Escrito por Tendenzias

Lagrimas de San Lorenzo – La mejor lluvia de estrellas

¿A quién no le gusta salir en una noche estrellada a observar la bóveda celeste? Este placer puede ser aún mayor en determinadas épocas del año, cuando se producen fenómenos que dejan clara la inmensidad, belleza y poder del universo. Este es el caso de las ‘Lágrimas de San Lorenzo‘. ¿Todavía no sabes lo que son? En ‘Espacio Ciencia’ te lo contamos.

perseidas

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo

Las perseidas, también llamadas ‘Lágrimas de San Lorenzo‘, son uno de los fenómenos más espectaculares del universo que se pueden ver a simple vista desde la Tierra. Consiste en una lluvia de cuerpos celestes que se produce por el desprendimiento de fragmentos de la cola del cometa 109P/Swift-Tuttle y su entrada en la atmósfera. Perteneciente a la constelación de Perseo (de ahí el nombre de perseidas).

Este fenómeno se produce cada año durante los meses de verano, en concreto entre el 16 de julio y el 24 de agosto, teniendo su período de máxima actividad en 2017 durante los días 12 y 13 de agosto.

lagrimas de san lorenzo
Las lágrimas de San Lorenzo son uno de los fenómenos relacionados con el universo que más adeptos congrega, ya que se produce en verano, cuando hay más gente de vacaciones y cuando el cielo está más despejado y, por tanto, se puede observar el cielo con más facilidad. Sin embargo, cabe decir que existen lluvias de estrellas y meteoritos de mucha mayor magnitud aunque quizá no son tan visibles o tan conocidas popularmente.

Hay pruebas que constatan la existencia de estas lluvias de meteoritos ya en el año 30 d-C. Sin embargo, no es hasta el siglo XIX cuando queda demostrado que, de forma continua, durante las mismas fechas, se produce cada año una lluvia de meteoros con origen en el mismo lugar: la constelación de Perseo.

lluvia de estrellas
Como curiosidad, decir que las perseidas también son llamadas ‘Lágrimas de San Lorenzo’ debido a que el 10 de agosto, la noche que da paso al período de mayor actividad, es la festividad por este santo.

Qué es una Perseida

Como ya hemos dicho, las Perseidas tienen su nombre porque provienen de la constelación de Perseo. Sin embargo, mucha gente todavía cree que al llamarlas “lluvia de estrellas” se trata de estos cuerpos celestes. Sin embargo, no se trata de estrellas, ni de estrellas fugaces, como se suele creer, sino de meteoros.

Para entender el concepto tenemos que empezar hablando de los meteoroides, que son fragmentos de roca que se van desprendiendo de los diferentes cometas, y que circulan por el espacio a grandes velocidades. Cuando estos meteoroides entran en la atmósfera terrestre se produce una fricción debido a la alta velocidad y dejan esa estela que podemos ver. Esto es lo que se conoce como meteoros. El tamaño y longitud del meteoroide original determina en gran medida el tamaño del meteoro y la longitud de su estela.

A veces, estos meteoros son de suficiente tamaño como para no desintegrarse antes de llegar a la superficie terrestre. Cuando los meteoros consiguen alcanzar la superficie del planeta se denominan meteoritos. Es decir, las Perseidas son meteoros, pero en algún momento fueron parte de un cometa, luego meteoroides, y quizá en algún momento lleguen a convertirse en meteoritos.

Dependiendo de su lugar de procedencia, las astrónomos le confieren a estas lluvias de estrellas unos u otros nombres. En la infinidad del universo se producirán innumerables desprendimientos de comentas, pero en concreto las Perseidas provienen de la constelación de Perseo y son uno de estos fenómenos visibles desde nuestro planeta. Pero no son el único.

A lo largo del año se pueden presenciar otros fenómenos de este tipo visibles desde La Tierra. A saber, las Cuadrántidas, Eta Acuáridas, Delta Acuáridas, Liridas, Oriónidas, Leónidas y Gemínidas. Cada una de estas lluvias de estrellas proviene de una constelación determinada y se es visible desde la Tierra en una fecha determinada del año.

Por ello, para saber cuándo y cómo ver las Perseidas es necesario saber que los días de mayor intensidad de la lluvia de meteoros son el 12 y el 13 de agosto. Además, es importante saber dónde mirar para verlas. Para ello es necesarios saber cuál es el radiante de las Perseidas, esto es, el punto de partida desde el que confluyen todos estos meteoros. Para ello es fundamental conocer su Declinación y la Asecensión Recta. En el caso de las Perseidas la Declinación es de 58º y la Asensión Recta es de 3 horas y 4 minutos.

Origen del nombre

El nombre verdadero de las Lágrimas de San Lorenzo es “perseidas”. Este nombre se les otorgó en honor a Perseo, uno de los hijos de Zeus. Este se enamoró de una Ninfa, Dánae. Para poder consumar su amor y engendrar a su futuro hijo, Perseo, tuvo que transformarse para entrar en la habitación: se convirtió en lluvia dorada y así consiguió acceder a su gran amor, que pronto sería sustituido por el de Andrómeda, la constelación adyacente a Perseo.

