Escrito por Tendenzias

La Luna: fases y eclipses

La Luna es un satélite natural único por sus dimensiones relativas comparadas con su planeta madre; presenta un diámetro de 3.476 km, más o menos una cuarta parte del de la Tierra.

La Luna da un giro completo sobre su eje una vez cada 27 y 1/3 de días, los mismos que tarda en recorrer su órbita alrededor de la Tierra. Esta rotación capturada significa que siempre vemos la misma cara de la Luna.

Las fases lunares se producen debido al cambio de ángulo con el cual la luz solar se refleja en la superficie de nuestro satélite. Cuando está llena, la Luna está al otro lado de la Tierra (vista desde el Sol, exactamente opuesta a este), y la luz de Sol es reflejada por todo el hemisferio de la Luna.

El ciclo completo de las fases lunares dura 29.5 días, el tiempo que tarda la Luna hasta llegar a la misma posición en su órbita, visto desde la Tierra.

La poca distancia que separa la Luna de la Tierra (sólo 384.000 km) hace que veamos el disco lunar del mismo tamaño que el del lejano Sol (situado a una distancia de 150.000.000 de km). En la historia, esta coincidencia de dimensiones aparentes ha emparejado a la Luna y al Sol como símbolos iguales.

Para el observador, uno de los efectos de tal semejanza aparente de tamaños es que durante un eclipse solar total el disco solar queda, durante unos instantes, totalmente cubierto por el disco lunar.

El eclipse solar total sólo puede ocurrir en la fase de la Luna nueva, es decir, cuando el satélite se alinea directamente entre la Tierra y el Sol, y se observa desde una posición concreta en la Tierra.

En ocasiones, unas pequeñas variaciones en la órbita lunar reducen el tamaño del disco lunar, en cuyo caso veremos un anillo de luz solar brillando alrededor de su contorno. Este fenómeno recibe el nombre de eclipse anular.

Ahora bien, la mayoría de las veces no es posible ver el eclipse total desde ninguna parte de la Tierra, y se percibirá que una parte del Sol está escondida, fenómeno más normal que recibe el nombre de eclipse solar parcial.

El eclipse lunar tiene lugar cuando hay Luna llena y el cono largo de la sombra terrestre, también llamado umbra, se posa exactamente en la superficie de la Luna. Por lo tanto, sólo habrá eclipse cuando la Tierra, el Sol, y la Luna estén en la misma línea de observación y en el mismo plano, el de la eclíptica.

Fuentes: Stellarium / Cornelius, G.: Manual de los cielos y sus mitos, Blume, 1998./

Artículos recomendados

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos