Diferentes métodos de estudio de la Tierra: aportaciones y limitaciones

El planeta Tierra según todos los estudios que se han realizado a lo largo de la historia, es el único planeta del sistema solar (ya sea por sus materiales, como por su estratégica localización con respecto al Sol o su idónea atmósfera la cual se ha ido formando con el paso de millones de años) que reúne las condiciones óptimas para el desarrollo de la vida.

Pero esto no significa que sea el único planeta del universo en albergar estos perfectos requisitos, lo cual sería estúpido por su parte de asegurar si tenemos en cuenta el número de galaxias y sistemas existentes en el cosmos.

Incluso no podríamos decir con seguridad que fuera el único planeta con materia viva de nuestro sistema, ya que se trabaja en la forma de estudiar aquellos planetas que han dado indicios de ello, ya sea marte o incluso Júpiter.

Pero antes de analizar y explorar lo desconocido, habría que descifrar casi por regla el enigma que supone el planeta en el que vivimos. Para ello se emplean varios métodos a explicar a continuación que no dejarán indiferente a nadie.

Métodos directos

Los métodos directos se tratan de aquellos que se basan en el análisis y estudio de las características y estructuras de las rocas y distintos materiales que componen el planeta de manera superficial.

Se puede llevar a cabo este estudio por dos maneras:

El sondeo

El sondeo o sondeo geotécnico es un tipo de método mecánico, que se encuentra en el terreno del estudio geotécnico, y trata de conocer las características terrestres más relevantes. Se basa en microperforaciones, (entre 60mm-140mm) que, aunque no permiten la visión directa del terreno, a partir de ellos se pueden recibir testigos del terreno que ha sido perforado, así como algunas muestras o la realización de la introducción de diversos materiales en su interior con la finalidad de ver cómo reaccionan.

Existen varios tipos de sondeo en función de la finalidad:

  • Sondeo a presión (en suelos blandos).
  • Sondeo a percusión (o golpeo en suelos cementados o duros).
  • Sondeo a rotación (Terreno blando y cohesivo). Sondeo a rotación con extracción de testigo continuo, con o sin agua, mediante baterías simples o
  • Sondeo destructivo, como trépano, martillo o tricono.

El método que tiene más fama en España es el del sondeo helicoidal con sonda hueca.

Tras realizar el sondeo se pondrá un tubo de PVC de tipo ranurado dentro del sondeo, que estará preferentemente tapado.

Las minas

La explotación minera se define como la serie de acciones que se llevan a cabo para conseguir ciertas materias primas de una mina.

Las explotaciones mineras se ramifican en dos vertientes como son: minas a cielo abierto y minas subterráneas. En el primer caso, la sustracción de los recursos se lleva a cabo por medio de pesada maquinaria en la superficie del suelo. En cambio en el segundo tipo, las actividades se realizan bajo la superficie, claro está por medio del trabajo de los mineros, los cuales carecen casi totalmente de cualquier tipo de maquinaria debido a la inaccesibilidad de la misma.

Hay que tener en cuenta que además de los accesorios de seguridad que deben llevar las personas que ejercen este trabajo como es el de la minería, corren el riesgo de padecer futuros graves problemas de salud, provocados por la inhalación de distintos gases nocivos así como por los posibles derrumbamientos que puede conllevar la actividad.

Otro tipo de método directo sería el estudio de las rocas de origen magmático, de las cuales pueden recogerse muestras y llevarse a un laboratorio posteriormente tras las erupciones producidas en lugares de actividad volcánica.

Métodos indirectos

Métodos sísmicos

Podría parecerse al método ecográfico, la diferencia está en que en este caso en vez de ultrasonidos se estudian las vibraciones sísmicas ondulatorias producidas en el interior terrestre tras un terremoto, dichas vibraciones producidas por liberación energética se registran mediante un sismógrafo que realiza una representación de esas ondas a escala.

Los tipos de ondas que un sismógrafo puede representar son:

  • Las ondas L: Se propagan relativamente cerca de la superficie y con respecto el epicentro. De ahí su poder de destrucción.
  • Las ondas L Rayleigh: Ondean el suelo de manera circulatoria, parecido al efecto de lanzar una china a un charco.
  • Ondas L Love: Movimientos dispares, perpendiculares a la dirección de propagación.

Métodos gravimétricos

Los métodos gravimétricos consisten en que la distribución, composición y estructura terrestres vienen dadas por las alteraciones producidas dentro del campo gravitatorio. Por tanto estudia esta estructura como si de una gran maqueta habláramos de nuestro planeta.

Además gracias a este método conocemos la densidad media terrestre 5,5 g/cm3, y descubriendo así la mayor densidad que tiene el interior frente a la superficie.

Métodos magnéticos

Gracias a ellos ha sido posible recoger datos de vital importancia como vienen siendo la posición de los polos magnéticos a lo largo del tiempo (inversiones), su relación con la posición continental, la apertura y edad oceánica.

Métodos térmicos

Estudian la distribución geográfica del flujo geotérmico terrestre, sus rarezas y peculiaridades posibilitando así el establecimiento de hipótesis sobre las condiciones internas y su composición.

Métodos astronómicos

De aquí derivan tanto el estudio de los meteoritos como el análisis mediante imagen por satélite del planeta.

Basándose el primer punto en la hipótesis de que los meteoritos son fragmentos de un planeta desconocido, en algunos factores, con respecto a la Tierra.

Limitaciones a los estudios

Es imposible conocer con seguridad y al cien por cien la composición terrestre si la raza humana no puede alcanzar el núcleo terrestre, por razones simplemente biológicas y por las condiciones de temperatura y presión simplemente agresivas.

Aunque se tienen hipótesis de un núcleo metálico debemos recordar que la maquinaria humana más precisa en un sondeo por ejemplo, ha llegado a alcanzar de máximo unos 15km (cuando la tierra tiene casi 7000km).

Por otra parte no sabemos de las consecuencias que puede conllevar el socavar el radio terrestre, lo que para muchos estudiosos supondría una erupción a gran escala, que tendría resultados destructivos.

Como conclusión, la nuestro propio planeta seguirá siendo irónicamente y a groso modo todo un rompecabezas.

También te puede interesar:

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar