Escrito por Tendenzias

La biosfera: características que hicieron de la Tierra un planeta habitable

La biosfera es un sistema que comprende a todos los seres vivos, y el espacio de la superficie de la tierra que está ocupado por ellos, en ella se desarrolla la vida, impulsada por la energía solar. Se ha mantenido estable durante millones de años, lo que ha dado lugar a los procesos evolutivos necesarios para la existencia de las formas de vida actuales. Sin embargo la contaminación y el consecuente deterioro de los elementos que la componen, puede poner en peligro su subsistencia y con ello la posibilidad de la vida en la Tierra.

Que exista vida en nuestro planeta, es posible gracias a los factores fisicoquímicos resultantes de la distancia existente entre la tierra, el sol y de su tamaño.

Características de la biosfera

La biosfera incluye el espacio líquido, sólido y gaseoso que va desde el subsuelo hasta la atmósfera, es muy difícil establecer límites de donde empieza y donde acaba, aproximadamente desde unos 10 metros por debajo del nivel del suelo (donde se han hallado bacterias a 2.800 m de profundidad), hasta unos 10 km por encima del nivel del mar (donde se han visto aves volando a 9 km de altura). Fuera de la biosfera, no hay vida terrestre.

Un sistema, consiste en un conjunto formado por elementos que interaccionan entre sí, y con los agentes externos,  la biosfera es un ejemplo de sistema dinámico, en el que las especies interactúan entre ellas y a la vez con los componentes externos, que pertenecen a la hidrósfera, la geosfera y la atmósfera, y que reúnen todas las características que hacen de la tierra un planeta habitable. Por ejemplo, los peces habitan en el agua líquida y a la vez en zonas en las que existe vida, por lo tanto interactúan en la hidrosfera y también en la biosfera.

La distancia entre la tierra y el sol es la apropiada para que la temperatura media de nuestro planeta sea de 15º C, y por tanto, exista agua en estado líquido. El agua es esencial para la vida, ya que interviene en todas las reacciones químicas del metabolismo los seres vivos, y, por esto, su carencia ocasionaría la falta de vida o causaría la muerte.

El tamaño de la tierra es el determinante de su masa, en el caso de que la tierra fuese más pequeña, la atmósfera no podría ser atraída por la gravedad y estaría tan condensada que la luz del sol no podría atravesarla, haciendo, por ejemplo, que los procesos vitales de muchos organismos vivos, como los vegetales, fuesen imposibles. Al igual que si la tierra fuese más grande, se vería incrementada su masa, y con ella la gravedad, afectando también a la atmósfera drásticamente.

Por qué la biosfera hizo posible la vida en la Tierra

Las principales características que hicieron posible la existencia de vida en la tierra son:

  • El sol como fuente de energía, que hace posible la existencia de unas condiciones óptimas para la vida.
  • La atmósfera, ya que la tierra tiene un tamaño adecuado para que la fuerza de la gravedad retenga la atmósfera, sin ella, no sería posible la vida.
  • La temperatura media suave, aunque existen zonas muy calurosas y otras muy frías, la temperatura de la tierra se mantiene en una media de unos 15º C lo que propicia que el agua se pueda mantener en estado líquido.
  • Los elementos químicos que son abundantes en la superficie terrestre, como el carbono, el hidrógeno, el oxígeno y el nitrógeno, que se combinaron para formar los compuestos básicos de los organismos vivos.
  • El campo magnético terrestre o magnetosfera, situado en el núcleo interno de la tierra y que evita que la nociva radiación ultravioleta llegue a la superficie.

No es tarea fácil definir la vida, ya que es un concepto abstracto y por ello difuso, pero cuando la estudiamos de cerca, observamos que una de sus importantes características es la organización que se da en todos los seres vivos, desde el nivel celular, individual o poblacional, hasta el comunitario. Otra característica muy significativa es la capacidad de adaptación y de administración de los recursos disponibles, para mantener el equilibrio en el medio interno, (proceso conocido como homeostasis), amoldándose a los cambios en el medio externo y evolucionando; pero tal vez, la característica más importante para la supervivencia sea la reproducción, ya que todos los seres vivos tienen la capacidad de multiplicarse creando copias de sí mismos, transmitiendo sus características a sus descendientes y perpetuando así la especie.

La biosfera está constituida por distintas zonas, que tienen singularidad propia y que se denominan ecosistemas.

Qué es un ecosistema

Un ecosistema está formado por una comunidad estable y compleja de seres vivos (factores bióticos) y el hábitat en el que se relacionan y se influyen mutuamente, (factores abióticos) como la temperatura, los elementos químicos, las características geológicas, etc.

Aquí puedes ver el trabajo para ESO que tenemos sobre los ecosistemas:

Todos los ecosistemas funcionan de una forma similar, es necesaria una fuente de energía (el sol) para mantener la vida, accionar el agua, minerales y demás elementos físicos del ecosistema.

También te puede interesar:

Los seres vivos que componen un ecosistema, se clasifican en base a la función que realizan en tres categorías: productores, consumidores y descomponedores.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Los productores son organismos autótrofos, que son capaces de transformar los compuestos simples en complejos, como por ejemplo, los alimentos que consumen para subsistir. Producen materia orgánica a partir de la inorgánica por medio de la fotosíntesis o la quimiosíntesis. Un ejemplo son las plantas o las algas.

Los consumidores son organismos heterótrofos que modifican los alimentos creados por los productores y consumen materia orgánica viva.

Existen diferentes clases de consumidores:

  • Herbívoros (consumidores primarios, se nutren de plantas),
  • Carnívoros (consumidores secundarios, consumen animales) y
  • Omnívoros (se alimentan tanto de plantas como de animales).

Los descomponedores son heterótrofos, como los hongos y algunas bacterias, y se nutren de tejidos o células muertas denominadas detritos a los que transforman en compuestos inorgánicos.

También te puede interesar:

La biodiversidad

La biodiversidad, hace referencia a la variedad de organismos que forman un ecosistema. Esta variedad es tremendamente importante para su funcionamiento, ya que cada especie realiza una función distinta. Las acciones humanas, a menudo tienen un efecto negativo que incide en la biodiversidad, deteriorando hábitats naturales, modificando o creando nuevas especies e incluso provocando la extinción de otras, y contaminando el suelo, el agua y la atmósfera.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos