Perseidas 2010

Como todos los 12 de agosto, mañana en la madrugada será la mejor noche para observar las Perseidas, una de las lluvias de meteoros más populares en el hemisferio norte. Perseidas fotografiadas con larga exposición(Fred Bruenjes) Para poder ver las Perseidas en su máximo esplendor lo óptimo es estar en latitudes septentrionales (aunque con mucha […]

Como todos los 12 de agosto, mañana en la madrugada será la mejor noche para observar las Perseidas, una de las lluvias de meteoros más populares en el hemisferio norte.

Perseidas fotografiadas con larga exposición(Fred Bruenjes)

Para poder ver las Perseidas en su máximo esplendor lo óptimo es estar en latitudes septentrionales (aunque con mucha paciencia y buen cielo puede verse algún meteorito sobre el horizonte norte en el amanecer del hemisferio sur).

Además, siempre es recomendable un cielo alejado de la contaminación lumínica. El observador deberá concentrar su vista en el noreste de la esfera celeste. Siempre en las inmediaciones de la constelación de Perseo, cuyas estrellas salen por el horizonte del norte y se desplazan durante la madrugada hacia el este y a lo alto del cielo. No muy lejos de la zona puede ubicarse al cúmulo abierto de las Pléyades.

Este año, además, la puesta de la Luna creciente durante la tarde del 12 es propicia para la observación durante una noche más oscura. Bajo estas condiciones óptimas, puede llegar a detectarse el paso de 75 meteoros por hora, en promedio. En las ciudades, la visibilidad disminuirá notablemente, incluso puede ser imposible detectar un sólo meteoro (si ni siquiera pueden detectarse las estrellas más brillantes de la constelación de Perseo).

Las Perseidas, en realidad, son una lluvia de meteoros que pueden observarse desde el 23 de julio hasta el 20 de agosto, sólo que su mayor tasa de meteoros por hora (llamado “THC”) pertenece a las noches del 12 y 13 de agosto, fecha en que se conmemora al mártir católico San Lorenzo. Hacia el 15 de agosto, por ejemplo, el THC de las Perseidas disminuirá rápidamente a 10, pero esos 10 meteoros, que en promedio pasan durante una hora, tendrán la misma magnitud que los 75 que pueden observarse durante el 12 y el 13 de agosto en cielos perfectos.

Lo que sucede durante estas fechas, todos los años, es el pasaje de la Tierra por una zona de su órbita cubierta de los restos del cometa Swift-Tuttle. A pesar de que el cometa no se encuentra próximo a la Tierra, su cola intersecta la órbita terrestre dejando los escombros de polvo que luego se desintegrarán en nuestra atmósfera. No olvidemos que la Tierra se traslada (aunque nadie lo note) a 30 kilómetros por segundo, y a esa velocidad de choque hasta las más pequeñas partículas desprendidas por el cometa Swift-Tuttle se encienden y se convierten en meteoros que se desintegran en nuestra poderosa atmósfera.

El radiante del que parecen surgir los meteoros de las Perseidas en el hemisferio norte, hacia el noreste y a lo alto del cielo nocturno (Meteor Showers Online)

Todas las lluvias de meteoros parecen “diseminarse” desde un punto central del cielo, llamado radiante. Las Perseidas en particular tienen un radiante un poco complejo, el principal está situado cerca de la estrella Eta Persei, pero según observaciones que datan desde 1879 existen otros puntos próximos que pueden al mismo tiempo actuar como radiantes.

Artículos recomendados

PERSEIDAS: lluvia de meteoros

  • Período de observación: 23 de julio al 20 de agosto
  • Mejores fechas: 12 y 13 de agosto
  • Cantidad de meteoros: 75 THC.
  • Cometa de origen: 109P/Swift-Tuttle
  • Radiante: Eta Persei (constelación de Perseo)
  • Velocidad del meteoro: 60 km/s

Fuentes:

Perseidas 2010
3.50 / 5
3.50 - 39 Votos

También te puede interesar