Cuál es la ciencia que estudia la composición de la Tierra

El estudio de las ciencias abarca todo un completo grupo de disciplinas que van desde las más conocidas: biología, física, geología, matemáticas y química, pero también incluyen las ciencias aplicadas, como la medicina y la ingeniería. En fin último es comprender los fenómenos asociados a la naturaleza, sus leyes e interacciones. Pero el término ciencia […]

El estudio de las ciencias abarca todo un completo grupo de disciplinas que van desde las más conocidas: biología, física, geología, matemáticas y química, pero también incluyen las ciencias aplicadas, como la medicina y la ingeniería.

Planeta Tierra desde arriba

En fin último es comprender los fenómenos asociados a la naturaleza, sus leyes e interacciones. Pero el término ciencia va más allá de aquellas relacionadas con la naturaleza, pues existen otras áreas del conocimiento científico que permite establecer diferencias entre ciencias formales, naturales, humanas, sociales y las aplicadas que ya hemos comentado.

Todas ellas responden a criterios compartidos a la hora de tratar la información, y es que a la pregunta de qué es la ciencia, la única respuesta posible es el trabajo de análisis, estudio e investigación de los fenómenos sociales a través de la observación, experimentación y medición para dar respuesta a aquello que es desconocido.

Es decir, ciencia es todo aquello que sigue el método científico, y este puede ser puesto en práctica en las interacciones humanas, sociales, el estudio del medio ambiente y la naturaleza o, la que nos ocupa en este caso, la composición de la Tierra, a lo que da respuesta la geología.

¿Qué es la geología?

La geología es la ciencia encargada de estudiar y analizar la estructura, composición, dinámica e historia de la Tierra. En su ámbito de estudio también se incluyen los recursos naturales como la energía, los minerales y el agua, así como los procesos que repercuten en la superficie y el medio ambiente.

Se trata de una disciplina que va más allá de conocer qué tipos de rocas, minerales, materiales fósiles, paisajes y orografías encontramos en el planeta, pues por ejemplo los grandes desastres naturales también son analizados desde esta área del conocimiento.

La geología es una ciencia básica y fundamental para atender las necesidades de la sociedad, pues su impacto en nuestras vidas es directo y absoluto. La minería, la extracción de materiales del subsuelo o toda la explotación de gas y petróleo dependen del avance de esta ciencia.

Geología económica, los riesgos de vivir en un mundo finito, con recursos naturales que se agotan

Uno de los grandes ámbitos de estudio dentro de la geología es el aprovechamiento económico de esos recursos que se pueden explotar del planeta. Es lo que se denomina geología económica, que estudia los procesos formadores de depósitos minerales y la evaluación, técnicas para su búsqueda y explotación.

A rasgos generales esta disciplina tiene como objetivo estudiar las materiales del reino mineral que el hombre extrae de la Tierra para sus propias necesidades y comodidades. De este modo son ámbito de su estudio los recursos metálicos, los minerales industriales no metálicos y los combustibles.

Los recursos minerales son imprescindibles en nuestro día a día, pues son los que han permitido en los tres últimos siglos un avance hacia un estilo de vida moderno con acceso a calefacción, electricidad, combustibles baratos, abonos para fertilizar la tierra, materiales para construir viviendas, producción de medicamentos y materiales plásticos

La minería y la industria de los combustibles fósiles son especialmente relevantes en este sector, y en ellos se presenta un grave problema que es ya presente, la imposibilidad de seguir explotando esos recursos a ritmo tan elevado, pues en muchos casos ya se ha alcanzad su cénit máximo.

Geología y cambio climático

Uno de los enfoques de mayor calado de la geología en los últimos años es el cambio climático. Y lo es por un motivo evidente, el de comprobar cuánto de real es esa afirmación de que el ser humano está acelerando cambios que son naturales en los ciclos climáticos del planeta Tierra.

Desde un punto de vista geológico y global, el cambio climático y el calentamiento global no son un grave problema para la salud del planeta, pero lo que sí es peligroso es el ritmo acelerado de esos cambios para la habitabilidad del ser humano.

Los geólogos acuden a los registros sedimentarios para conocer diferentes episodios geológicos de la Tierra, así como al estudio de las capas de nieve acumulada en los polos, que determinan cómo de frías o cálidas han sido esas diferentes etapas del planeta.

La geología, como muchas otras ciencias, se enfrenta a un importante desafío desde hace décadas, y es la de encontrar soluciones que hagan más viables seguir explotando los recursos naturales que ofrece la Tierra pero sin superar un nivel máximo de sostenibilidad, para no tener que renunciar como Humanidad a comodidades que hemos logrado a base de esa extracción de recursos.

 

También te puede interesar