Escrito por Tendenzias

Criatura marina tan extraña que ve 12 colores primarios

En el fondo del océano subtropical, oculta entre formaciones rocosas, mora una de las criaturas más extrañas del mundo: el camarón-mantis o stomatopodo. Un crustáceo marino que en realidad no es ni un camarón ni una mantis, pero es parecido, de ahí el nombre. Es una criatura de unos 30 centímetros de largo, con una caparazón de colores variados, y un arma capas de mutilar un dedo de un buzo o de romper un acuario común y corriente. Pero esto no es lo excepcional en este animal, sino su visión: puede ver colores invisibles al ojo humano, ve al mundo en 11 o 12 colores primarios, contrapuesto a nuestros humildes tres colores con los que componemos todos los demás.

Pero para hacerlo más interesante, al camarón-mantis, un nuevo estudio descubrió que tienen la habilidad de ver diferentes formas de polarización de la luz, o sea direcciones en la cual vibra la luz.

Nosotros los humanos podemos ver la luz polarizada sólo desde hace algunas décadas, y sólo con la ayuda de tecnología, como cámaras digitales o polarizadores.

“El camarón mantis es una bestia extraña”, dijo Andrew White, de la Universidad de Queensland, uno de los autores del estudio, publicado en PLoS ONE, , Australia. “Y ahora descubrimos que esta especie puede ver un mundo invisible para el resto de nosotros”.

La mayoría de los animales pueden notar cuan rápido oscila el campo eléctrico de las ondas de luz, lo que es perceptible como color. Las luces azules oscilan o vibran más rápido que las verdes, por ejemplo, y ambas lo hacen más aprisa que el rojo. La dirección en que oscilan es conocida como polarización.

Muchos animales, desde los pericos hasta las hormigas, pueden ver en una polarización lineal, lo que ocurre cuando la luz sigue diferentes ángulos luego de que es reflejada por el agua. Las abejas y algunas aves utilizan la luz polarizada para navegar, y algunos peces y crustáceos usan la polarización para navegar también y para ver a sus presas. Pero el camarón mantis es el primer animal conocido que pueda ver tanto la polarización lineal y un tipo más raro llamado polarización circular.

La polarización lineal ocurre cuando el campo eléctrico de la luz oscila para hacia adelanta y hacia atrás en una línea recta. En la polarización circular la luz oscila dando vueltas circularmente.

No se sabe con exactitud para qué sirve ver la polarización circular de la luz, pero los científicos especulan que pude tratarse de una adaptación sexual, o sea una forma de ver señales sexuales.

Pero los autores del estudio descubrieron la misma estructura en los ojos tanto de machos como de hembras, y encima ninguno de los sexos tienen marcas en sus cuerpos que puedan ser vistas con la polarización circular. Ellos creen que el camarón mantis evolucionó con esta habilidad para detectar a las presas.

“Algunos de los animales que ellos suelen comer, son transparentes y difícile de ver en el agua”, dice White. “Sospecho que sus presas se encienden como árboles de navidad para estos camarones”.

Fuente: National Geographic (imagen)

EspacioCiencia.com

Newsletter