Escrito por Tendenzias

La importancia de las vitaminas y su función para prevenir enfermedades

Las vitaminas (proviene del latín vita “vida” y el sufijo amina) son compuestos heterogéneos imprescindibles para la vida, ya que al ingerirlo de forma equilibrada y en dosis esenciales promueven el correcto funcionamiento fisiológico, es decir que las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente. El cuerpo humano necesita 13 vitaminas, por lo general las vitaminas provienen de los alimentos que consumimos, aunque el cuerpo también puede producir vitaminas como son las vitaminas D y la K. Los requisitos son mínimos diariamente de las dosis de vitaminas que necesitamos en tan solo miligramos o microgramos contenidos en grandes cantidades de alimentos naturales.

Tanto la deficiencia como el exceso de los niveles de vitamínicos corporales pueden desarrollar una enfermedad que va de leve a grave e incluso muy graves o la muerte.

La deficiencia de vitaminas se denomina hipovitaminosis, mientras que el nivel excesivo se denomina hipervitaminosis. Al final de este texto veremos algunos tips para evitar un déficit de vitaminas en nuestro organismo.

Clasificación de las vitaminas

Las vitaminas se pueden clasificar en dos grandes grupos según su solubilidad:

  • Si lo son en agua son hidrosolubles
  • Si lo son en lípidos son liposolubles

Las hidrosolubles comprenden 9 vitaminas (8 del complejo B y la vitamina C), mientras que las liposolubles comprenden 4 vitaminas (A, D, E, K)

Vitaminas liposolubles

Son aquellas vitaminas que están incluidas en los alimentos con contenido de grasa. De este modo, este tipo de vitaminas se disuelven en la grasa, también en los aceites. La característica es que estas vitaminas se almacenan en el hígado y los tejidos grasos. Por consiguiente no es recomendable su consumo en exceso, puesto que se almacenan y un exceso puede resultar tóxico para el cuerpo humano.

podemos distinguir entre las vitaminas liposolubles a:

  • Vitamina K (antihemorrágica)
  • Vitamina A (retinolftalina)
  • Vitamina D (calciferol)
  • Vitamina E (tocoferol)

No contienen nitrógeno y por ello son estables frente al calor. También es necesario añadir se absorben en el intestino delgado y no son excretadas mediante la orina.

Vitaminas hidrosolubles

Son las vitaminas que se disuelven en agua, se trata de coenzimas o precursores de coenzimas, necesarias para muchas reacciones químicas del metabolismo. En este grupo de vitaminas tenemos las siguientes:

  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B3 (niacina)
  • Vitamina B5 (acido pantoténico)
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Vitamina B7/B8 (biotina)
  • Vitamina B9 (acido fólico)
  • Vitamina B12 (cobalamina)
  • Vitamina C (acido ascórbico)

Estas contienen nitrógeno en su molécula, exceptuando la vitamina C y, no se almacenan en el organismo a excepción de la vitamina B12 que lo hace en el hígado, son excretada en la orina por lo cual requieren de ingesta diaria.

Funciones de las vitaminas

Cada vitamina tiene funciones específicas, vamos a repasar los tipos de vitaminas y analizar como son sus funciones:

Vitamina A

Comprende el grupo de los retinoides, siendo su principal fuente los carotenos de las verduras y hortalizas, su principal función es la diferenciación de tejidos epiteliales e inmunidad, la función visual (es la mejor conocida) y la función reproductora.

Vitamina B2

Desempeña su labor ayeando a la conducción nerviosa, se encuentra en los cereales con cascaras, frutos secos, las legumbres y leche materna. Las infusiones y el café impiden su absorción. Su déficit aparece por la no ingestión de alimentos ricos en ella o alteraciones hepáticas o intestinales, normalmente se asocia con déficit de otras vitaminas produciendo un cuadro de cansancio, pérdida de peso, alteraciones emocionales y alteraciones digestivas.

Vitamina B3

La niacina es una coenzima transportadora de electrones interviniendo en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Su fuente principal son los alimentos proteicos como las carnes y los pescados. Su déficit se denomina pelagra y consiste en un cuadro de delgadez y cansancio.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Vitamina B6

Es un cofactor de la decarboxilación de aminoácidos y transporte. Se encuentra en carnes, cereales y leche. Su déficit en lactante produce irritabilidad y convulsiones.

Vitamina B12

Es una sustancia que va a intervenir en la síntesis de ADN, se obtiene de la ingesta de productos animales y pescados, se absorbe unido al factor intrínseco. Su déficit va a producir un cuadro de anemia que puede acompañarse de síntomas neurológicos.

Vitamina C

Se encarga de neutralizar radicales libres, también actúa como cofactor manteniendo reducido el hierro y el cobre, se obtiene de alimentos de origen vegetal, siendo los más conocidos los cítricos. El déficit produce un cuadro llamado escorbuto.

Vitamina D

Esta es una proteína que debe sufrir una transformación para activarse, en la que influye la luz solar y luego cambios moleculares en hígado y riñón. Esta vitamina se encarga de la mineralización del hueso. Su déficit va a producir una hipocalcemia.

Vitamina K

Es un conjunto de sustancia que participa en la cascada de la coagulación junto con algunos factores de esta, se obtiene mediante vegetales de hojas verdes y tomates. Su déficit cursa con un aumento del tiempo de la protrombina y sangrado.

Recomendaciones para evitar una deficiencia de vitaminas en el organismo

La fuente principal de vitaminas se encuentra en alimentos, más concretamente en los vegetales crudos. La recomendación de consumo diario para este tipo de alimentos está fijada en 5 raciones por día, entre vegetales y frutas. Para obtener una buena dosis de vitaminas debemos superar esta cantidad de ingesta. De este modo nuestro organismo no se verá escaso de las mismas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Hay que evitar los procesos que produzcan pérdida de vitaminas en exceso por ejemplo podrían ser:

  • Evitar cocinar los alimentos en exceso, a mucha temperatura o durante mucho tiempo.
  • Evitar echar los alimentos en el agua ya hirviendo, en vez de llevar el agua a ebullición con los alimentos dentro.
  • Evitar que los alimentos estén preparados mucho tiempo antes de comerlos.
  • Evitar quitar las cascaras de los cereales o piel de las frutas.
  • Evitar la congelación de los alimentos

Aunque la mayoría de los procesamientos perjudica el contenido vitamínico, algunos procesos biológicos pueden incrementar el contenido vitamínico en los alimentos como por ejemplo:

  • Fermentación del pan, queso u otros alimentos.
  • Fabricación de yogurt mediante bacterias.
  • El curado de jamones y embutidos.
  • El germinado de semillas

En resumidas cuentas, la mejor manera de obtener suficientes vitaminas para nuestro organismo es manteniendo una dieta equilibrada con alimentos variados. Las vitaminas cumplen su función dentro de la dieta, sin embargo deben compensarse con otro tipo de nutrientes.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos