Por qué es peligroso comer moho para la salud

La mayor parte del deterioro de los alimentos, a menudo, es causado por la presencia de moho. Así, los alimentos que lo contienen poseen un sabor y una textura poco deseables. De hecho, la sola idea de comer comida mohosa posiblemente asuste a la mayoría de las personas. Y con razón, ya que algunos tipos […]
EspacioCiencia.com

La mayor parte del deterioro de los alimentos, a menudo, es causado por la presencia de moho. Así, los alimentos que lo contienen poseen un sabor y una textura poco deseables. De hecho, la sola idea de comer comida mohosa posiblemente asuste a la mayoría de las personas. Y con razón, ya que algunos tipos de moho pueden producir toxinas dañinas. Pero, ¿sabías que otros tipos de moho se utilizan para producir ciertas particularidades en algunos alimentos, como ocurre con los quesos?.

Cuáles son los riesgos de comer moho

¿Qué es el moho? ¿En qué consiste?

El moho es un tipo de hongo que forma una serie de estructuras multicelulares con forma de hilo. Por lo general, tiende a ser visible para nuestros ojos cuando crece en los alimentos, siendo capaz incluso de cambiar la apariencia del alimento donde aparece. Por ejemplo, puede volverse blando y cambiar de color, mientras que el moho por sí solo puede tener una textura polvorienta, esponjosa o simplemente difusa.

Las esporas son las principales culpables de su color, que en la mayoría de las ocasiones, tiende a ser verde, blanco, gris o negro.

Cuando probamos un alimento con moho posee un sabor distintivo, característico, y un olor que muchos lo asimilan al olor propio de la humedad. Y pueden -o no- oler mal, aunque lo más habitual es que su aroma no sea muy delicado que digamos.

Incluso si el moho es únicamente visible en la superficie del alimento, es bastante probable que sus raíces sean bastante profundas. El motivo lo encontramos en que el moho precisa de materia orgánica húmeda y cálida para poder crecer, de ahí que la mayor parte de la comida termine convirtiéndose en el lugar perfecto para crecer (por el ambiente interno que genera).

¿Qué tipos de alimentos pueden tener moho?

Como manifiestan muchos expertos, en realidad el moho puede crecer en casi prácticamente cualquier alimento. Eso sí, existen algunos tipos o grupos de alimentos que poseen una propensión mayor al crecimiento de moho, en comparación con otros.

Por ejemplo, los alimentos frescos con un alto contenido en agua suelen ser particularmente vulnerables. Mientras que, en la industria alimentaria, el uso de conservantes ayuda a disminuir el riesgo de que en ese alimento pueda crecer moho (además, dicho sea de paso, de otros microorganismos).

Queso con moho

Así, a continuación podemos indicarte en qué alimentos comunes suele crecer el moho habitualmente:

  1. Verduras: en especial pimientos, zanahorias, coliflor y tomates.
  2. Frutas: incluyendo naranjas, uvas, fresas, manzanas y frambuesas.
  3. Pan: en especial el pan casero, que no contiene ningún tipo de conservante.
  4. Queso: incluyendo variedades suaves y duras.

Por otra parte, el moho también puede crecer en otros alimentos, como alimentos procesados, carne, nueces (u otros frutos secos) e incluso en la leche.

Dado que la mayoría de los mohos necesitan de oxígeno para poder vivir, éste puede crecer fácilmente en alimentos que han sido envasados en envases herméticos, una vez han sido abiertos. De ahí que no suelan prosperar en aquellos lugares en los que el oxígeno es limitado.

¿Qué hacer si encuentro moho en algún alimento?

A no ser que sea queso (donde el moho se cultiva de forma intencionada, al brindarle un aroma y un sabor distintivo, y seguro), en general si encuentras moho en algún alimento natural y/o blando lo mejor es descartarlo, ya que las bacterias pueden también crecer de forma conjunta con él.

Si se trata de un alimento duro, como por ejemplo podría ser el caso del queso duro, puedes retirar la porción mohosa más fácilmente, y además, es posible que la parte más interna aún no haya podido ser penetrada por éste. Sin embargo, cuando la comida está cubierta de moho lo mejor es tirarla.

Por otro lado, tampoco es adecuado ni recomendable oler el alimento con moho, ya que puede ocasionar problemas respiratorios.

Riesgos de respirar moho

Los riesgos de comer alimentos con moho

El moho puede producir una serie de químicos tóxicos conocidos con el nombre de micotoxinas.  Estas toxinas pueden llegar a causar distintas enfermedades, e incluso la muerte, dependiendo de la cantidad que se haya consumido, la edad de la persona y el tiempo que se ha estado expuesto a las mismas.

Puede causar una toxicidad aguda, que puede cursar con síntomas como vómitos y diarreas, además de una enfermedad hepática aguda. Por otro lado, se sabe que, a largo plazo, unos niveles bajos de micotoxinas son capaces de suprimir el sistema inmunitario, pudiendo causar cáncer.

Advertisement

Por otro lado, las micotoxinas son invisibles para el ojo humano. Por tanto, las personas -incluso sin saberlo- pueden exponerse a micotoxinas en el medio ambiente por inhalación, o por contacto de la piel.

Por qué es peligroso comer moho para la salud
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar