion, solubilidad, conductividad eléctrica, calorífica, calor latente de fusión, reactividad química, combustión, oxidación, reducción… etc.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos