Escrito por Tendenzias

Efectos de la contaminación radiactiva sobre el medio ambiente y la vida en la Tierra

La energía nuclear es un tipo de recurso energético que llamó la atención de los científicos desde los primeros descubrimientos sobre las radiaciones que emitían algunos de los elementos químicos, y funciona de manera en que se produce una fisión nuclear de los átomos del combustible nuclear por la que se obtiene este calor en forma de energía en los reactores nucleares.

Este tipo de energía es barata y efectiva pero no debemos olvidar que, aunque esta no genere gases de efecto invernadero, una vez que elementos radiactivos como el uranio dejan de ser útiles y funcionales en las centrales, estos deben ser aislados en cementerios radiactivos. De lo contrario, los efectos para el ser humano y la naturaleza son preocupantemente dañinos. Hablamos de un tipo de polución en concreto, la contaminación radiactiva. A continuación, veremos en estas líneas la contaminación radioactiva y los efectos que produce, tanto en la Tierra como en el ser humano.

Qué es la contaminación radioactiva

La contaminación radiactiva o nuclear es la existencia de sustancias o cuerpos  radioactivos que se hallan en nuestro entorno, cuyo origen puede venir de la mano de radioisótopos naturales o artificiales.

Entre las radiaciones naturales encontramos por ejemplo el radón o por otro lado radiaciones artificiales como el plutonio.

En lo referente a los residuos radioactivos naturales, algunos curiosos, sobre todos los que sepan que el radón se respira de manera habitual en cualquier parte del planeta, se preguntarán por qué entonces resulta perjudicial para nosotros. Sí, es cierto que su inhalación se produce continuamente a diario y eso es un hecho. El problema está en que, a veces los niveles sobrepasan el umbral de cantidad inofensiva, suele pasar en zonas con suelos de niveles elevados de radiactividad natural (ocasionalmente uranio), como ocurre en el noroeste de la península ibérica, en el subsuelo (incluso sótanos con poca aireación) o en las minas donde se respiran además numerosos gases dañinos para la salud. En dichos casos no se suele hablar de contaminación como tal, pero si se debe advertir sobre ello.

¿De dónde proviene la radiación?, ¿Qué la causa?

Como hemos mencionado anteriormente la radioactividad natural no se considera contaminación como tal sino niveles anormales de radioactividad, dicha definición se reserva para la radioactividad artificial, que viene dada por diversos factores:

  • En radioterapia se generan residuos contaminados (metales de las jeringas irradiadas, material de laboratorio usado previamente etc.)
  • Plantas nucleares. Emiten al medio sustancias radiactivas limitadas legalmente para estar por debajo de los límites legales. Igualmente, los residuos radiactivos pueden ser fuentes de contaminación.
  • Militar. Por los diversos ensayos se produce una liberación que aunque es despreciable no deja de ser sustancia residual.

Efectos de la contaminación radiactiva sobre el medio ambiente y la vida

El medio ambiente disfruta de un apacible equilibrio biológico que no debe alterarse, sin embargo algunos factores (gran parte de ellos producidos por el hombre) como este tipo de contaminación alteran su ecosistema y ocasionan unas consecuencias nefastas.

Efectos y consecuencias en el medio ambiente y la biocenosis

La actividad humana ha dejado una gran huella contaminante aumentando el nivel de radiactividad en el planeta.

La naturaleza se ve cada vez más contaminada (ya sea por radiación u otro tipo de agentes como los gases de efecto invernadero) uno de los culpables son los radionucleidos que se encuentran en el aire, las precipitaciones, el suelo, etc. Los cuales tienen su origen en las fugas que se producen en las instalaciones de plantas nucleares, las zonas que almacenan residuos o las armadas nucleares. Los radionucleidos pueden entrar en contacto con la biomasa, vegetación, hongos, algas, protozoos, bacterias, entre otros, y así, a través de esta, pasar a los animales y, finalmente, a los humanos.

Entre los distintos efectos que provoca la radiación en el medio encontramos:

  • Contaminación de las aguas por medio de los radioisótopos.
  • Penetrado de residuos en los suelos (que además de contaminar acaba empobreciéndolos e volviéndolos infértiles en su totalidad durante un largo período de tiempo) lo que tiene mucho que ver con el siguiente punto.
  • Alteración de la fauna y de la cadena trófica. Comenzando con los herbívoros los cuales se alimentarán de las plantas y la flora que ha sido contaminada provocando alteraciones, mutaciones o incluso la muerte, en ocasiones, por acumulación radiactiva ocurre lo mismo con los depredadores que se podrían alimentar de estos herbívoros.
  • Contaminación de los alimentos que pueden ser recogidos o procesados para el consumo humano.
  • A veces, si el nivel de polución del ecosistema determinado es considerable se producen daños directos hacía la biocenosis y biotopo por las ondas electromagnéticas radioactivas, las cuales producirían las consecuencias mencionadas en tercer punto añadiendo las mutaciones genéticas en las futuras generaciones.

Efectos y consecuencias en el ser humano

Ligado a lo anterior junto con unos cuantos más aspectos las consecuencias de la radiación en las personas se resumen en:

  • En el primer momento en el que el material radiactivo hace contacto con los alimentos, los contamina y los vuelve portadores de sustancias radioactivas. De esta manera, al proveernos de cualquier producto contaminado por radiación previamente, nosotros también nos contaminaremos por regla. En muchas ocasiones, las fugas radiactivas han arruinado el trabajo de muchos agricultores pues cosechas enteras se han echado a perder. Y no sólo eso, sino que también el agua que alcanza se ve contaminada volviéndola totalmente inservible.
  • Las radiaciones tipo gamma atraviesan nuestros tejidos e impactan en el ADN celular, produciendo mutaciones o diversos tipos de cáncer.
  • La radiación también se inhala (eso supone cáncer de pulmón, bronquios, u otros, casi asegurado).

También cabe mencionar que los efectos son acumulativos, esto es, que a partir de una pequeña cantidad de radiación las consecuencias son gradualmente más graves provocando en muchas ocasiones la muerte del individuo.

Entre los innumerables síntomas dependiendo de la intensidad de la radiación están: náuseas, vómitos, convulsiones, delirios, dolor general, diarrea, perdida de pelo, de dentadura, reducción de los glóbulos en sangre, hemorragias, esterilidad, cáncer, leucemia, cataratas, daño genéticos, daños nerviosos, cambio de color de pelo a gris…

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos