Experimento educativo: Descubrimos componentes de los alimentos

¿Te gustaría descubrir qué es lo que compone los alimentos que tienes en casa? Puedes descubrirlo reproduciendo el experimento del Dr. Jorge Poveda Arias y Raquel Díaz Rubia, estudiante de quinto curso del Programa de Estudios Conjunto en Educación Infantil y Educación Primaria. Asignatura: Actividades experimentales para el descubrimiento del entorno. Universidad de Valladolid. Campus […]

¿Te gustaría descubrir qué es lo que compone los alimentos que tienes en casa? Puedes descubrirlo reproduciendo el experimento del Dr. Jorge Poveda Arias y Raquel Díaz Rubia, estudiante de quinto curso del Programa de Estudios Conjunto en Educación Infantil y Educación Primaria. Asignatura: Actividades experimentales para el descubrimiento del entorno. Universidad de Valladolid. Campus María Zambrano (Segovia).

Explicación científica – Descubrimos componentes de los alimentos

El almidón es un hidrato de carbono y está formado por glucosa, es decir, por azúcar simple. Aunque es fundamental conocer que este azúcar no es el mismo que el que usamos en casa. Este hidrato está, principalmente, en los cereales, el arroz y las patatas y tiene la función de atrapar el agua, lo que da lugar a que se espesen los líquidos algunas veces. Además, está en muchos alimentos que forman parte de nuestra vida diaria, algunos de ellos se encuentran en la parte superior de la pirámide de la alimentación.

Es importante añadir que la pirámide de la alimentación es una herramienta que nos ayuda a saber los alimentos que tenemos que comer todos los días varias veces y los que solo tenemos que comer de vez en cuando.

El betadine es un antiséptico, es decir, un desinfectante, cuyo principio activo es el yodo, que es un elemento químico. En este caso vamos a usarlo, aunque es necesario saber que lo que va a reaccionar directamente con los alimentos es el yodo que lo forma.
Al mezclar el yodo con los alimentos que tienen mucho almidón cambia de color debido a que interaccionan entre ellos y el yodo se queda dentro del almidón, lo que hace que el color que vemos sea diferente, concretamente violeta oscuro o negro.

Además, no tarda lo mismo en cambiar de color en todos los alimentos que tienen almidón, en unos se produce de manera casi inmediata mientras que en otros es necesario esperar un tiempo reducido.

Desarrollo del experimento

Materiales

Para realizar dicho experimento se necesitan los siguientes materiales:

  • Diferentes alimentos con almidón y sin el (en este caso he usado manzana, cebolla, patata y arroz).
  • Platos.
  • Betadine.
  • Cuchillo
  • Un vaso y una pipeta (optativo).

Primer paso

Lo primero que tenemos que hacer es cortar todos los alimentos, siempre que sea posible, y depositarlos en platos diferentes. Además, se pueden pelar, aunque no es indispensable.

Es importante tener en cuenta que si este paso lo realizan los alumnos, el maestro debe estar pendiente mientras usan el cuchillo y que este sea de punta redonda como precaución.

Segundo paso

Echamos el betadine en un vaso pequeño para posteriormente cogerlo con la pipeta y que no salga todo de golpe. Este paso es opcional ya que se puede echar el betadine directamente del bote sobre los alimentos.

Tercer paso

Echamos el betadine sobre los alimentos depositados en los platos y esperamos a que este interaccione con el almidón de los alimentos que tienen dicho hidrato de carbono. En algunos casos, como el arroz, la reacción es casi inmediata y en otros, como la patata, es más lento y es necesario esperar un poco.

Cuarto paso

Observamos los cambios que se han producido y las diferencias ente los alimentos. Podemos ver como los alimentos que tienen gran cantidad de almidón hacen que el color del betadine cambie debido a que el yodo de este (es su principio activo), interacciona con el almidón y se queda dentro de su estructura, lo que produce que el color que percibimos sea casi negro. Mientras que los alimentos que no tienen almidón siguen manteniendo el mismo color del betadine debido a que nada ha interaccionado con él.

Referencias

  • Márquez, M. (2010). Trabajo por rincones en primaria. Innovación y experiencias educativas, (29), 1-9. Recuperado de: https://archivos.csif.es/archivos/andalucia/ensenanza/revistas/csicsif/revista/pdf/Numero_29/M_PILAR_MARQUEZ_1.pdf
  • Castells, P. (2009). El almidón. Investigación y ciencia, 396. Recuperado de: https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/biocarburantes-489/el-almidn-1136
  • González, L., & Crujeiras, B. (2016). Aprendizaje de las reacciones químicas a través de actividades de indagación en el laboratorio sobre cuestiones de la vida cotidiana. Enseñanza de las Ciencias, 34 (3), 143-160. Recuperado de: https://ddd.uab.cat/pub/edlc/edlc_a2016v34n3/edlc_a2016v34n3p143.pdf

También te puede interesar