Escrito por Tendenzias

Acción geológica del viento, los glaciares y el ser humano

La acción geológica del viento, los glaciares los del ser humano, se hacen llamar agentes geológicos externos. El viento y las condiciones del clima de cada zona son los que se encargan de configurar el relieve terrestre. Aunque hay otro elemento que también se encarga de este proceso, a veces para mejorarlo y otras para destruirlo. Estamos hablando de la acción geológica llevada a cabo por el hombre.

Acción geológica del viento

El viento en sí no es que afecte directamente como tal en las formaciones geológicas. Sin embargo, si le añadimos partículas de roca, éste sí ayuda a erosionar y transformar las rocas y el paisaje. Estamos hablando de elementos sólidos.

El viento interviene de distintas maneras. La erosión de las rocas son llevadas a cabo a través de distintas acciones, las cuales os vamos a explicar a continuación:

Acción erosiva por deflación

El viento se encarga de barrer y transportar las partículas sueltas que se van depositando sobre las superficies. Para optimizar su labor, esta superficie debe estar seca y libre de obstáculos, como, por ejemplo la vegetación.

Las partículas pueden ser transportadas o bien por suspensión, saltación o por rodamiento. Todo dependerá del peso de ellas y de la fuerza del viento.

Acción por abrasión o corrosión

Como hemos comentado al principio, el viento en sí no puede erosionar si no hay partículas de por medio. Por lo general, la corrosión suele actuar más en las bases de las rocas, ya que, generalmente, las partículas transportadas suelen ser pequeñas.

Las dunas

Las dunas son objeto de la acumulación de partículas depositadas cuando el viento pierde fuerza. Al mínimo obstáculo, las partículas se acumulan formando montículos hasta convertirse en duna.

Acción geológica de los glaciares

Los glaciares son agentes geológicos bastante erosivos. Su labor actúa según su dinamismo. El hielo va arrancando fragmentos de las rocas a medida que va deslizando por ella. Esta acción sería la de abrasión o corrosión.

Sobre las rocas calizas o cristalinas, esta acción provoca un efecto más pulido. La erosión del hielo sobre las rocas dependerá de las características de éstas. Sus factores como la resistencia, volumen y cantidad de partículas, influirá en el grado de erosión y la forma que obtendrá.

Alteración pre glaciar

Las morrenas son las materias y los depósitos que va arrastrando el glaciar. Existen varios tipos:

  • Morrenas de superficie. Son alimentadas por una serie de desprendimientos de vertientes cercanas.
  • Morrenas laterales. Cuando éstas son mayores cerca de los bordes.
  • Morrenas centrales. Cuando encontramos uniones entre dos o más glaciares.
  • Morrenas frontales. Son la que están en zona terminal del glaciar.
  • Morrenas internas. Éstas están en contacto con la capa de la superficie.

Los materiales pueden acumularse en los márgenes cuando se separan del hielo. Las posteriores corrientes de agua serán las encargadas de transportar esos materiales.

Formación de bloques rocosos

Cuando el hielo desaparece, se podrán observar trozos de lecho de roca que, tras ser levantados y transportados, se han acumulado en los depósitos glaciales, conocidos como témpanos glaciales. Estos bloques pasan a llamarse bloques erráticos.

La mayoría de los sistemas montañosos fueron modificados por la acción erosiva de estos glaciares. Las formaciones más características son el circo y el valle glaciar.

El circo. Dependiendo de la magnitud de la glaciación y características de la roca, el circo puede tener distintas formas y tamaños. Son depresiones semicirculares rodeadas de paredes escabrosas. Suelen aparecer en grupo separados de salientes.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El valle glaciar. Éstos son valles fluviales ocupados por franjas glaciares. Son caracterizados por su perfil longitudinal irregular (cuencas con o sin lago). Su perfil transversal también es irregular. Pueden albergar pueblos gracias a sus llanuras. Los que son afluentes, suelen estar colgados por las diferentes erosiones que han sufrido y sus distintas franjas. Los ríos que han ocupado estos valles se precipitan en forma de cascadas.

En las montañas, por encima de las nieves perennes, solo hay glaciares de circo. Sin embargo, en latitudes altas y en las grandes cordilleras, se encuentran glaciares de valle.

En la actualidad, en Alaska hay franjas de hasta 120 km, mientras que, en los Alpes, la mayor es de 33 km. Cuando las franjas llegan a un lugar más bajo saliendo de un valle estrecho, se extienden en lóbulos de piedemonte. Los glaciares locales tienen temperaturas de 0°C, por lo que se dan los procesos de fusión y recongelación. Las franjas suelen estar cubiertas de neviza y atravesadas por multitud de grietas y cavidades. Debido a la fusión, hay una circulación de agua interna y superficial. Este proceso colabora a la erosión arrastrando los materiales.

Acción geológica del ser humano

La agricultura es la acción que más erosiona a través del hombre. Éste ha ido transformando la estructura y la composición del suelo con las vertientes masivas. La acumulación de elementos no fértiles, han ido saturando los cauces de evacuación.

Al modificar y sustituir la vegetación espontánea por los pastos y cultivos, el suelo se vuelve más débil frente a la erosión. La revolución agraria fue la promotora de una agricultura que ha creado daños irreversibles en el suelo terrestre. El abandono de los recursos naturales, dan pie a una erosión muy acelerada.

La devastación de la vegetación natural causa importantes cambios en el régimen de escorrentía y balance hídrico. Esto podría dar lugar a la desertización.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Otras acciones geológicas que provocan erosiones por el ser humano son la construcción de embalses, carreteras, asentamientos urbanos, puertos, explotación de minas, canteras, etcétera.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos