Escrito por Tendenzias

Nomenclatura binomial: Reinos de los Seres Vivos Moneras, Protoctistas, Fungi, Metafitas y Metazoos

La nomenclatura binomial, también denominada nomenclatura binaria o nombre binario, es un convenio estándar que se usa para designar las distintas clases de organismos tanto vivos como extinguidos.

Qué es la nomenclatura binomial

Tal como indica la palabra binomial, el nombre científico que designa a una especie está compuesto por dos palabras en latín, la que se refiere al género y un nombre concreto que caracteriza a la especie. El nombre de género es compartido por especies semejantes, el específico es un calificativo que puede designar a distintas especies. Por ejemplo: Hommo (género) Sapiens (descriptor)

Desde el principio de los tiempos, los hombres han intentado calificar y catalogar a todos los seres vivos que se encuentran en el planeta. Aristóteles fue el primero en hacer la primera clasificación en el siglo IV a.C. diferenciando dos reinos el vegetal y el animal.

Siglos más tarde, en 1969 Robert Whittaker clasificó en 5 los reinos de los seres vivos: Moneras, Protoctistas, Fungi, Metafitas y Metazoos.

La taxonomía

La taxonomía, es la ciencia que se ocupa de las leyes y reglas de clasificación para ordenar de manera sistemática y asignar un nombre común (científico) a todos los seres vivos. Esta ciencia es importante dado que existe una gran variedad de seres vivos que habitan nuestro planeta, y una catalogación jerarquizada se convierte en esencial para enmarcar a cada especie en el reino que le corresponde.

Carl von-Linné  (Carlos Lineo), considerado el fundador de la Taxonomía, fue el primero en realizar una clasificación jerarquizada de los seres vivos: Reinos, Filo o división, Clase, Orden, Familia, Género y Especie.

Conforme a esta clasificación, los humanos pertenecemos a la especie Homo Sapiens, de género Homo, de la familia de los Homínidos y orden de los Primates, clase Mamíferos, fílo Cordado y reino Animal.

Y expuso el Systema naturae, en el cual se presentaban ciertas reglas que hacían posible estandarizar la manera de denominar a las especies. Sus recomendaciones fueron muy bien aceptadas y actualmente todavía siguen en uso.

Características de la nomenclatura binomial

Este sistema de Nomenclatura binomial comprende las siguientes características:

  • Todo ser vivo posee un nombre científico.
  • Todo nombre científico consta de dos palabras. La primera especifica el género de la especie y la segunda al epíteto (nombre).
  • Es epíteto específico puede hacer mención a una propiedad que caracterice al individuo, tal como la ubicación, orden del cuerpo, homenaje a un personaje, hecho histórico…
  • Los nombre científicos se deben escribir en letra cursiva para destacarlos.
  • La primera letra del nombre científico se debe escribir en mayúsculas y la primera del epiteto en minúsculas.
  • A partir de la segunda vez que se escriba en nombre de una especie, el género puede abreviarse.
  • Cuando todavía no se ha identificado la especie a la que pertenece un individuo pero se necesita explicitar, se utilizará a continuación del nombre del género sp. en Zoología o spec. en Botánica. No deben ir en cursiva ni subrayados y deben de llevar punto final.

Igualmente, tiene gran importancia la nomenclatura única para cada especie, que es también una labor esencial de la Taxonomía. Generalmente los nombres se componen de dos palabras latinas o griegas. La primera se refiere al género y la segunda a la especie.

El Reino de la Moneras

El Reino Moneras comprende a los organismos unicelulares o procariotas (una sola célula sin núcleo). Están formados por una única célula y no tienen un núcleo definido, son los organismos más elementales. Les caracteriza un tamaño muy reducido, imperceptible para el ojo humano y se extienden por toda la superficie del planeta.

Consisten esencialmente en bacterias y algas verde azuladas.

El Reino Protoctista

El Reino Protoctista (o Protista) es muy variado, comprende a seres vivos que no pueden encuadrarse en ningún otro reino porque no son plantas, animales ni hongos. Contiene organismos unicelulares y pluricelulares con células euarióticas, de núcleo definido y envuelto por una membrana nuclear. Son de reducido tamaño, y no poseen la habilidad para formar tejidos.

El componente más conocido de este reino es la ameba. También pertenecen a este reino los protozoos y las algas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Presentan simultáneamente características animales y vegetales, lo que ha dado lugar muchas dificultades para su clasificación.

El Reino Fungi

El Reino Fungi, se denomina también el reino de los hongos, contiene setas, levaduras y mohos. Poseen características comunes con animales y plantas, pero con tantas excepcionalidades que no se pueden incluir en ningún otro reino.

Son seres vivos que pueden ser unicelulares o pluricelulares y que no pueden formar tejidos. Sus células se agrupan formando un cuerpo filamentoso y muy ramificado

Plantas y hongos disponen de pared celular, en las plantas está formada por celulosa y en los hongos por quitina.

Se distinguen de las plantas en que no hacen fotosíntesis.

Son heterótrofos (necesitan a otros para su alimentación) y pueden clasificarse en:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);
  • Saprofitos: se alimentan de residuos de otros organismos (cadáveres, excrementos…)
  • Parásitos: se alimenta del organismo en el que habitan.
  • Simbiontes: se nutren por medio de la asociación con plantas.

Se reproducen por medio de esporas.

El Reino de Metafitas

En el Reino Metafitas, los organismos viven anclados en el suelo y pueden fabricar su propio alimento por medio de la fotosíntesis, son autótrofos. Son organismos pluricelulares y los núcleos de sus células eucarióticas están cubiertos por una pared de celulosa.

Su ciclo de reproducción es dual, en una etapa de su vida la reproducción se realiza a través de esporas y en otra etapa se reproduce por medio de cigotos.

Tienen la capacidad de crear un organismo completo partiendo de un trozo (esqueje) de un ejemplar adulto.

El Reino Metazoos

El Reino Metazoos comprende el reino animal, es muy amplio y a él pertenecen los seres humanos, la especie Homo Sapiens.

Los animales que pertenecen a este Reino están constituidos por células que tienen el núcleo diferenciado y no poseen pared celular. Estas células, se unen de forma coordinada y específica formando tejidos que a su vez van a formar órganos y éstos aparatos, permitiendo que se cumplimenten las funciones vitales, como la respiración, la alimentación, la locomoción o la procreación.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Se nutren de forma heterótrofa (alimentos creados por otros seres vivos) y su reproducción es sexual.

La función de la respiración es única, absorben oxígeno y expulsan dióxido de carbono.

Las células nerviosas poseen la capacidad de responder a estímulos externos, y el movimiento es una particularidad de todos los animales. Poseen una estructura ósea y muscular que les sirve para desplazarse y poder desempeñar las necesidades básicas.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos