Junio NO fue el mes más caluroso en la historia de la Tierra

Una prueba más de la egolatría humana es el titular que en estos días intentó llamar la atención entre las noticias: “El mes de junio ha sido el más caluroso en la historia de la Tierra” (RTVE), “La Tierra bate su récord de calor en junio” (El Mundo). Tras estos calamitosos titulares encontramos escondida la […]

Una prueba más de la egolatría humana es el titular que en estos días intentó llamar la atención entre las noticias: “El mes de junio ha sido el más caluroso en la historia de la Tierra” (RTVE), “La Tierra bate su récord de calor en junio” (El Mundo).

Tras estos calamitosos titulares encontramos escondida la aclaración que quisiera parecer superficial: “… desde que se realizan mediciones de temperatura en el año 1880”.

Representación de la Tierra en meses *realmente* calurosos de su historia (The Vredefort Structure)

La “noticia” surge de un análisis que realizó el National Climatic Data Center (NCDC), una organización estadounidense que cuenta con un archivo histórico de mediciones climáticas mundiales que se remontan a 1880. El centro de datos, que no está exento de cuestionamientos, es una dependencia del Departamento de Comercio de los EE.UU. Sí.

Entonces, primero, periodistas y lectores: investigar la fuente. ¿Es confiable? ¿es segura? Y los datos que provee la fuente, ¿se pueden aplicar sin más, sin vergüenza, a todo el espacio y tiempo del planeta Tierra, que lejos de comprender unos 130 años de registro humano se remonta a la inconcebible antigüedad de los 4.500 millones de años?

No. No se puede. El análisis realizado por el National Climatic Data Center, ya de por sí cuestionable, fue además retocado a gusto por los periodistas de todo el mundo. Especialmente los que operan en el ahora caluroso hemisferio norte y necesitan noticias acerca de la ola de calor que agravó las temperaturas del verano terrestre.

A los que creen que divulgando este tipo de titular se le hace un favor al movimiento ecologista que intenta contrarrestar el cambio climático y el calentamiento global, no. La mentira tiene patas cortas, y no hay porqué quedar como mentirosos cuando la realidad es que sí, el aumento de la contaminación humana está llevando a desastres climáticos.

Pero la Tierra definitivamente conoció temperaturas abismalmente más extremas que las nuestras. Esto, sin mencionar siquiera los estadios primordiales cuando nuestro pretérito planeta hervía de calor, y la Tierra aún no poseía las sucesivas capas de la atmósfera que muy posteriormente permitieron la vida humana.

Luego de una primera etapa de erupciones volcánicas y gaseosas, (primera etapa que duró millones de años) el vapor de agua ascendió formando una protoatmósfera que logró bajar la temperatura terrestre a unos 100º C. Y así, hace unos 3.800 millones de años, se pudieron solidificar las primeras rocas.

Las eras geológicas de la Tierra (Estrabon)

Muchos millones de años después, “cuando los dinosaurios gobernaban la Tierra” en el período Cretácico de la era Mesozoica, la temperatura media de la superficie del planeta era entre 6ºC y 12ºC mayor que la de hoy.

Otro ejemplo, luego de la extinción de los dinosaurios (y otras especies): en el primer período del Terciario, el Paleoceno (65 Millones de años a 54 Millones de años), el clima fue semejante al de algunas épocas muy cálidas del Cretácico. Cocodrilos y tortugas habitaban latitudes árticas. Crecían palmeras en la península de Kamchatka.

Y si alguno necesita ver humanos en toda esta innegable historia de cambios climáticos también tenemos el ejemplo del Período Medieval Cálido, una etapa de clima extraordinariamente caluroso en la región del Atlántico norte, que duró desde el siglo X hasta el siglo XIV de nuestra historia. Y si bien el NCDC no estaba allí para “registrarlo”, los científicos e historiadores probaron su existencia.

Todos estos aumentos de la temperatura también tuvieron contrapartes frías, como las glaciaciones y las eras del hielo que la Tierra atravesó a lo largo de su historia. Los factores del cambio climático son muchos, no sólo la contaminación. Los cambios climáticos también son muchos, no sólo los que ocurren en el ridículo período de 130 años de registro disponible en el National Climatic Data Center.

Fuentes:

  • Antón Uriarte Cantolla: Historia del Clima de la Tierra
  • Crowley, Thomas J.; Lowery, Thomas S. (2000), “How Warm Was the Medieval Warm Period?”, AMBIO 29 (1): 51-54.
  • State of the Climate. Global Analysis. June 2010, National Oceanic and Atmospheric Administration, National Climatic Data Center.
  • RTVE
  • El Mundo

También te puede interesar