5 experimentos para niños con sal: ¡fáciles y divertidos!

Uno de los ingredientes más usados en la cocina es la sal para sazonar nuestros alimentos. Sin embargo, no es el único uso que se le puede dar. Resulta un elemento importante en varias industrias porque cuenta con diversas propiedades para varios procesos. En este artículo te diremos los 5 experimentos para niños con sal: […]
EspacioCiencia.com

Uno de los ingredientes más usados en la cocina es la sal para sazonar nuestros alimentos. Sin embargo, no es el único uso que se le puede dar. Resulta un elemento importante en varias industrias porque cuenta con diversas propiedades para varios procesos. En este artículo te diremos los 5 experimentos para niños con sal: ¡fáciles y divertidos!

experimentos para niños con sal: ¡fáciles y divertidos!

Una manera de reconocer la importancia de la sal es observar la reacción que tiene con otras sustancias tales como: el agua, el aceite, el hielo e incluso las frutas. Pueden hacerse diversas actividades con ella y con pocos ingredientes, porque además son divertidas y muy educativas para los niños. Veamos cuáles son.

Flotar por la densidad del agua y sal

Salero y sal derramada

¿Has escuchado sobre el Mar Muerto? Es uno de los mares con mayor salinidad, contiene tanta sal que todo lo que se sumerge en él, flota. En eso consiste el experimento que te mostramos a continuación, constituido con agua y sal que hace que el agua se vuelva más densa.

Se necesita:

  • Sal marina y agua
  • Un recipiente hondo (preferiblemente grande y transparente)
  • 1 pelota de hule
  • 1 huevo
  • 1 manzana pequeña

Pasos para hacerlo:

Llena el recipiente hondo con medio litro de agua, o que el agua llegue a la mitad del recipiente.

Coloca el huevo en el agua. Te darás cuenta de que se hunde.

Coloca cucharadas de sal marina poco a poco. Debes irla mezclando con el agua. Apóyate con una cuchara, pero ten cuidado de no romper el huevo.

Sigue agregando sal al agua hasta que notes que el huevo sube a la superficie (flota).

Ahora, retira el huevo y pruebe con otros objetos. Quizás requiera de más sal en el agua.

Explosión de burbujas con la sal

Burbujas

Otro experimento que puedes hacer con la sal es mezclar refresco gasificado con sal. El experimento es muy rápido e incluso puedes encontrar videos por Youtube para que veas cómo explota de burbujas el refresco gasificado.

Se necesita:

  • 1 lata de refresco sin abrir
  • ¼ de taza de sal marina

Pasos para hacerlo:

Coloca la lata de refresco en algún sitio (puede ser el lavabo), para que al abrirla pueda derramarse las burbujas sin problema alguno.

Agrega la sal en algún recipiente, de tal manera que puedas manipularla.

Luego, abre la lata de refresco y, de golpe, agrega la sal.

Observarás la reacción que se producirá. Parecerá un volcán haciendo erupción.

Deshidratar las frutas con sal

Arándanos y sal

Ya en la antigüedad la sal se ha usado como método para conservar los alimentos. Sus propiedades permiten extraer el agua y así conseguir un ambiente limpio de bacterias que son las que dañan los alimentos. El experimento que explicaremos a continuación es ideal para los niños pequeños, porque cuando vean cómo quedará la apariencia de las frutas una vez pasen por el proceso de deshidratación, se sorprenderán.

Manzana seca

Se necesita:

  • 2 o 3 kilos de sal marina
  • 1 recipiente de plástico
  • 1 manzana
  • 1 patata
  • 1 pera

Peras

Pasos para hacerlo:

Pela la manzana y la patata (si quieres, la puedes dejar entera o picarlas en trozos). Cuanto más grandes son los trozos más sal necesitará.

Coloca la manzana y la patata en recipientes separados.

Cúbrelos con la sal marina.

Luego, debes dejarlos reposar durante 2 días hasta que veas que la sal se humedezca por el agua que extrae de los frutos.

Retira esa sal húmeda y vuelve a aplicar sal nueva.

Deja reposar otros 2 días o incluso una semana para que la sal actúe sobre los frutos.

Saca la manzana y la patata, lávalas con agua para quitarle la sal y seca con una toalla.

Si te fijas bien, la sal ha cambiado la apariencia de estos alimentos al absorber el agua que tenían inicialmente.

Lava luminosa con sal

Lámpara de lava

La lámpara de lava es un artículo que ya no se usa en los hogares; pero aun así no deja de ser un objeto decorativo que atrae visualmente y es un adorno que resulta curioso para los más pequeños. En el experimento a continuación se debe usar agua, sal y aceite. A tus hijos les encantará.

Se necesita:

  • Agua, aceite y sal marina
  • 1 vaso o botella larga
  • 1 cuchara
  • Colorante vegetal

Pasos para hacerlo:

Llena el vaso con ¾ partes de agua.

Agrega 3 o 5 gotas de colorante vegetal al agua y lo mezcla.

Luego, añade dos cucharadas de aceite (el equivalente a dos dedos de la altura del vaso).

Agrega una cucharada de sal y observa el efecto que genera.

Puedes agregar cuanta sal desees y ver cómo se mezclan con el aceite y, por consiguiente, el aceite con el agua.

Cada cucharada hará que se mueva el aceite que está en el fondo del vaso, creando un efecto lava. Además, la sal cuando llegue al fondo del vaso se disolverá, entonces el aceite subirá.

Helado sin refrigerador

Helado de colores

¿Quién no ha probado un helado? Es uno de los postres predilectos de los niños, sin importar la edad, siempre se disfruta de su sabor: vainilla, chocolate, etc. El helado que aprenderás a hacer aquí lo podrás preparar en casa con los sabores que más te gustan. Te enseñaremos la manera de prepararlos sin necesidad de refrigeración.

Se necesita:

  • 2 bolsas Ziploc (una mediana y otra grande)
  • Sal marina en grano grueso
  • 2 o 4 tazas de hielo en cubitos
  • 125 ml de crema batida
  • 125 ml de leche
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 pedazo de plátano
  • Chispas de colores
  • Jarabe de chocolate
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 2 a 4 cucharadas de leche condensada

Pasos para hacerlo:

Introduce los cubitos de hielo en la bolsa grande y agrega un puñado de sal de grano gruesa.

Mezcla en la bolsa más pequeña: la crema batida, una pizca de sal, la esencia de vainilla y la leche condensada. Cierra la bolsa.

Introduce la bolsa pequeña en la más grande y ciérrala.

Sacude la bolsa con hielo durante unos 10 minutos.

Cuando el helado tenga la textura adecuada, retira de la bolsa y sirve con el plátano. Úntalo con el jarabe de chocolate y las chispitas de colores.

Mira más experimentos científicos para secundaria en el siguiente post:

Galería de imágenes 5 experimentos para niños con sal: ¡fáciles y divertidos!

EspacioCiencia.com

También te puede interesar