Escrito por Tendenzias

Las mutaciones y el cáncer

Comenzaremos estas líneas definiendo a groso modo qué es la mutación para después entrar de lleno en materia con el cáncer y cómo y la relación existente entre ambos conceptos.

¿Qué es la mutación?

Mutación es el cambio en la secuencia en la organización del ADN (genotipo) o de un nucleótido de un ser vivo, que produce una variación en las características de este la cuál no se transmite en la descendencia. Se presenta de manera espontanea y súbita o por la acción de mutágenos. Este cambio estará presente en una pequeña proporción de la población o del organismo.

La unidad genética capaz de mutar es el gen, la unidad de información hereditaria que forma parte del ADN.

Mutaciones según sus consecuencias

Podemos clasificar las mutaciones en varias categorías como son:

  • Mutaciones morfológicas: afectan a la morfología del individuo, a su distribución corporal. Modifican el color o la forma de cualquier órgano de un animal o planta y suelen producir malformaciones.
  • Mutaciones condicionales: son útiles para el estudio de genes esenciales para la bacteria.
  • Mutaciones de pérdida de función: suelen determinar que la función del gen en cuestión no se pueda llevar a cabo correctamente, por lo que desaparece alguna función del organismo que la presenta.
  • Mutaciones bioquímicas o nutritivas: son los cambios que generan una pérdida o un cambio de alguna función bioquímica.
  • Mutaciones de ganancia de función: Es la mutación que se produce como consecuencia de un cambio en el ADN. No produce una nueva función en el gen, el fenotipo generado es totalmente nuevo.
  • Mutaciones letales y deletéreas: afectan a la supervivencia de los individuos, ocasionándoles la muerte antes de alcanzar la madurez sexual. Si no produce a muerte sino una disminución de la capacidad para sobrevivir se le denomina deletérea Estas mutaciones se producen por cambios inesperados en los genes esenciales o imprescindibles para la supervivencia del individuo.

Mutaciones según el mecanismo causal

  • Mutaciones cromosómicas: son modificaciones en el número total de cromosomas, la duplicación o supresión de genes o de segmentos de un cromosoma.
  • Mutaciones génicas o moleculares: alteran la secuencia de nucleótidos del ARN. Pueden llevar a la sustitución de aminoácidos en las proteínas resultantes.
  • Mutaciones cariotipícas o genómicas: afectan al número de cromosomas o todo el complemento cromosómico (todo el genoma).

El cáncer

Es el nombre común que reciben un conjunto de enfermedades relacionadas en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo, puede comenzar de manera localizada y diseminarse a otros tejidos, en general conduce a la muerte si no se recibe a tiempo el tratamiento adecuado. Se conocen más de 200 tipos de cáncer, pero los más comunes son los de la piel, pulmón, mama, y colorectal.

El cáncer esta causado por alteraciones en oncogenes, genes supresores de tumores y genes de micro ARN. Estas alteraciones pueden ser provocadas por distintos agentes cancerígenos como son:

  • Radiación ionizante.
  • Rayos ultravioleta.
  • Productos químicos.
  • Tabaco.
  • Contaminación en general.
  • Virus del papiloma humano.
  • Virus de la hepatitis B.

Un solo cambio genético es insuficiente para que se desarrolle un tumor maligno o cáncer. Un oncogén es un gen que cuando es desregulado, participa en el inicio y desarrollo del cáncer. Se han identificados docenas de oncogenes en los seres humanos. Estos son los perpetuos antagonistas de los genes supresores tumorales, los cuales actúan previniendo el daño al ADN y mantienen las funciones celulares bajo control. Los oncogenes se originan a partir de mutaciones en genes normales, llamados protooncogenes, estos codifican para proteínas que ayudan a regular el ciclo celular y se hallan involucrados en la transducción de señal y en la ejecución de señales mitogénicas.

Tipos

El cáncer puede afectar a personas de todas las edades, incluso a fetos, pero el riesgo de sufrir lo más comunes se incrementa con la edad. Podemos clasificarlo según dos criterios: por el tejido a partir del cual las células cancerosas se originan, y por su carácter (en benignos y malignos):

  • Benignos: su nombre suele acabar en el sufijo “oma”, dependiendo el tejido afectado pueden ser: fibroma, mixoma, lipoma, condroma. Algunos derivados del tejido epitelial terminan en el sufijo adenoma.
  • Malignos: llamados también cáncer, su nombre suele acabar en sarcoma o carcinoma, pero muchos de ellos como el melanoma, seminoma, mesotelioma y linfoma termina en el sufijo “oma” como los benignos.

Todos los tumores ya sean benignos o malignos tienen dos componentes básicos en su estructura:

  • Células proliferantes que forman el tumor y constituyen el parénquima.
  • Estroma de sostén, constituido por tejido conectivo y vasos sanguíneos.

No se debe pensar en el cáncer como una enfermedad de causa única, sino más bien como el resultado final de una interacción de múltiples factores de riesgos. La mayoría de los cánceres tiene como causa factores ambientales (90-95%) y el restante a factores genéticos (5-10%). La expresión factores ambientales se refiere no solo a la contaminación, sino a cualquier causa que no se hereda genéticamente, como el estilo de vida, factores económicos y de comportamientos.

Riesgos

Alrededor de un tercio de la muerte por cáncer es debida a los 5 principales riesgos conductuales y dietéticos, como son:

  • Índice de masa corporal.
  • Alto y baja ingesta de frutas y verduras.
  • Falta de actividad física.
  • Consumo de tabaco. este constituye el principal factor de riesgo en el cáncer de pulmón.
  • Consumo de alcohol.

Medidas

Existen diferentes medidas preventivas relacionadas con el estilo de vida, alimentación y otros factores, que son capaces de disminuir la probabilidad de la aparición del cáncer, estas son:

  • Dejar de fumar.
  • Dieta saludable rica en frutas y verduras.
  • Evitar la exposición prolongada al sol o a otras fuentes de radiaciones ultravioletas.
  • Realizar ejercicios físicos.
  • Prácticas sexuales seguras.
  • Vacunación.
  • Evitar exposición a agentes cancerígenos empleados en procesos industriales como son el arsénico, amianto, benceno, cobalto, fibra de vidrio, gases de motores diesel, polvo de madera, radón, entre otros.
  • Es necesario la observación periódica del aspecto de la piel, en concreto las manchas o protuberancias. Prestar atención si han cambiado de tamaño, forma o color.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos