Escrito por Tendenzias

Un joven de 18 años inventa un sujetador que puede ayudar a detectar el cáncer de mama

Echemos la vista atrás un momento. En concreto, a cuando tenías 13 años. ¿Qué recuerdas? Te empezaban a interesar las tramas románticas en tu propia vida. Tenías la pared plagada de pósters. Y era un drama que te pusieran un examen sorpresa. Más o menos, ¿verdad?

Pues bien, a los 13 años, Julián Ríos ya había visto a su madre, Graciela, superar no uno, sino dos cánceres de mama. Ningún adolescente debería pasar por este trance. Por suerte para él, su madre salió adelante, pero él tuvo que pasar mucho tiempo en hospitales con ella. Es más, una vez superados, han llegado los tratamiento y las quimioterapias, casi más duras que la propia enfermedad. Así es como empieza esta historia de un joven de 18 años inventa un sujetador que puede ayudar a detectar el cáncer de mama

Un joven de 18 años inventa un sujetador que puede ayudar a detectar el cáncer de mama

Cinco años después, este joven mexicano tenía claro lo que quería en la vida: que ninguna mujer tuviera que pasar lo que ha pasado su madre. Consciente de que la detección precoz es clave para el cáncer de mama, tenía que pensar algo que revolucionara este punto y ayudar a todas las mujeres del mundo. Y lo ha encontrado. Julián Ríos ha inventado el sujetador que detecta el cáncer de mama. Impresionante.

Eso sí, no lo ha hecho solo. El joven revolucionario ha contado con la ayuda de José Ángel Lavariega, Andrés Muriel y José Antonio Torres. Entre los cuatro han fundado Higia Technologies, la empresa que ha desarrollado un prototipo de sujetador capaz de detectar el cáncer de mama.

Eva

Este sujetador, que podría cambiar el mundo, ha sido bautizado como Eva. Su funcionamiento es tan sencillo que gracias a unos sensores biométricos, el sujetador puede detectar los cambios de temperatura o de textura en la piel y su interior que se produzcan. Para ello, analiza el estado natural de la piel y acumula los datos en una aplicación. Día a día, el sujetador realiza un seguimiento, para verificar que esos parámetros no se salen de lo estipulado.

En concreto, cuando un pecho está afectado, el flujo más habitual de sangre en la zona, hace que aumente la temperatura del cuerpo. Así, no sólo avisa de un posible tumor, sino que señala la zona concreta en la que se encuentra. No sólo eso, llega a avisarte de cuándo debes ir al médico, estimando que pueda ser peligroso no hacerlo.

En dos años

Por el momento, los cuatro empresarios siguen trabajando en desarrollar su idea. No obstante, consideran que en dos años, incluso menos, podrían tener las licencias necesarias para comenzar su distribución a nivel mundial. El gobierno mexicano ya se ha involucrado en un proyecto que podría suponer un golpe definitivo a una de las enfermedades más letales del siglo XXI.

Eso sí, está por ver, una vez puedan comenzar a venderlo a nivel internacional, quién se encarga de la distribución y, sobre todo, a qué precio lo venden. Un elemento tan esperanzador, debería ser asequible para todas las mujeres.

Fuente: Cribeo

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos