Escrito por

Proceso de fosilización y cambios que se producen

Evolucionar es algo más que un simple cambio anatómico con el paso de los años, sino que también es el culpable de que los seres humanos seamos los únicos en la especie animal capaz de cuestionarse su propia existencia.

Esta curiosidad de indagación sobre la trayectoria del ser humano a lo largo de la historia es la que, a través de distintas investigaciones, ha permitido descubrir el concepto de evolución.

Descubrimientos de tal magnitud no hubieran tenido lugar de no ser por pruebas físicas convincentes, entre las cuales se encuentran los fósiles.

Qué son los fósiles

Ante todo aclarar que la ciencia encargada del estudio de los fósiles es la paleontología mientras que la arqueología se centra en el estudio de las diferentes culturas y las civilizaciones pasadas, instaurando posibles relaciones con las civilizaciones contemporáneas. Además estudia los restos pretéritos del hombre, ahí es donde entra la antropología, una de sus subespecializaciones. En resumen, la arqueología es la que estudia los estilos de vida del pasado; concluyendo así que los arqueólogos no estudian el campo de los fósiles a diferencia, claro está, de los paleontólogos.

Los fósiles son los vestigios o las señales que demuestran que en el pasado se hallaban organismos activos y con vida. ​Tales restos, permanecen impregnados en las rocas de tipo sedimentarias, las cuales pueden haber sufrido transformaciones en su composición (por diagénesis) o por el contrario deformaciones (por metamorfismo dinámico) más o menos intensas.

Cómo se forman los fósiles

Previamente y con un organismo ya muerto, el agua aísla muchos elementos que provocan que el cuerpo se descomponga, eso se suma a la acción de algunas bacterias y microorganismos que consumen las partes restantes dejando el esqueleto intacto.

Una vez que el exoesqueleto queda sólo e intacto se distinguen varias fases posteriores en la formación de un fósil:

La sedimentación

Con el paso del tiempo los sedimentos van hundiendo el exoesqueleto. La erosión del medio así como los lentos movimientos de tierra ayudan al hundimiento. Los deltas de los ríos también van acumulando una cantidad considerable de sedimentos. Esto provoca que se aísle de manera total al fósil de la descomposición.

El tipo de sedimento será clave a la hora de conservar el fósil o incluso de identificarlo lo cual puede ser o no una fácil tarea, por ejemplo la arcilla permitirá que el fósil se conserve mejor que si este se encuentra impregnado en arena. Al igual que el tipo de sedimento, la composición química que este posea también influirá en el fósil futuro ya que algunos metales pueden hacer que diversos colores se adhieran a este.

La permineralización

La permineralización es uno de las formas más comunes a la hora de que se forme un fósil. Se da cuándo espacios que antes contenían gas o sustancias en estado líquido son rodeadas por determinadas aguas que contienen minerales disueltos. Posteriormente los minerales precipitan en el interior de estas, rellenan el espacio y mineralizan posteriormente.

Para que esta fase tenga lugar, es necesario que el organismo se entierre o se hunda recién la muerte ha sucedido o poco tiempo después, puesto que si se descompone no se conserva futuramente. Podemos decir así que el grado de descomposición previo al hundimiento condiciona también al futuro fósil.

Conforme los sedimentos van apilándose uno tras otro, las capas más inferiores se condensan por fuerza que ejercen las capas más externas. La presión acabará por convertir en roca estos sedimentos, aunque es un proceso muy largo.

La carbonización

Las altas presiones y temperatura a las que se halla un futuro fósil enterrado, puede provocar la liberación de O2 o H dejando así restos de carbón. Este proceso facilita enormemente la conservación a veces casi intacta del cuerpo.

Moldes y formas

A veces, los restos del organismo son eliminados la mayoría de las veces por disolución, pero su forma permanece en el sedimento y deja lo que viene siendo un molde. Se denomina contramolde si el hueco que se ha producido es rellenado de nuevo por diferentes minerales, cast. Si los minerales rellenan una al propio organismo, endocast.

Reemplazo

Algunos los minerales se adhieren a las partículas del sedimento, pegándolas y uniéndolas en una masa sólida. Con el tiempo se sustituye el hueso, concha… etc por la misma roca formando poco a poco el fósil.

Tipos de fósiles

Fósiles por petrificación

 Son los que observamos cuando se mineraliza un ser vivo antiguo y se forma una copia casi exacta en piedra. Mediante este proceso es posible la petrificación de cuerpos completos.

Por congelación

Son restos de seres vivos, que han quedado atrapados en hielo, se encuentran casi conservados en su totalidad debido a las bajas temperaturas. Son los más recientes.

Compresión

El ser vivo se deposita en una superficie blanda como puede ser lodo o ciertas arenas y queda posteriormente recubierto por sedimentos.

Impresión

 Son las huellas o surcos que los organismos dejaron en el suelo, tras su paso se han petrificado.

Inclusión

Los organismos quedan en el interior de ámbar o resina.

Localizaciones de importancia histórica

Hay distintas zonas geográficas a mencionar de gran importancia en el mundo de la paleontología como pueden ser el sitio fosilífero de Messel, donde se hallan fósiles casi totalmente conservados, como esqueletos articulados hasta contenidos de sus estómagos u otros diferentes órganos; Chengjiang, en la provincia de Yunnan, la cual aguarda numerosos fósiles marinos hallándose en  16 tipos diferentes de poríferos y unas 196 especies diferentes que apoyan la enorme diversidad de los organismos que habitaban la tierra millones de años atrás; Joggins, en Canadá, con el mayor cumulo de fósiles terrestres hasta hoy; África, que en general es el continente el cual es el rey de los fósiles de origen homínido por excelencia, puesto que allí se hallaron numerosos restos que corroboran la huella del hombre hace millones de años, como es el descubrimiento del ser humano con más antigüedad hasta hoy conocida como Lucy.

Aunque no solo se trata de fósiles si no de pruebas de la existencia de civilizaciones como las que hay en Zhukudian, Pekín o Sangiran.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?