Origen del nombre “lágrimas de San Lorenzo”

Aunque se las conoce normalmente como Perseidas debido a la localización de su radiante, las Perseidas también son denominadas popularmente como Lágrimas de San Lorenzo. Se les atribuye este nombre debido a su coincidencia con la muerte del mártir San Lorenzo, que fue quemado en la hoguera un 10 de agosto del año 258. San Lorenzo fue quemado vivo, literalmente a la parrilla, por los romanos. Las leyendas dicen que, en un momento dado, San Lorenzo llegó a pedir que le dieran la vuelta, pues por ese lado ya estaba suficientemente hecho.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Se dice desde la tradición cristiana que las Perseidas son las lágrimas de dolor de San Lorenzo, que todavía se sigue quejando en la otra vida. Y no es de extrañar viendo la horrible muerte que tuvo.

Perseidas: mitología

Como muchos otros cuerpos celestes, las Perseidas tienen el origen de su nombre (uno de ellos) en la mitología griega. Para entenderlo hay que remontase a la época en que Zeus, el dios máximo en la mitología griega, no era todavía más que un joven.

Este joven Zeus estaba enamorado de Danae, una ninfa que estaba cautiva en lo alto de una torre. Los muros de esa torre estaban hechos de un bronce indestructible, por lo que ambos amantes no podían verse. Zeus lo intentaba todo, pero ni siquiera su poder casi omnipotente le permitía derribar los muros que impedían consumar su amor.

La leyenda cuenta que entonces Zeus decidió transformarse en lluvia dorada, y de esa manera logró colarse entre los muros de la torre y así acceder a su amada. Fruto de esa noche nació Perseo.

Con el paso de los años, Perseo se convirtió en un apuesto joven. El amor le llegó cuando conoció a Andrómeda en unas circunstancias bastante límite: Andrómeda había sido elegida para ser sacrificada por un monstruo marino. Perseo la vio por primera vez cuando ya estaba atada a una roca, esperando a que el monstruo marino la devorase. Quedó inmediatamente prendado de su belleza y decidió ofrecer un intercambio a cambio del sacrificio de Andrómeda: él se encargaría de salvarla del monstruo, pero a cambio podría casarse con ella.

Finalmente, tras derrotar al monstruo Perseo se casa con Andrómeda y, ocurren numerosas intrahistorias durante su matrimonio, como es habitual en las leyendas mitológicas. El caso es que en realidad su matrimonio fue feliz y llegaron a tener 6 hijas, a las cuáles las llamaron las Perseidas. De hecho, en su lecho de muerte Andrómeda le pidió a Atenea que le transformara en constelación y le enviara al cielo, junto a su marido. Por ello la constelación de Andrómeda y la de Perseo están la una al lado de la otra.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

La mitología griega no es l única que ha hecho referencia al nombre de las Perseidas. En algunos lugares del planeta se les conoce también como las “lágrimas de San Lorenzo“, en honor a un mártir que fue quemado en la hoguera durante la época del imperio romano. El nombre se les atribuye por dos motivos: la fecha en la que fue ejecutado, que coincide con la fecha de las Perseidas; y por otro lado, se dice que esos meteoros son las lágrimas que el santo derramó mientras era torturado hasta la muerte.

Cabe decir que San Lorenzo tuvo un final trágico, con una muerte horrenda. Fue quemado vivo en una parrilla. Cuando todavía estaba siendo torturado en medio de un inmenso dolor, el mártir todavía alcanzó a pedir que le diesen ya la vuelta, pues por ese lado ya estaba suficientemente cocinado.

Otros datos sobre las Lágrimas de San Lorenzo

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo es una de las lluvias de estrellas más intensas de todo el año. Sin embargo, eso no quiere decir que sea la más intensa. De hecho, hay dos lluvias de estrellas cíclicas a lo largo del año que son más intensas que las Perseidas. Estas son las Cuadrántidas, las cuáles se pueden observar en enero con una intensidad máxima de 120 a la hora, y las Gemínidas que se pueden ver en diciembre y también tienen una intensidad máxima de 120 a la hora. Las Perseidas tan solo llegan a los 100 meteoros a la hora en sus mayores picos de intensidad.

Una de las principales condiciones para poder observar y fotografiar mejor las lluvias de estrellas es la fase lunar, de la cual dependen en gran medida las condiciones lumínicas. A menor fase lunar, mejores condiciones. Pues en el caso de las Perseidas la fase lunar se encuentra al 72% por lo que, en principio, las condiciones de visibilidad no deberían ser muy buenas. Sin embargo, a pesar de todo son una de las lluvias de estrellas que se pueden ver con mayor claridad en el hemisferio norte, ya que se produce en las agradables y despejadas noches de agosto.

Las Perseidas llegan a la Tierra a una velocidad de hasta 60 kilómetros por segundo. A esa velocidad,al entrar en contacto con la atmósfera son capaces de dejar una estela visible aunque sean del tamaño de una canica. De hecho algunas de ellas no son más que granos de arena.

Las Perseidas proviene del cometa 109 Swift Tuttle, un cometa que solo ha sido visto dos veces en la historia. Fue descubierto en el año 1862, y volvió a er visto recientemente, en 1992. Se cree que la próxima vez que vuelva a ser visible en la Tierra será en el año 2126. Algunos astrónomos afirman incluso que este cometa podría llgar a colisionar con la Tierra dentro de más de 2.000 años, en concreto en el año 4479.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Por último, a la hora de visualizar este fenómenos se recomienda hacerlo a partir de medianoche, momento en el cual el radiante comienza a asomar por el horizonte. Sin embargo, los mejores momentos para observar este fenómenos suelen ser en las horas previas al amanecer.

Sin duda es un fenómeno que merece la pena y que atrae a mucha gente. Y puede ser disfrutado tanto por los amantes de la astronomía, como fotógrafos, como por aquellos más sentimentales o supersticiosos que tan solo quieren ver una estrella fugar y pedir un deseo.

Consejos para observar las Perseidas

No cabe duda de que las Perseidas son uno de los fenómenos más impresionantes que se pueden ver en el cielo a simple vista (con permisos de los eclipses, por ejemplo). Se trata de la lluvia de estrellas probablemente más fácil de ver, pero aun así siempre es útil seguir una serie de consejos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta una serie de factores para decidir el lugar donde las vamos a observar. La contaminación ambiental o lumínica, la altura, lo despejado que está el cielo, etc. Asimismo, hay que tener siempre en cuenta el horario de máxima frecuencia, así como los momentos en los que la fase lunar proporciona una mejor visión.

Para saber dónde mirar y encontrar las Perseidas es necesario saber cuál es su radiante, esto es, el punto desde el cual parten los meteoros. Este se sitúa en la constelación de Perseo, pero para poder establecer exactamente dónde es este punto hay que entender dos conceptos como la Ascensión Recta y la Declinación. Si no sabes estos datos no te preocupes porque nosotros te lo decimos: las Perseidas o lágrimas de San Lorenzo tienen el punto de fuga a una Declinación de +58º y una Ascensión Recta de 3 horas y 4 minutos.

Por supuesto, es imprescindible llevar una buena cámara de fotos. Lo más recomendable es tener una cámara réflex, con un teleobjetivo cuanto más cerrado mejor, aunque no es imprescindible. Evidentemente, la calidad de la cámara influye enormemente, pero con una réflex de gama básica sirve perfectamente. Lo que sí va a ser imprescindible es usar un tripode. También va a ser necesario tener ciertos conocimientos de fotografía. Por ejemplo, si dominamos el tema del obturador podremos poner fotos con una exposición muy larga y obtener preciosas instantáneas del cielo lleno de estrellas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Y no hay que olvidar de que las Perseidas suceden en pleno verano, donde las noches son calurosas, y mucha gente tiene ganas de disfrutar y de pasar noches mágicas e inolvidables. Por ello recomendamos disfrutar de esta experiencia al máximo, planeando la excursión con nuestra familia o amigos, o incluso para pasar una noche más íntima con nuestra pareja. No olvides la comida, la bebida, algo de ropa por si refresca, alguna manta o toalla para poder sentarse tranquilamente, la cámara de fotos, prismáticos, incluso juegos de mesa o de cartas para pasar el tiempo. Pero tampoco te distraigas demasiado, o al final la lluvia habrá terminado y ni te habrás dado cuenta. Aun así, seguro que mereció la pena de todas formas.

Fotos de Perseidas

Como te decimos, uno de los principales alicientes de esta lluvia de meteoros es que el fácilmente observable a simple vista y que en una noche despejada se pueden sacar fotos muy bonitas.

Poniendo exposiciones muy altas y forzando el ISO de nuestra cámara podremos llegar  a sacar fotos de los meteoros que veamos en el instante. En cambio, poniendo una exposición más baja y alargando mucho el tiempo de obturación (y usando siempre un trípode, por supuesto) podemos conseguir que en la imagen aparezcan todos los meteoros que se produjeron durante el tiempo de exposición (media hora, por ejemplo). Sería algo así como un time lapse, pero en fotografía.

Vídeo de las Lágrimas de San Lorenzo

Durante los últimos años parece que la actividad ha id en descenso, pero todavía sigue siendo un fenómeno muy esperado por los fans de la astronomía, como podemos ver en este video:

¿Conocías este espectacular fenómeno? ¿Alguna vez has podido disfrutar de las Lágrimas de San Lorenzo?

Enlaces de interés:

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos