Escrito por Tendenzias

Dormir en la Estación Espacial Internacional es fácil

Nos hemos acostumbrado al hecho de que allí arriba, a 360 kilómetros sobre nosotros, hay un grupo de personas que está realizando tareas de investigación para aprender más del Universo que nos rodea. Y que, como todos nosotros, tienen sus problemas cotidianos.

¿Nunca te has preguntado cómo duermen los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional? La respuesta es sencilla. Cada uno de ellos tiene un saco de dormir y lo único que requieren es atarse a algún lado, ya que si no se liarían a dar vueltas y a saber dónde acaban. Como dice Koichi Wakata, que ahora se vuelve a bordo del Endeavour después de permanecer cuatro meses y medio en el espacio, si no te atas bien a algo es posible que choques contra los ordenadores a bordo y, como diría una de las reinas de Youtube, la líes parda.

Eso sí, hay algo que echan de menos. La única astronauta de la misión Endeavour, Julie Payette, dice que lo único que echa de menos es una ducha. Igual que dormir en el espacio, donde no sientes tu peso, es genial, por la misma razón es imposible ducharse. Una ducha con agua cayendo sobre tu cabeza no funcionaría.

En la Estación Espacial MIR, rusa, y en la primera estación espacial de la NASA, el SkyLab, disponían de ducha, pero ahora tienen una especie de todo en uno, donde también lavan la ropa. También pueden lavarse el pelo. Dicen que es parecido a si estuvieras en una acampada.

Los miembros del Endeavour vuelven ya a casa tras permanecer casi dos semanas en el espacio. Está programada su llegada para el viernes.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos