Escrito por Tendenzias

La hidrosfera: El agua en la Tierra

Lo primero que vamos a hacer es entender la palabra hidrosfera, porque saber el significado de algunas palabras nos puede facilitar mucha información.

Qué significa hidrosfera y qué es

Hidrosfera significa agua en la esfera, en este caso la esfera es la Tierra. Así que, si seguís pensando un poco más, os daréis cuenta que los ríos, el mar, el océano, los lagos, la nieve…todo lo que esté formado por agua sin importar su lugar, forma parte de la hidrosfera en la Tierra.

Ahora que esto lo tenemos claro, vamos a explicar cómo se produjo este fenómeno en su día. Porque ya sabemos cómo se formó la Tierra, pero el agua no vino de pasajero.

Se cree que el agua se creó tras un proceso que os vamos a explicar a continuación:

A ciencia cierta no hay nada seguro, aunque se cree que el agua en la Tierra se produjo por el enfriamiento terrestre tras un largo período de altas temperaturas, donde los volcanes y la lava formaban parte de cualquier paisaje.

Ya sabéis que cuando hay diferencias de temperatura es cuando se llega a formar la condensación. Para que lo entendáis, en la ducha por ejemplo, si cerráis la puerta y dejáis correr el agua caliente ¿qué ocurre? Pues que el vapor se condensa y se queda en el techo y las paredes, hasta tal punto que el ambiente que se crea se hace pesado, eso seguro que ya os suena.

Cómo se creó la hidrosfera

Bueno pues en el proceso de cómo se creó la hidrosfera en la Tierra hace 4600 millones de años, ocurrió algo similar aunque mucho más espectacular naturalmente. El impacto de la luna dejó grandes cantidades de rocas vaporizadas en la atmósfera de nuestro planeta. Tras unos dos mil años, tras temperaturas desorbitadas y la bajada de las mismas, después empezaría la condensación, la cual dejaría una atmósfera de dióxido de carbono con vapor de agua e hidrógeno, algo realmente irrespirable.

Con el tiempo, tras miles de años y mucha condensación de agua en la Tierra, cuyas temperaturas oscilaban a más de 200 grados y el enfriamiento posterior de la Tierra, se formaron los océanos. La evolución y la estabilidad con los años fueron pareciéndose cada vez más a lo que tenemos hoy en día. Todo esto resumido de forma muy breve para que os hagáis una idea de donde proviene el agua.

Actualmente el proceso es el mismo, solo que ahora el aire es mucho más limpio, el agua pues también y el aire es respirable a falta de dióxido de carbono.

El ciclo del agua

La evaporación del agua de los océanos en la hidrosfera llega a la atmosfera en grandes cantidades de agua. La diferencia de temperatura que hay entre hidrosfera y atmosfera hace que ese estado gaseoso del agua se convierta en líquido y se produzca la condensación, creando nubes y convirtiéndose en precipitaciones.

Gran parte del agua que había en la tierra vuelve a su lugar de origen tras las precipitaciones en forma de lluvia, granizo, escarcha o nieve, o sea a los océanos (un 50 % aproximadamente). La segunda mayor parte de las precipitaciones (un 40 % aproximadamente) van a parar al interior de la tierra, cuyas raíces de la vegetación absorben y devuelven a la atmósfera el vapor de agua a través de las hojas. Y, por último, los ríos, los glaciares, los lagos, etc., se llevan la parte más baja (un 10 % aprox.).

Se llama ciclo del agua porque ella va circulando una y otra vez de lado a lado y a través de la Tierra.

Este es el ciclo del agua en la Tierra, y ahora que ya conocéis este ciclo, vamos a ver la importancia de la hidrosfera en la Tierra.

A día de hoy, se sabe que en nuestro sistema solar el planeta Tierra es el único en tener agua líquida, la cual ocupa el 71 % de la Tierra, en el que los océanos cuentan con el 96,5 % del total, los cuales pueden llegar a tener unos 5000 metros de profundidad. El resto del agua se distribuye en ríos, lagos, hielo, nieve, etc. Como ya hemos comentado antes.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El agua en la tierra, elemento imprescindible

El agua en la Tierra es imprescindible para la supervivencia del ser vivo. Si no hay agua, no hay vida ¿Eso ya lo sabemos todos verdad? Queremos decir que, si se rompiera la cadena del ciclo del agua (cosa improbable), la hidrosfera perdería gran parte de sus elementos para poder sobrevivir, de hecho no se podría.

Así que tan importante es la hidrosfera como la atmosfera y la litosfera. Aquí nos centraremos únicamente a la hidrosfera.

Ahora bien, seguro que os estaréis preguntando ¿por qué el agua que cae del cielo no es salada si se supone que gran parte viene del mar?

Es una buena pregunta cierto. El agua del mar en estado líquido es salada efectivamente, aunque cuando se convierte en un gas y se evapora (la evaporación), deja caer la sal, ya que esta es mucho más pesada y a medida que va ascendiendo se purifica y llega a la atmósfera prácticamente en estado puro.

Lo mismo pasa con el agua en la tierra, al evaporarse el agua a través de las hojas de la vegetación (transpiración), cuando vuelve a caer no sabe a hiervas, por ejemplo, en primer lugar, porque el vapor ya sale más puro que el del mar, y en segundo lugar porque con la diferencia de temperatura se van neutralizando los olores por el trayecto. Y el proceso sigue depurando el agua con las precipitaciones. Con lo que ya no quedan restos de su lugar de origen.

El agua subterránea

Las precipitaciones que caen del cielo desembocan  en todas partes formando también ríos subterráneos. Este agua es un gran recurso desde la existencia del ser humano y animal, ya que abastece de agua perfectamente consumible siempre y cuando no esté contaminada, eso puede ocurrir si se queda estancada por ejemplo y no vuelve a la superficie.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos