Escrito por Tendenzias

La memoria inmunológica

El cerebro es un órgano complejo, (en parte y en algunos aspectos para la ciencia aún desconocido) que lleva a cabo inmensidad de funciones que definen y diferencian al ser humano del resto de organismos vivos, lo mantiene activo y funcional, y a su vez le otorga al ser humano una individualidad específica como es la propia personalidad del individuo.

Entre las numerosas funciones del cerebro se encuentra la de la capacidad del organismo de codificar, almacenar y recuperar los datos o información antigua o que ha sucedido a corto y largo plazo, o lo que definimos como la memoria, la cual no se encuentra en un único lugar físico en el cerebro, si no que las neuronas la diseminan en diferentes localizaciones especializadas. Dicho esto pasaremos a hablar de un tipo de memoria en específico en la cual profundizaremos y analizaremos exhaustivamente.

La memoria inmunológica

Comenzamos dejando a un lado el cerebro y centrándonos en el sistema inmune, entramos así, un poco más en la funcionalidad de esta capacidad orgánica, y hablamos de la memoria inmunológica o como su nombre indica la memoria del sistema inmunitario.

El sistema inmune o sistema inmunitario es aquel conjunto de estructuras y procedimientos biológicos que se llevan a cabo en el interior del organismo y permiten que haya un equilibrio interno (homeostasis) ante los ataques externos producidos, independientemente de su naturaleza o procedencia.

¿Alguna vez os han puesto una vacuna? Apuesto a que la respuesta es sí, lo cierto es que esta infructuosa práctica para muchos incrédulos basa su efectividad en su estrechísima relación con la memoria inmunológica.

Y es que el papel de esta última es activar ciertas células específicas a la hora de que un agente desconocido o un agente patógeno entre por primera vez en nuestro sistema. Esto hace posible que numerosas enfermedades como el sarampión o la varicela se manifiesten una sola vez en la vida de un individuo, pues las próximas veces que el antígeno que produce esa patología entre en el cuerpo será reconocido por los anticuerpos, es decir “los memoriza”, el cuerpo ya sabe cómo actuar, neutralizándolo de forma rápida e imposibilitando la aparición de los síntomas que la enfermedad conlleva en numerosas ocasiones.

Es parecido al efecto de la vacuna, solo que la diferencia está en que al vacunar se introducen artificialmente patógenos inactivos (o partes de él) causantes de una determinada infección lo que permite al sistema inmune estudiar al agente infeccioso y “memorizarlo” para futuras visitas, pero sin llegar a perjudicar al organismo.

Anticuerpos y función en el organismo

Los anticuerpos son las glicoproteínas que protegen al ser vivo. Son los encargados de luchar contra los agentes que resultan peligrosos para un individuo, y se pueden encontrar solubles en sangre o en otros fluidos.

Cuando los anticuerpos se enlazan a las proteínas extrañas, se comportan como una especie de marcadores, haciendo más fácil su reconocimiento y eliminación por las células del sistema inmunitario.

Tienen una tarea que resulta tan clave en un individuo que sin ellos un leve resfriado podría resultar mortal para cualquiera.

Peculiaridades del sistema inmune y la memoria

Existe un dicho el cual dice que cada cuerpo es un templo. Esto en parte es cierto ya que aunque el ser humano posea un sistema de defensa altamente eficaz debemos cuidar nuestro cuerpo para mantener su actividad y no carecer de una buena salud y longevidad. Debido a que el ADN es único y particular en cada organismo viviente no todos tenemos el mismo sistema inmune, ya que hay personas a las que les es sumamente fácil enfermarse o por el contrario les resulta por suerte tarea difícil, a menudo, a causa del número de anticuerpos o de su grado de efectividad.

El sistema inmune es un campo biológico tan amplio a estudiar, ya que está lleno de matices que resultan muy interesantes y que a menudo sorprenderían a cualquier científico o persona de a pie con el mínimo interés y curiosidad por la ciencia. Es aquí donde hablamos de cuando el sistema inmune deja de ser una perfecta máquina de defensa, es aquí donde hablamos de temas como las enfermedades autoinmunes.

Enfermedades autoinmunes

Estas se tratan de aquellos trastornos que radican en producir defensas (o inmunidad) contra nuestro propio organismo, de manera que nuestro sistema inmunológico para de actuar como lo que es, un sistema defensivo para el cuerpo humano convirtiéndose en lo contrario, una amenaza. Esto quiere decir que, en vez de crear anticuerpos contra los agentes infecciosos que invaden el cuerpo, producen anticuerpos que atacan a nuestras propias células dañándolas. ¿Es este un fallo en la memoria inmunológica? ¿Qué le sucede al cuerpo cuando esto pasa? ¿Cuál es el origen o que lleva al organismo a atacarse a sí mismo?

El origen de estas enfermedades autoinmunes como el lupus, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn son aún desconocidas para el ámbito científico, aunque se barajan algunas hipótesis.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por otro lado investigaciones de la universidad de Stanford aseguran que los científicos hallaron que la memoria celular que actúa contra agentes peligrosos, en ocasiones actúa a su vez contra múltiples patógenos a los que no habían permanecido expuestos los individuos anteriormente.

Concluyendo así que a lo largo de la vida de un ser humano, al exponerse a múltiples microorganismos (ambientales o de otra procedencia) y a los distintos patógenos, el sistema inmunitario va generando respuestas cruzadas cada vez más complejas haciendo posible una mejor respuesta contra nuevas infecciones futuras.

Conclusión

Se hace así un punto de inflexión en lo impresionante e inmenso que resulta el ser humano, tanto en su composición como en su estructura, su anatomía, su funcionalidad o complejidad, y de lo peculiar que puede resultar el querer averiguar sobre un sólo pequeño aspecto de la memoria, ya que en su indagación todo se magnífica más y más hasta parecer entrar en un sin fin e inmensa fuente de información.

Pues es cierto que aspectos como la memoria inmunológica seguirán siendo en gran parte y por ahora un misterio para la ciencia.

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos