Escrito por Tendenzias

Efecto invernadero: Importancia de la atmósfera para los seres vivos

El efecto invernadero es un proceso necesario, aunque lo que se oye sobre él en los últimos tiempos, debido a las altas emisiones de dióxido de carbono causadas por el hombre, el concepto que tenemos sobre el efecto invernadero no es muy positivo que digamos.

¿Qué es el efecto invernadero?

IStock 179065708

Cuando el suelo de la Tierra se calienta, éste devuelve parte de la energía hacia arriba. Esta energía es la que se denomina “radiación infrarroja” emitida por la Tierra. La otra parte se queda en la superficie terrestre, en la Troposfera.

Con la energía acumulada en el suelo, se consigue que la temperatura del lugar sea agradable y soportable para la vegetación. Procesando con ello los múltiples beneficios para la vida en la tierra.

Sin embargo, el calor no se devuelve como debiera. La alta concentración de gases contaminantes emitidos por el hombre, hace que el calor rebote a la superficie terrestre con una intensidad mayor.

IStock 496580466

En condiciones normales, el calor que devuelve la Tierra debería ser expulsado a través de las capas de la atmósfera. De esa manera se disiparía gran cantidad de gases hacia el exterior y se quedaría el calor y los gases necesarios para la vida en el planeta. Pero como hemos comentado antes, la realidad es otra.

Os vamos a explicar la importancia que tiene el efecto invernadero en nuestra atmósfera.

El efecto invernadero natural

El efecto invernadero es un proceso natural necesario para la supervivencia en el planeta. El gas metano creado por descomposición vegetal, por ejemplo, no tiene una cantidad tan elevada como para contaminar nuestro planeta. De hecho, este gas es necesario.

IStock 453897319

Las plantas necesitan además del sol, dióxido de carbono para obtener una savia de calidad. Después de un proceso de asimilación, las plantas emiten oxígeno a través de sus hojas. Este es parte del proceso de la fotosíntesis, de una manera muy resumida, pero para que os hagáis una idea de la importancia que tiene la vegetación en nuestro planeta.

La Tierra necesita de esta vegetación, la vegetación dióxido de carbono, el ser vivo necesita agua. Los rayos que emite el sol, nos proporciona la luz necesaria, calienta la tierra, el calor crea vapores, los vapores se condensan y llueve. La vegetación nos proporciona oxígeno, el agua nos da de beber a todo ser vivo…

Si el oxígeno y el agua se vuelven ácidos por culpa de la contaminación… surgen cambios. Estos cambios se pueden traducir de varias maneras: alergias que nunca habíamos tenido, enfermedades de pulmón y cardiovascular, cáncer, defectos de reproducción en la vegetación, mutaciones en las bacterias y un largo etcétera.

IStock 539645662

Bueno en fin, lo que queremos transmitir, es que el efecto invernadero es una cadena natural necesaria para los seres vivos, siempre y cuando los gases sobrantes se disipen hacia el exterior.

El efecto invernadero contaminante

IStock 106594948

Este efecto invernadero es el causante del calentamiento global, y aquí es donde empiezan los problemas. Como siempre se ha dicho, todo puede ser malo en cantidades desproporcionadas. Y todo puede ser beneficioso en su justa medida.

El famoso CO₂ del que tanto se habla, es un gas que, en sí, es necesario en la atmósfera y no es maligno. De hecho, es necesario para la vida en el planeta. Este gas inoloro e incoloro, es vital para el ciclo biológico de las cosechas, y cualquier vegetación que hay en la Tierra.

IStock 519519486

Las moléculas del CO₂ se componen de dos átomos de oxígeno, y uno de ellos es el carbono. Este gas se puede disolver en el agua si la presión es la apropiada. En la atmósfera este gas se encuentra en estado gaseoso.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El CO₂ no es inflamable, ni tampoco tóxico. Se utiliza en el tratamiento de las aguas residuales y potables, además de en la industria alimenticia. Las bebidas gaseosas, por ejemplo, contienen CO₂.

Cuando las temperaturas y la presión son bajas, este gas puede llegar a convertirse en el denominado nieve carbónica.

En estos últimos tiempos, la alteración del Ciclo de Carbono en la atmósfera, debido a las altas y desproporcionadas emisiones del CO₂, se ha visto transformada.

Los principales gases necesarios en la atmósfera son, además del CO₂, el ozono troposférico, el metano y el vapor de agua. Estos gases son necesarios para crear el efecto invernadero natural, pero si los niveles aumentan considerablemente, la saturación en la capa de ozono hace que no se consiga expulsar lo sobrante, dañando así la capa de ozono.

Si la capa de ozono está dañada, ésta ya no podrá protegernos de los rayos ultravioletas malignos como debiera. Este problema ha afectado a muchas personas provocando problemas y enfermedades en la piel, el cáncer sería un ejemplo.

Por consiguiente, la acumulación de gases y de calor va en aumento y ese proceso conduce a un precalentamiento atmosférico que repercute en la superficie terrestre. Claro que, todo lo que repercute en el suelo del planeta,  a su vez, lo hace también con todos los elementos que se encuentra en él.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

A los gases contaminantes hay que sumarle la deforestación, con lo que el nivel de oxígeno que emitían los árboles ha descendido junto a ellos.

IStock 149046398

Como hemos comentado antes, el CO₂ puede ser absorbido por el agua. Esto quiere decir que, los océanos también están absorbiendo grandes cantidades de gases contaminantes. Esto también ha alterado las aguas, aumentando su acidificación y desestabilizando el pH de las mismas.

IStock 610021066

Todo este proceso de calentamiento global, está dando lugar a la futura desaparición de especies animales, tanto en el mar como en la Tierra. También da lugar a la mutación de bacterias que se han ido adaptando, enfermedades que se creían erradicadas y por las que hay que volver a estar alerta, una de ellas podría ser la malaria, por ejemplo.

IStock 95875110

El calentamiento global también hace que los glaciares se vayan derritiendo, y con ello el nivel del mar irá en aumento destruyendo a su paso muchas zonas costeras y desaparecerán muchos valles.

Todas estas consecuencias están destruyendo el bienestar de la vida en nuestro planeta. Desde luego se podría paliar este efecto si las precauciones no se dejaran de lado por un simple tema económico.

IStock 463087703

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos