Escrito por

Juegos para aprender las tablas de multiplicar

Una de las operaciones que más le puede costar a los niños de primaria cuando se trata de aprender matemáticas son las multiplicaciones que aunque una vez aprendidas las tablas son bastante fáciles, lo cierto es que al comienzo pueden costar un poco, de modo que una de las cosas que podemos hacer para que los pequeños aprendan las tablas es que lo hagan jugando. De este modo, vamos a ver a continuación Juegos para aprender las tablas de multiplicar.

Juegos para aprender las tablas de multiplicar

Las multiplicaciones comienzan a darse muy por encima cuando los niños están en segundo de primaria, de modo que a partir de los 7 años será bueno que los niños comiencen a familizarse con las tablas de multiplicar y ¿qué mejor que hacerlo jugando?.

Juegos de multiplicar

Antiguamente en muchas escuelas, las tablas se aprendían cantando y aunque pueda parecer algo raro, lo cierto es que añadir un poco de musicalidad a la hora de recitar las tablas, hace que estas se recuerden mucho mejor. 

En la actualidad los niños ya no aprenden las tablas de multiplicar del mismo modo, pero sí que lo hacen jugando o con juegos de cálculo mental que hace no solo que las aprendan sino que las comprendan mejor.

Aprender las tablas de multiplicar con piezas de lego

El juego de las piezas de Lego para aprender las tablas de multiplicar es uno de los más divertidos y que más gusta a los niños. Básicamente consiste en unir piezas de Lego de modo que sean el resultado de haber multiplicado previamente y acaben teniendo forma de cajas o cajitas.

Para ello, tenemos que coger y en una hoja cuadriculada anotar dos números para definir la longitud de nuestra caja; por ejemplo 2×4. Ahora pintas un cuadrado en la hoja que mida eso precisamente y te darás cuenta que el resultado de todos los cuadrados dentro de la figura que hayas dibujado será 8 que es precisamente el resultados de 2X4.

Coges piezas de lego de 1×1 y las unes de modo que tengas una figura como la del papel formada en definitiva por 8 piezas. Luego puedes añadir más alrededor para que tenga la forma de una caja.

Aprender las tablas de multiplicar con el juego de la flor

El juego de la flor es ideal para los niños que están en los primeros días de aprender las tablas de multiplicar. Consiste en dibujar una flor como vemos en imagen y cada pétalo será un número del 1 al 10 mientras que en el centro colocamos el número del cuál queremos aprender la tabla. Debajo de cada pétalo estará el resultado de multiplicar el número central, por el número que aparezca en el pétalo superior.

Aprender las tablas de multiplicar con el dominó

Juegos de multiplicar domino

Este otro juego para aprender las tablas de multiplicar es de lo más sencillo. Consiste en crear con cartones o cartulina un dominó para que los niños en clase jueguen y practiquen las tablas.

Cada ficha de nuestro dominó tendrá a un lado una multiplicación, por ejemplo 3X2 y al otro un número que será por ejemplo 21. Los niños reparten las fichas de modo que comenzamos con una pieza central que puede ser esta que hemos señalado y el niño que tenga el resultado en una de sus fichas a la multipliación de 3×2 (que es 6) debe colocar la ficha pegada a la operación, mientras que el niño que tenga la multiplicación al resultado de 21 (que es 7×3, o 3×7, debe hacer lo mismo y entonces pegar su ficha al resultado. Así irán generando nuevas operaciones de multiplicar o con resultado y los niños deberán ir uniendo las fichas.

Aprender las tablas de multiplicar chocando los cinco

Este otro juego es bastante parecido al hecho de repetir las tablas en voz alta, aunque más divertido. Consiste en dibujar una mano en un papel. En el dedo meñique escribe un número, y luego en el anular escribes el signo de multiplicar, en el corazón otro número y en el índice el signo de igual. En el centro de la mano deberás escribir el resultado de esa multiplicación.

De este modo puedes hacer todas las  tablas con manos que irás colgando por la casa o de la clase. Los niños chocarán su mano con la de la hoja diciendo en voz alta la operación de la multiplicación que aparezca pintada. De este modo, podrán ir aprendiendo las tablas a medida que van chocando los cinco.

Aprender las tablas de multiplicar con vasos de plástico

Este es otro de los juegos para aprender las tablas de multiplicar que hará que los niños aprendan a multiplicar divirtiéndose. Es un juego un poco más complicado que otros que hemos explicado aunque lo cierto es que una vez comenzamos a jugar, vemos que es fácil de entender.

Una publicación compartida de Mrs. Hamilton (@fourththeloveofteaching) el

loadInifniteAdd(44636);

El juego, como vemos en esta foto de Instagram de @fourththeloveofcheating consiste en pintar multiplicaciones en vasos de plástico que tendremos que ir colocando de modo que acabemos formando una esctructura piramidal.

Para formar la estructura colocamos una primera fila de vasos de plástico, y encima deben ir otros vasos que tengan pintado en sus múltiplos el resultado de las multiplicaciones en la base. Me explico mejor: hacemos la primera fila de vasos y vemos que el primer vaso tiene apuntado por ejemplo 4×5, y el segundo tiene 1×1, pues encima tendremos que colocar el vaso que tenga un 20×1 por ejemplo y así sucesivamente hasta hacer la estructura.

Aprender las tablas de multiplicar con palos chinos

Juegos de multiplicar palos chinos

Por último queremos hablaros del juego para aprender las tablas de multiplicar que consiste en coger palos o palillos chinos. Este es muy sencillo, debemos tirar los palillos chinos al suelo y el niño no solo debe intentar separarlos sin apenas moverlos o que se caigan sino que deberá coger el número exacto de palillos que sean el resultado de una multiplicación que previamente les hayamos marcado. De este modo, los niños no solo aprenden las tablas sino que también aprenderán destreza dado que es complicado sacar palillos sin hacer que unos se toquen con otros.

Artículo de interés: