Escrito por Tendenzias

Proyecto genoma: repercusiones sociales y valoraciones éticas

El genoma humano se define como la secuencia de ADN que todo ser humano posee. Está diferenciado en secciones que forman los 23 pares de cromosomas que existen en la raza humana (22 pares de autosomas y 1 par de alosomas).

El proyecto genoma

Origen

Se calcula que el genoma humano se encuentra entre los 22500 y 25000 genes distintos. Cada gen en particular tiene “unas determinadas instrucciones” gracias a las cuales se sintetizan proteínas específicas (o ARN funcionales, en el caso de los genes ARN). El “genoma” de un individuo es diferente al resto (a excepción de los gemelos idénticos y los organismos clonados), es decir, es único e irrepetible.

El poder conocer su secuencia completa tendría un valor de gran magnitud para el ámbito medicinal, posibilitando estudiar y analizar qué factores causan ciertas enfermedades y poder trabajar así en un correcto tratamiento o cura para el mismo.

Tras aprobar, apoyar y financiar la investigación PGH o proyecto genoma humano, con unas cantidades de dinero alarmantes, (hablando de miles de millones de euros) fue finalmente lanzado en 1990 dispuesto a averiguar y descifrar toda la información genética del mismo. Entre los países que brindaron su colaboración en este proyecto encontramos a Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña o España.

Por el año 2000 ya se hallaban 40000 tipos de genes clasificados entre los cuales 1000 correspondían a diversas enfermedades. Finalmente en 2003 se descifró totalmente el genoma, esto fue objeto de sorpresa para muchos lo cual no es de extrañar pues se habría descubierto en su plenitud dos años antes de lo que se había previsto.

¿Avance científico real?

Si es cierto que la información genómica permitirá conocer con más claridad las bases moleculares en las que se basa una enfermedad, no sabemos en qué punto ni cuándo esto significará un adelanto o avance en la erradicación de patologías, pues conocer la causa no es proporcional a resolver el problema, sino que marca unas pautas para que esto se produzca en un período variable de tiempo. Además no todas las enfermedades tienen un origen plenamente genético sino que pueden mutar o simplemente darse por una clase de condiciones ambientales o químicas.

Sin embargo investigaciones como las del PGH son las que han permitido dar unos cuantos pasos a sectores como el asesoramiento genético, el cual informa y asesora a progenitores que esperan o desean un descendiente biológico siguiendo unas pautas para saber si será o no viable la llegada de tal individuo en función de su constitución genética conociendo la de los ascendientes así como su historial clínico. Es decir, su papel es ayudar a padres que ansían un hijo a la hora de determinar si es más o menos propenso a padecer enfermedades de tipo genético.

Aunque eso no es todo sino que al incrementar enormemente nuestros conocimientos generales sobre genética, se ha generado un notable avance en sectores tan dispares como la antropología forense o los laboratorios de fertilidad.

Ética

Pese a las ventajas que ha supuesto el proyecto todavía quedan algunos puntos por pulir y que podrían ensombrecer los méritos clínicos.

La presión comercial, junto con la ignorancia de algunos de los profesionales de salud y de los medios de difusión, son factores que pueden producir un cierto malestar a nivel público y por parte de algunos doctores, a lo que a su vez supone una lectura de pruebas genéticas de una forma no muy coherente, sin llegar a valorar los beneficios y perjuicios que suponen realmente.

Por otro lado, han sido registrados de manera gradual una serie de acciones sociales de dudosa moralidad, pérdida de pólizas o de empleos a causa de pruebas genéticas realizadas a los trabajadores etc. Estas conductas sacan a la luz la ignorancia de una parte “rica” de la población que busca eficiencia y buenos resultados a toda costa y que suponen que muchas personas pierdan su trabajo por alguna alteración o defecto genético del cual no conocen con exactitud si puede llegar a suponer un problema real a la hora de resultar eficaces en una determinada labor, paralelamente implican una violación al derecho a la salud y solidaridad social. La protesta a la discriminación laboral por causas genéticas de la mano del gobierno de Estado Unidos ha revelado que esta práctica por desgracia sucede más de lo que debería en esta sociedad, y aquí es dónde se aplica el dicho de “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Hipótesis del proyecto genoma

“Las formas de vida alienígenas crearon nuestra especie”

Así de contundentes suenan un grupo de investigadores que se implicaron en el complicado proyecto por un período de 13 años, pues ellos sostienen que fueron testigos de uno de los mayores descubrimientos en la historia jamás conocidos.

Este grupo de científicos afirman que aproximadamente un 97% de las secuencias no codificantes en el ADN humano corresponde a un código genético de naturaleza alienígena, secuencias con un papel desconocido en el cuerpo humano.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Después de llevar a cabo un exhaustivo estudio de este por programadores informáticos, matemáticos y otros muchos colaboradores, el Profesor Chang se llegó a cuestionar si el aparente “ADN basura humano” o no codificado fue creado por algún tipo de “programador de origen desconocido en el planeta”

Esto en la actualidad se ve más que reforzado, ya que en 2013, algunos científicos de Kazajstán contemplaron de nuevo la posibilidad de que el ADN humano fuera codificado con una señal extraterrestre por una antigua civilización alienígena a la que llaman “SETI biológico” alegando que el ADN humano no podría ser explicado razonablemente por la evolución.

Se basan en que la forma en la que se disponen el material genético puede ser base de un mensaje simbólico o patrones aritméticos.

“Una vez fijado, el código podría permanecer sin cambios en escalas de tiempo cosmológicos, de hecho, es la construcción más durable conocido”, “Por lo tanto, representa un almacenamiento excepcionalmente fiable para una firma inteligente.”

Explican ellos, además de sostener firmemente que fuimos creados millones de años atrás fuera de nuestro sistema solar.

¿Significa eso que somos un perfecto recipiente de información para formas de vida más inteligentes?¿Qué pensáis vosotros?

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos