Escrito por

¿Estamos ya en el futuro? No, pero falta poco

Hace una semana tuvo lugar en Nueva York el ‘Wolrd Science Festival’, donde Ray Kurzweil sacó a relucir su plan para evolucionar nuestro software cerebral. Durante la semana se proclamaron algunas teorías de lo más interesantes por la cotidianidad de su tema.

¿Alguna vez has tenido problemas para ceñirte a una dieta? No te preocupes. Espera 10 años. El doctor Kurzweil asegura que en este tiempo se habrán desarrollado pastillas que nos permitirán comer lo que deseemos cuando deseemos sin necesidad de ganar peso.

¿Preocupado por la emisión de gases culpables del ‘efecto invernadero’? Ni caso. La energía solar, que a día de hoy puede parecer muy poco económica, será un rival muy potente de los combustibles fósiles gracias a la nanoingeniería. En unos 20 años toda nuestra energía será limpia.

¿Tienes miedo a la muerte? Aguanta 15 años y la esperanza de vida se verá incrementada espectacularmente a un ritmo mayor que tu propio ritmo de vida lo que, a finales de siglo, se convertirá en una transición revolucionaria que nos permitirá convertirnos en seres inmortales.

Todo esto es lo que dice al menos el doctor Ray Kurzweil. Pensaréis que esto puede ser demasiado bueno para ser cierto, pero incluso los críticos más escépticos reconocen que los augurios del doctor no pertenecen a la ordinariez de la ciencia ficcion. El doctor Ray Kurzweil tiene muy buena reputación dentro de la Academia Nacional de Ingenieros, donde ha publicado estudios sobre energía solar.

Kurzweil basa sus predicciones usando lo que él llama Ley del Retorno Acelerado, un conceptó que ilustró en el festival con uno de sus inventos sobre la ceguera. En 1976, pioneramente, dio a luz un dispositivo que permitía escanear libros y leerlos en voz alta. El invento ocupaba lo mismo que una lavadora. Ya en el 2008, ha inventado un dispositivo similar que ocupa lo mismo que un teléfono móvil.

No es muy descabellado pensar que las predicciones del doctor Kurzweil pueden ser reales, más aun teniendo en cuenta que suya fue la predicción de que Internet sufriría un crecimiento bestial en la década de los 90 o que tendríamos un ordenador campeón mundial de ajedrez en 1998 (ahí falló… por un año, fue en 1997).

“Ciertos aspectos de la tecnología siguen trayectorias asombrosamente predecibles”, dice el propio doctor, mostrando un gráfico que describe la evolución de la potencia de los ordenadores en la historia. Al principio doblaban su potencia cada 3 años, luego cada 2, y ahora se dobla cada año. Teniendo en cuenta que ramas como la biología, la medicina, la energía han sido revolucionados por la tecnología de la información, es fácil sacar conclusiones. Después el doctor Kurzweil dijo que en 2020 estaremos acoplando ordenadores a nuestros cerebros que seremos capaces de producir máquinas tan inteligentes como nosotros, teoría que no comparte Vilayanur S. Ramachandran, que si bien piensa que es posible crear máquinas empáticas, cree muy difícil entresacar la ingeniería de nuestro cerebro, y cita a un compañero suyo.

“Francis Crick solía decir que Dios es un hacker, no un ingeniero”.

Imagenes: smh.com.au, mcgill.ca

Fuente: NYTimes

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?