Escrito por Tendenzias

Los transplantes y la donación de células, sangre y órganos

Antes de entrar de lleno a este tema, nos gustaría concienciar a las personas de la importancia que tiene la donación de células, de sangre y de órganos, y de la enorme cantidad de personas que se pueden salvar gracias a ello.

Los trasplantes de órganos, hoy día, a la velocidad vertiginosa en que se desarrolla la ciencia, han pasado de limitarse a ser de riñones, corazones, córneas y pulmones, a ser trasplantes de cualquier parte de nuestro cuerpo. Incluso ya se está hablando de trasplantes de cerebros. Algo impensable no hace tanto tiempo.

Las donaciones han ido en aumento y las listas de espera son más cortas. Gracias a la donación de células también se llegan a curar enfermedades que no tienen un medicamento específico para evitar un trasplante, de médula por ejemplo.  

Lo mismo ocurre con la sangre, ella no se puede fabricar como se hace con el zumo de tomate. Pero vamos a ponernos serios con este tema para tomar conciencia de la importancia que tiene la donación.

En el futuro es muy probable que ya no tengamos que recurrir a los órganos ajenos, ya que fácilmente esté en proyecto la creación de órganos artificiales sin miedo a rechazos después de una operación. De hecho ya se están probando.

Para proceder a la donación de nuestros órganos, simplemente hay que seguir unos pasos administrativos para conseguir la tarjeta de donante. Por supuesto podemos cambiar de opinión, con romper la tarjeta es suficiente para dejar de serlo, tras previa comunicación a la familia claro.

Y ahora, hablemos de los trasplantes.

Los transplantes

¿Qué es un trasplante? Ya sabemos que conocéis la respuesta, aun así lo vamos a explicar.

Un trasplante se lleva a cabo cuando, tras varios tratamientos que han acabado en fracaso,  un médico profesional considera que ya no quedan métodos para salvar el órgano dañado del paciente. Entonces es cuando se plantea la posibilidad de llevar a cabo un trasplante. Hay trasplantes que mejoran la vida del paciente, y hay trasplantes que la salvan.

Por suerte cada vez más población se hacen donantes, tanto de células, de órganos y de sangre.

Los transplantes de células

Los trasplantes de células madre se realizan para sustituir otras células que han sido eliminadas por causa de una enfermedad cancerígena o el tratamiento que se ha llevado a cabo, quimioterapia o radiación.

Las células madre se encuentran en la médula ósea, las cuales se dividen y entran en la corriente sanguínea.

Donación de células

Para poder ser donante de células madre (médula ósea), en primer lugar la persona que va a donar debe tener al menos 18 años (salvo en casos excepcionales) y un máximo de 60.

En segundo lugar, deben tener un estado de salud aceptable y no estar embarazada. Se realizan pruebas para descartar infecciones o anomalías para no correr riesgos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Actualmente solo el 30% de los pacientes pueden recibir el trasplante de las células madre a través de un familiar, el 70% restante a través de donantes inscritos en un banco de donantes.

Para saber si un donante es compatible con un paciente, se busca que el ALH (proteína del sistema inmunitario que ayuda a nuestro organismo a defenderse de posibles infecciones) sea compatible en un porcentaje lo más alto posible con el ALH del paciente.

Las células madres se pueden obtener a través de un proceso tras la sustracción de la sangre del donante. Esto requiere más tiempo ya que hay que alterar la madurez de las células madre.

O también se puede extraer directamente médula ósea del paciente. El proceso se lleva a cabo con el donante completamente anestesiado. Y tras un día de ingreso en el lugar de hospitalización, solo necesitará una semana para poder volver a hacer una vida normal.

Este último proceso es mucho más rápido, ya que tras unas pruebas el trasplante se puede llevar a cabo de inmediato.

Donación de sangre

Existen muchos centros fijos y móviles donde donar sangre, y no hace falta pasar por un protocolo tan estricto como donar células o un órgano. Solo hace falta ser mayor de edad, estar en buenas condiciones de salud y tener un peso mínimo. No ser diabético o haber contraído una enfermedad infecciosa tiempos atrás. Y por supuesto no estar embarazada.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Desde luego la sangre que se recibe en los bancos de sangre, lleva un control riguroso para determinar si hay alguna anomalía.

Existen varios grupos de sangre, y son los siguientes:

A+    A-   B+   B-   AB+   AB-   0+   0-

Cuando se precisa de una transfusión de sangre, la sangre del donante debe ser compatible con la del paciente. Pueden tener el mismo grupo sanguíneo u otro que sea compatible, para ello está la tabla de compatibilidad sanguínea.

Donación de órganos

La donación de órganos es voluntaria. Se puede hacer en vida o tras la muerte, cuyo consentimiento sería a través de un familiar si no está inscrito como donante.

Para recibir un órgano, es imprescindible tener un grupo sanguíneo y ALH (sistema inmunológico) compatibles con el donante. Además de tener unas características físicas similares. Es importante tener en cuenta el tamaño del órgano donante a la hora de hacer el trasplante.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

El riñón es el órgano que más se trasplanta. El corazón, el hígado, los pulmones, el páncreas y los intestinos, son los trasplantes más comunes que se llevan a cabo.

Actualmente la tasa de donantes va en aumento, lo cual facilita y agiliza los trasplantes de órganos.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos