Escrito por

¿De qué se alimentan los camellos en el desierto?

¿Te has preguntado alguna vez de qué se alimentan los camellos en el desierto? Los camellos son animales fuente de mitos populares. Por ejemplo, se dice de ellos que pueden sobrevivir durante semanas sin agua, ni comida pero, ¿es verdad esto?

¿De qué se alimentan los camellos en el desierto?

A pesar de que la creencia popular dice que la joroba de los camellos está llena de agua y por ello pueden pasar días sin beber, lo cierto es que la joroba de los camellos no está llena de agua, sino de grasa. Además, no son los camellos los que poseen una joroba, sino que tienen dos. En realidad los animales que tienen una sola joroba son los dromedarios, más alto y ligeros que los camellos, y también más rápidos y agresivos.

camello descansando

Algo que caracteriza a los camellos son sus inmensos labios, no aptos para besadores empedernidos. Esos amplios y curtidos labios les permiten lidiar con las espinas de casi cualquier planta del desierto, o sea que puede comer casi cualquier cosa, por muy dura o seca que esté. Obviamente las plantas son escasas en el desierto, y es por eso que los camellos están preparados especialmente para superar la escasez, y aprovechar a fondo cuando lo que encuentren.

El sistema digestivo de un camello lo ayuda a exprimir al máximo todo lo que pueda de las comidas infrecuentes. Esto lo hace digiriendo varias veces la comida en las tres cámaras que tiene su estómago. Y también están preparados a absorber al máximo la humedad de las plantas que comen, para así conseguir agua.

Luego todo eso que comen, lo almacenan en forma de grasa en su joroba. Puede acumular hasta 36 kilos de grasas sobre sus lomos. Después, a medida que el camello va consumiendo esas grasas, si es que no consigue alimentos, la joroba se va achicando, incluso cae la piel suelta a un costado si han consumido toda la grasa.

Por eso es difícil ver a un camello bebé con joroba, recién comienzan a acumular cuando ingieren comidas sólidas. Luego, tan sólo con volver a comer, una buena noche de sueño, y la joroba estará otra vez erguida.

Por lo tanto no es recomendable invitar a un camello a cenar, ya que puede llegar a tomar 75 litros de agua de una vez, sin contar que va a comerse todo lo que tenga a la mano sin parar.

¿De qué se compone la dieta básica de los camellos?

La mayoría de camellos que viven en libertad se extienden por los terrenos del desierto del Gobi, uno de los lugares más duros de la Tierra, tanto por sus condiciones climatológicas como por lo hostil de su terreno.

El desierto del Gobi es una enorme extensión a lo largo de la cual hay interminables terrenos llenos de dunas de arena, pequeños oasis, grandes llanuras áridas y paisajes rocosos e inaccesibles. Se trata de un entorno hostil en el que solo los animales mejor preparados, como el camello, podrían sobrevivir.cabalgando camello

Animales como el camello, acostumbrados a alimentarse de prácticamente cualquier cosa. Los camellos vagan por el desierto en busca de pastos, comiendo cualquier tipo de planta, sin hacerle ningún asco a cactus, plantas secas o espinosas, raíces, etc. Estos camellos han conseguido con el tiempo una gran tolerancia a las plantas con alto contenido en sal, por lo que pueden alimentarse de plantas que otros animales rechazarían.

Normalmente, a los camellos domésticos se les suele alimentar con hojas y plantas de todo tipo, y también con avena, maíz, trigo, y sobre todo con uno de sus alimentos preferidos, los dátiles.

Cabe destacar que mucha gente suele confundir a los camellos y a los dromedarios. Son los segundos los que tienen mayor capacidad para almacenar grasa en sus jorobas, ya que están acostumbrados a vivir en zonas de temperaturas más altas (noreste africano), donde se pueden alcanzar los 50 grados. Por su parte, los camellos tienen dos jorobas, y son originarios de zonas áridas de Asia central y, además del calor, también están acostumbrados a soportar temperaturas de frío extremo. En cualquier caso, ambas especies se parecen en que su alimentación herbívora incluye prácticamente todo lo que pueda ser aprovechable en un entorno hostil.

Para demostrar la resistencia de su organismo, cabe destacar que los camellos salvajes del desierto del Gobi se han establecido recientemente en esos territorios a pesar de que en esa zona se han hecho alrededor de 50 pruebas nucleares en las últimas cuatro décadas. Ante la ausencia de agua dulce potable, los camellos sobreviven bebiendo agua salada de las charcas. Estas charcas suelen tener una concentración mucho más alta de sal que el propio mar, y los camellos domésticos jamás lograrían subsistir bebiendo esta agua. Y de hecho, todavía es una gran incógnita para la ciencia cómo logran hacerlo los camellos salvajes.

En caso de que no encuentren comida o agua, los camellos son capaces de recorrer grandes distancias en busca de otras zonas donde abastecerse.

Cómo aguantan sin beber los camellos en el desierto

Cuando cualquiera de nosotros vemos la imagen de un desierto seguro que lo primero que nos entra es mucha sed, seguida de la angustia que supone la sensación que debe producir encontrarse en un lugar como ese a temperaturas extremas, y sin vegetación, alimentos ni agua a la vista que nos alivie. Bien es sabido que en el desierto, si bien lo primero que pide el cuerpo es hidratación, sin embargo, encontrar agua no es nada fácil.

camellos-en-el-desierto-2-camellos

Los camellos sorprendentemente son animales de carga que se utilizan para trabajar y atraviesan los desiertos llevando peso encima sin inmutarse por las altas temperaturas y resistiendo largas jornadas sin probar una sola gota de agua. ¿Cómo lo hacen?

Lógicamente los cuerpos están adaptados al hábitat en el cual tienen que desarrollarse y vivir. Y los camellos no iban a ser una excepción, por eso, los camellos tienen joroba que les permite estar hasta una semana entera sin beber.

Solemos confundir a los camellos con los dromedarios. Si bien son muy similares, son animales diferentes que reconoceremos porque el camello tiene dos jorobas mientras que el dromedario solo tiene una. Ambas especies están acostumbradas a soportar no solo la sed, sino también el calor y el frío extremos de países como Australia, África y Asia donde suelen vivir.

Como ya te habrás podido imaginar es en sus jorobas donde los camellos almacenan reservas de alimentos y de agua. Esto les permite resistir una semana sin beber y hasta diez días sin probar alimento sin desfallecer por ello. Y lo cierto es que lo sobrellevan muy bien, porque incluso pueden transportar mercancías y personas durante este tiempo en su larga travesía por zonas desérticas, con sus calurosos días y sus gélidas noches.

camellos-en-el-desierto-camello-mirando

El secreto de la supervivencia de los camellos y dromedarios en el desierto durante tantos días y sin beber podría estar en el hecho de que sus cuerpos eliminan muy poca agua y, de hecho, estos animales orinan muy poco y casi nunca sudan. De esta manera, ahorran en líquidos para no deshidratarse.

Hemos dicho antes que un camello puede aguantar hasta cerca de una semana sin ingerir ni una sola gota de agua, ahora bien, en época de frío, es decir, en el invierno cuando las temperaturas son bajas puede aguantar mucho más, llegando incluso a alcanzar los 50 días de supervivencia sin necesidad de beber.

Por el contrario, tenemos que advertir también que un camello sediento puede convertirse en un animal muy peligroso, en especial si huele que hay agua cerca, ya que como es lógico, querrá saciar su sed. Además, cuando el cuerpo del camello está deshidratado se enferma, negándose a comer y haciendo notar que se encuentran mal mediante lamentos y mostrando los ojos llorosos.

El camello puede llegar a morir si no bebe agua, por eso, aunque el índice de supervivencia sin agua de estos animales es alto, sin embargo, lo ideal es que beban a diario o, al menos, cada tres días. Cuando llevan demasiado tiempo sin beber, los animales terminan desfalleciendo y esto puede llevarles incluso a la muerte.

Caracterí­sticas de los camellos que les ayudan a sobrevivir en el desierto

Gracias a sus jorobas los camellos pueden acumular reservas de hasta 80 litros de agua que beberán de una sola vez cuando tengan oportunidad. Esto equivale al consumo de unos 20 litros de agua por minuto que, aunque nosotros de tan solo pensarlo pueda darnos dolor de estómago, a ellos les vendrá fenomenal para aguantar la estancia en zonas desérticas o donde el agua queda a difícil acceso de los animales.

camellos-en-el-desierto-camello-acostado

En periodos en los cuales no pueden conseguir agua los camellos recurren a sus jorobas para aliviar su necesidad de hidratación. Lo consiguen porque liberan hidrógeno de sus tejidos que se combina con oxígeno para crear agua. Cuando hacen esto su joroba se adelgaza, por lo que sabremos que un animal está deshidratándose o agotando sus recursos si observamos que su joroba adelgazó en exceso.

Pero no solo las jorobas del camello almacenan agua, su estómago también lo hace, y es que se compone de tres cavidades y en la panza cuenta con un centenar de celdas que se encargan de extraer y atrapar el agua de los alimentos que el camello ingiere para almacenarlos.

Hay que aclarar, por otro lado, que las jorobas son cúmulos de grasa que permiten al animal nutrirse cuando no hay alimentos.

El dromedario posee solo una joroba a diferencia del camello que tiene dos, sin embargo, el dromedario aguanta mejor las altas temperaturas.

Aparte de un estómago con celdas que atrapan, extraen y retienen el líquido de los alimentos ingeridos de jorobas con reserva de grasa que ayudan a la nutrición e hidratación del organismo, el camello tiene otras partes de su cuerpo adaptadas a las condiciones del desierto como son: callosidades en las patas que les permiten andar por todo tipo de suelos sin sufrir daños y grandes párpados que protegen de la entrada de polvo y la arena.

Además de esta doble cámara de almacenamiento de agua en el estómago y la joroba, los camellos tienen otra característica que les ayuda a aguantar sin beber y esta característica es que consiguen regular su temperatura corporal sin sudar.

Un camello hemos visto que pueden tomar de golpe unos 90 litros de agua pero es que si está sediento esta cantidad aumenta y puede tomarse hasta 120 litros para reponer sus líquidos perdidos.

Si mencionamos que un camello apenas orina para no perder líquido, hay que decir que sus heces también son especiales pues son muy secas precisamente para lo mismo, es decir, para no derrochar líquido.

Aparte, el cuerpo del camello tiene una capa de lanilla protectora que impiden que los rayos de sol caigan directamente sobre la piel protegiéndoles así del calor.

Te recomendamos leer otros artículos relacionados: Dinosaurios – Nombres, historia e información y Dinosaurios herbívoros

Galería de imágenes ¿De qué se alimentan los camellos en el desierto?

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos