Cómo jugar a Rush Hour: el juego lógico de ThinkFun

Hora Punta es quizás uno de los juegos de mesa y lógica más populares de todos los tiempos. Un juego que destaca por su aparente simpleza, con una serie de vehículos y el modo de llegar a la salida pero que en realidad esconde cierta complejidad que no todo el mundo es capaz de superar […]
EspacioCiencia.com

Hora Punta es quizás uno de los juegos de mesa y lógica más populares de todos los tiempos. Un juego que destaca por su aparente simpleza, con una serie de vehículos y el modo de llegar a la salida pero que en realidad esconde cierta complejidad que no todo el mundo es capaz de superar y que además peude servir a los niños como un juego de matemáticas. Veamos a continuación, cómo jugar a Rush Hour: el juego lógico de ThinkFun.

Cómo jugar a Rush Hour: el juego lógico de ThinkFun

Creado por Think Fun, Rush Hour es un juego que no solo se plantea como un reto divertido para los niños sino que además permite desarrollar habilidades que tienen que ver con la geometría así como la resolución de problemas, sin olvidarnos de la lógica.

El juego nos plantea una situación en la que estamos atrapados en el tráfico junto con 4 camiones grandes y 11 coches. Y la pregunta es ¿Puedes llegar a la salida?. Para ello tendremos  que mover nuestro coche rojo, moviendo además los coches y camiones que nos rodean.

Para jugar a Rush Hour tenemos además 40 cartas y 4 niveles que pasar (desde principiante hasta experto) y aunque parece fácil, para llegar al final se necesita mucha paciencia. De hecho, es un juego de inteligencia y habilidad en el que debemos estar atentos a todos los movimientos que hacemos.

Cómo se inicia el juego

Como hemos indicado, Rush Hour cuenta con 4 niveles de juego (principiante, avanzado, profesional y experto) de modo que para comenzar a jugar tenemos que elegir uno de los niveles. En cada uno de ellos, encontramos un total de diez cartas y cada una de estas, cuenta con un patrón en el que vemos un dibujo que representa el tablero de Rush Hour, en el que aparecen camiones y coches colocados de un modo determinado.

Cada carta o tarjeta, plantea así un reto sobre el tablero que tenemos que superar. En el patrón mencionado veremos que aparece también nuestro coche rojo, de modo que tenemos que cogerlo junto al resto de vehículos representados, y colocarlos sobre el tablero.

El objetivo del juego es sacar el automóvil rojo del atasco que hayamos formado a partir de lo indicado en la carta.

Podemos mover los coches y camiones que nos dificultan el paso hacia delante o hacia detrás, sin saltarnos nunca la vía o línea del tablero en el que se encuentran. A partir de los movimientos que hagamos, podremos ir moviendo también nuestro coche, de modo que finalmente lo podamos sacar por la salida. La solución completa de la secuencia de movimiento está impresa en el reverso de cada carta de desafío.

¿Por qué Rush Hour es uno de los mejores juegos para niños?

La característica que hace que este tipo de juego sea especialmente adecuado para niños de 6 años en adelante es su estructura «en capas» (principiante – intermedio – avanzado – experto) que permite al niño aprender estrategias cada vez más complicadas, logrando así resolver gradualmente situaciones más complicadas.

Otro aspecto interesante es el doble valor de estos juegos, que son juegos de mesa, pero también se pueden usar como un juego de «viaje» porque son muy compactos.

De hecho, el tablero es de un tamaño reducido y además las cartas las podemos llevar guardadas en un pequeño compartimento que se incluye en el tablero, mientras que los coches y camiones se pueden llevar en la bolsa de tela que el juego incluye para ellos.

Además, aunque teóricamente es un juego para jugar en solitario, es tan divertido que una vez comencemos a pasar niveles y lleguemos a los más avanzados, querremos que nuestros familiares o amigos nos ayuden a resolver cada reto.

El juego en sí tiene un aspecto sencillo y tal vez esto es otro de sus atractivos. Que parezca un simple juego que imita a los juegos de bloques pero lo cierto es que es mucho más y prueba de ello es que no solo lleva más 25 años a la venta, sino que además siempre aparece en las listas de los mejores juegos de matemáticas y de lógica para niños, así como en las de los mejores juegos de mesa.

Las distintas versiones de Rush Hour

Ahora que ya sabéis cómo se juega a Rush Hour de ThinkFun, el clásico juego de lógica podemos añadir que dado su éxito y popularidad, con los años la empresa ha lanzado varias versiones, que aunque mantienen su planteamiento inicial, lo cierto es que difieren en algunos aspectos.

De este modo, actualmente podemos encontrar en el mercado tres niveles de juego que son:

Rush Hour clásico

Es la versión de Rush Hour que os hemos explicado. La primera que se puso a la venta hace más de 25 años. Como ya hemos mencionado, tenemos 15 vehículos (entre coches y camiones), un coche rojo, 40 cartas y 4 niveles. El objetivo es mover el coche rojo hasta la salida a partir del patrón que indique la carta en cada nivel.

Pone que es apto para niños a partir de 8 años, pero lo cierto es que basta proponerle a un niño de 6 años alguno de los retos del nivel principiante para darnos cuenta que puede entender qué es lo que debe hacer y seguro que se anima.

Rush Hour Deluxe

Es el mismo juego, pero en una edición de lujo en la que nos encontramos con variaciones que tienen que ver con el diseño. En este sentido, nos podemos encontrar 11 coches metalizados, así como un nuevo compartimento en el que guardar las tarjetas.

Por otro lado, los retos se aumentan hasta un total de 60 con 5 niveles de dificultad.

Rush Hour Jr

Es la versión para niños más pequeños de 8 años. El mismo juego pero con niveles y retos aptos a partir de los 6 años. El tablero, cartas y coches son sin embargo, los mismos.

Con cualquiera de las tres ediciones, los niños van a poder pasar horas y horas jugando a los distintos retos del juego. Puede que para algunos, el nivel principiante es demasiado sencillo, pero lo cierto es que pronto nos damos cuenta de qué modo el juego se complica hasta el punto que seguro habrá tardes en las que el niño tendrá que dejar el juego con el tablero y todo formado para seguir con la partida al día siguiente.

4.40 / 5
4.40 - 4 Votos

También te puede interesar