EspacioCiencia.com

Inmóviles, pero no indefensas

Las plantas no tienen la capacidad de moverse, sin embargo, no están indefensas. Cuentan con unos factores denominados ‘fisiológicos’ que han desarrollado contra los herbívoros. Cuando las plantas son atacadas por animales herbívoros (por ejemplo, cuando son mordidas), producen unas sustancias volátiles que emplean para defenderse.

Por tanto… ¿qué mejor que modificar, mediante ingeniería genética, esta respuesta, de modo que la planta esté aún más protegida? Podríamos aumentar la dosis de estos productos, inducir su presencia en lugares de la planta donde antes no se producían (como los frutos), o incluso diseñar nuevas moléculas que dañen la salud de los organismos que las consumen. Las posibilidades son infinitas.

FOTO: Modificación del genoma mediante ingeniería genética

Los científicos están investigando tres vías principales para crear plantas transgénicas. La primera consiste en añadir genes que sintetizan nuevas sustancias volátiles (sustancias que al ser inhaladas en forma gaseosa pueden causar intoxicación) para la defensa de la planta.  Estos compuestos ya existen en algunas plantas, y le ayudan en su reproducción, atraen polinizadores (insectos que transportan polen), dispersan sus semillas, y la defienden contra algunos insectos o, en este caso, contra los herbívoros.

Hay compuestos que tienen mal sabor (como alcaloides o nitratos), también pueden ser sustancias que aportan olores fuertes o desagradables… De este modo, se lograría que los animalillos respeten la planta y pasen de largo. Además, algunas plantas ya generan estos compuestos, por lo que la segunda opción que proponen los científicos sería usar enzimas (proteínas) para incrementar esta síntesis. El efecto sería similar al explicado anteriormente.

Y la tercera opción se basa en atraer a sus depredadores. Esto ocurre, por ejemplo, secretando sustancias cuando sus hojas son mordidas.

FOTO: Conejo en la huerta

Todos estos experimentos se están llevando a cabo mayoritariamente en una planta llamada Arabidopsis, que es considerada un organismo modelo a la hora de estudiar plantas. Otra especie en estudio es Nicotiana attenuata: concretamente, se están buscando formas de activar una proteína que incrementa los niveles de ácido jasmónico. Este es, precisamente, un compuesto volátil de los que hablábamos antes, que sirve como defensa ante herbívoros.

La utilización de plantas transgénicas tiene sus desventajas. Por un lado, debemos tener en cuenta que todo lo que una planta (por ejemplo, un cultivo de la huerta) sintetiza va a terminar entrando a nuestro organismo, ya que, al ser cultivada para consumo humano, nos la vamos a comer. Sabemos que una lechuga “normal” (no modificada genéticamente) es inofensiva: ni produce toxicidad, ni alergias en la mayoría de la población. Pero ¿podemos asegurar lo mismo de una lechuga que está sintetizando ‘algo extra’? Para poder responder a esta pregunta, sería necesario comprobar que estas nuevas sustancias de defensa no son malas para quien consume el cultivo.

Además, sin llegar a provocar patologías, otro problema que podría darse sería la disminución de las propiedades nutritivas de esa planta: reducción de aporte de proteínas, vitaminas, grasas saludables…y eso no nos interesa.

Por último, estamos corriendo el riesgo de romper el orden del ecosistema. Al fin y al cabo, por mucho que nos pueda beneficiar proteger los cultivos, debemos tener en cuenta que los herbívoros también deben alimentarse.

FOTO: Campo de trigo

La idea final que se nos podría quedar después de estas líneas es que las plantas, por muy indefensas que parezcan, están expuestas a prácticamente todas las adversidades que podamos imaginar, pero eso no les ha impedido sobrevivir. Hay que seguir investigando y realizando estudios de ingeniería genética en plantas para poder mejorar su resistencia a herbívoros y, a la vez, buscar vías para que las plantas transgénicas tengan el mínimo de efectos perjudiciales posibles. ¡Si queremos comerlas, que no sean comidas!

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar